martes, 7 febrero 2023 2:56

Uber Eats pierde la batalla del reparto en plena crisis sanitaria

El cierre de los establecimientos de restauración está ahogando a las empresas del delivery. Cada vez son más los negocio de hostelería que cierran por la crisis sanitaria, y eso está afectando a los gigantes del reparto de comida a domicilio en España: Just Eat, Glovo, Deliveroo y Uber Eats. Este último sufre una desaceleración en su volumen de negocio muy superior a la competencia.

Mientras las búsquedas de Uber Eats apenas generan un 4% de tráfico, el más sólido y victorioso del sector supera el 5%. Hablamos de Glovo, que en estos tiempos de confinamiento está consolidando su fortaleza en el mercado del delivery en España. El informe sobre las compañías de reparto a domicilio en Europa, publicado por JP Morgan, y que está centrado en cómo les ha afectado la crisis sanitaria saca a relucir la situación de Uber Eats.

Uber Eats Merca2.es
La actividad de Uber Eats en los últimos días (JP Morgan)

De poco sirven las promociones y descuentos que ofrece Uber Eats a sus usuarios, pues el cierre del sector de la restauración ha afectado a su volumen de negocio. Hace más de 15 días que el país se mantiene en estado de alarma, y aunque los primeros días todas las empresas de delivery registraron un boom en la demanda, la segunda semana de confinamiento (23 de marzo) ha precipitado a Uber Eats a una caída superior a su competencia.

Una de las principales causas de al gran caída de Uber Eats es, según los analistas, el cierre de McDonald’s. Si bien la cadena de hamburguesas genera en torno al 50% de los pedidos de Uber Eats, el cese de su actividad ha hecho perder presencia en el mercado. Aunque el cese de la actividad de restauración de forma general sería el factor principal.

Los importantes descensos en los pedidos que registran tanto Uber Eats como su competencia en la última semana son más pronunciados España, Italia y Francia. Sin embargo, los meses de abril y mayo serán definitorios para el transcurso de la actividad de las empresas del delivery, pues los especialistas en el sector apuntan a una caída del 20% en el número de pedidos.

ALTERNATIVAS PARA SOBREVIVIR

Frente a la pérdida de volumen de negocio en los pedidos de restaurantes, Uber Eats como Deliveroo se ha sumado a la entrega de la compra del supermercado, algo que ya hacía Glovo. El incremento de la demanda de este servicio ha abierto los ojos a la empresa de reparto propiedad de Uber, y ha puesto a sus riders a repartir la compra.

Como en el reparto de comida a domicilio, las alianzas entre marcas son un garante para los actores. En este sentido, la nueva línea de negocio que esta experimentando Uber Eats todavía no ha encontrado un acuerdo con supermercados, aunque podría darse en los próximos días, según adelantaba La Vanguardia.


- Publicidad -