sábado, 16 octubre 2021 5:05

Cinco lecciones para teletrabajar: no la líes parda en un mes

Empieza a ser una realidad que la cuarentena de aislamiento va a durar más de 15 días. Eso implica que teletrabajar será la única opción para muchas empresas. Al menos, las que puedan hacerlo. Por eso, hay que tener muy claras una serie de pautas si la situación se alarga más allá del periodo del Estado de Alarma.

Y es que una cosa es trabajar un par de días en casa, y otra muy distinta es hacerlo de manera recurrente durante un mes. Ante este contexto, hay empresas que ofrecen consejos sobre cómo afrontar la situación. Podemos extraer de SumaCRM unas lecciones para que cada día sea igual de productivo que en la oficina o el lugar de trabajo habitual.

1- En primer lugar el ambiente. Una casa, en el fondo son ‘cuatro paredes’ por lo que, trabajar desde el salón hace que tu casa entera se convirtiera en una oficina. Esto es un grave error si hay más personas trabajando pues es un espacio en el que no se puede jugar, ni hablar, porque siempre puedes molestar al otro.

2- El aseo debe ser una rutina habitual como si fuéramos a salir de casa. Nasa de dejarlo para última hora del día. Uno de los primeros errores que solemos cometer cuando empezamos a teletrabajar es aprovechar para dormir un poquito más, para hacer cosas de la casa, para ver la tele, etc. Unas interrupciones estas que matan la productividad. Es por ello por lo que es importante establecer hábitos como por ejemplo ducharnos según suena el despertador.

3- El teléfono, si es un elemento de trabajo, que sea solo para trabajo, y este cerca. Otro de los inconvenientes que presenta el teletrabajo si no nos lo planteamos correctamente es el uso del móvil a cualquier hora y desde cualquier rincón del hogar.

4- La nevera, si en el trabajo es un lugar de uso normal, en casa también lo debe ser. Uno de los principales efectos físicos del teletrabajo es el aumento de peso al que generalmente va asociado. El truco que ofrecen estos expertos para no engordar es ‘no pasar hambre’.  

5- Limpiar en el instante. Teletrabajando la casa se suele ensuciar más y mucho más rápido. La regla de limpiar y recoger después de los desayunos/comidas/cenas no suele funcionar. El hogar se vuelve a ensuciar enseguida y la vida familiar se resiente mucho porque siempre hay alguien que recoge más. Es por ello por lo que aplicar la máxima de que, si vemos algo sucio, debemos limpiarlo en ese mismo momento funciona. Sorprendentemente nos daremos cuenta de que así dedicaremos menos tiempo a limpiar.


- Publicidad -