domingo, 29 enero 2023 14:44

Este es el mejor medicamento para dejar el tabaco (y solo se le receta a algunos)

El tabaco es el responsable de la mayoría de las muertes y cánceres a nivel mundial. No obstante, sigue habiendo fumadores. La consejería de Salud de España es consciente de este problema y de los gastos que los enfermos por culpa del tabaco suponen al país, por lo que ha decidido actuar sufragando gran parte de un nuevo tratamiento para dejar de fumar a partir de enero del 2020. Esta fecha suele ser en la que se proponen las buenas intenciones para el año próximo y en casi todas las listas aparece el dejar de fumar.

El fármaco en cuestión en la VARENICLINA, de la marca Champix. En enero de 2020 se empezará a financiar este fármaco que es de los que mejores resultados ha dado a la hora de dejar de fumar. Alrededor de la mitad de las personas que siguen el tratamiento con VARENICLINA consiguen su propósito y no vuelven a fumar.

En Navarra ya han probado este medicamento para dejar el tabaco unas 85 mil personas ya que en esta comunidad ya ha sido financiado y los resultados han sido bastante favorables.

Sin embargo, hay una serie de pautas y restricciones a seguir para poder tomar este tratamiento. Veamos cómo es todo el proceso.

VARENICLINA para dejar el tabaco

tabaco medicamento Champix

La VARENICLINA es un fármaco de la casa Champix creado para dejar el tabaco. El precio una vez subvencionado rondará entre los 80 y 86 euros. Eso dependerá del tipo del tratamiento que el facultativo especifique.

Existen en el mercado las siguientes variantes de las cuales Sanidad financiará:

  • Champix 0,5 mg de 56 a 86,48 euros.
  • Champix 0,5 mg y 1 mg 11x 0,5 mg + 14 x 1 mg + 28 x 1 mg a 80,07 euros.
  • Champix 1 mg de 56 comprimidos a 83,28 euros.

No entrará dentro de la financiación el envase de Champix 1 mg 112 comprimidos. Sin que esté recetado, el precio variará en base a la duración del mismo:

  • Inicial de 4 semanas por 125 euros.

En los 60 y 90 días siguientes puedes optar por el pack económico de continuación:

  • 4 semanas por 130,01 euros.
  • 8 semanas por 91,14 euros.

Al igual que sucede con todos los medicamentos, el importe está expuesto a revisión anual para ver que entra dentro de lo que la ley establece y se podrá incrementar o disminuir su precio.

Requisitos 

cigarro suelto

El que te receten el medicamento para dejar el tabaco está sujeto a una serie de restricciones y tan solo podrá ser una vez al año. El factor principal para entrar dentro del tratamiento financiado es el de tener voluntad real de dejar de fumar. En segundo lugar, es necesario que el paciente tenga adicción real a la nicotina y fume más de diez cigarros al día. Cosa que si eres fumador habitual es lo más normal.

El tratamiento también va ligado a unas terapias complementarias a las que hay que acudir para una mayor concienciación y funcionamiento del mismo. Según donde residas serán un tipo u otro de programa para deshabituarte al consumo de tabaco. Estos cursos son obligatorios si quieres seguir con el tratamiento financiado.

El médico te realizará una evaluación mensual para ir viendo si está funcionando o no y en base a eso continuar o no con las pastillas. Después de superar el periodo del mes de tratamiento se te recetará otro de doce semanas más.

El tratamiento contra el tabaco

El tratamiento es de un total de tres meses si el médico ve que estás cumpliendo los términos requeridos para continuar. El fármaco es efectivo para abandonar el hábito del tabaco porque consigue que los síntomas de dependencia disminuyan.

  • Minimiza la dependencia.
  • Ansias de fumar.
  • Abstinencia al tabaco.
  • Reduce los efectos gratificantes del tabaco en el cerebro.

A las cuatro semanas de estar con el tratamiento y haber dejado el tabaco las estadísticas de no volver a coger un cigarro se duplican. En las ocho semanas de haberlo dejado se multiplican por cinco y a las doce por once. Esto demuestra que realmente el fármaco funciona y que la idea de que pueda ser financiado por el Estado esté dentro de la lógica.

[td_block_11 custom_title=»» separator=»» post_ids=»187810″ limit=»1″ css=».vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}» tdc_css=»»]

Lo importante para dejar de fumar es que quieras hacerlo. Existen muchos tratamientos para dejar de fumar, no obstante, si tú mismo no estás concienciado del daño y lo que limita tu calidad de vida no conseguirás dejarlo. También tienes que tener en cuenta que tan solo uno de cada diez fumadores que intentan dejarlo por sí solos son capaces de conseguirlo, el resto vuelve a caer.


- Publicidad -