lunes, 27 septiembre 2021 9:03

El lío de Arias y Duato con Hacienda pone en la picota a ‘Cuéntame…’

El Grupo Ganga le ha facturado casi 200 millones de euros a RTVE tras casi dos décadas de relación. Fue en septiembre de 2001 cuando la compañía de Miguel Ángel Bernardeau puso en marcha ‘Cuéntame cómo pasó’, brillante serie nostálgica que se puso en antena el día que cayeron las Torres Gemelas.

Su recibimiento no fue acogido con calor: la serie mostraba una familia de clase media que entraba en el candoroso capitalismo franquista mediante electrodomésticos, coches y viajes. El padrinazgo de Aznar, el hecho de que la serie había sido rechazada por Antena 3 y la mirada cómplice hacia la dictadura convertían el producto en carne de cañón para ser polémico.

Pero nada de eso se produjo: la serie marcó una época por su calidad. ‘Cuéntame cómo pasó’, es evidente’, es uno de los mejores productos que se han emitido nunca en las seis décadas de historia de Televisión Española.

Esta ficción multipremiada se ha convertido en patrimonio audiovisual español por su acierto a la hora de retratar varias épocas recientes de nuestra historia. Pero tanto éxito ocultó la bomba de relojería que se ocultaba en su interior.

UN FUTURO INCIERTO

‘Cuéntame cómo pasó’ no tiene el éxito de antaño, en 2003 superaba los seis millones y medio de seguidores semanales y arrasaba con más de un 40% de share. Pero aun así mantiene una parroquia de fieles más que digna: cada jueves sus capítulos son seguidos por más de dos millones de espectadores y su share supera el 14%, cifra muy meritorio al emitirse en una cadena que ronda el 10%.

'Cuéntame...'
Imanol Arias.

María Galiana señaló hace unos días que los seguidores de ‘Cuéntame…’ están de enhorabuena:RTVE ha adquirido dos nuevas temporadas de la serie, que alcanzará como mínimo su tanda número veintidós.

Pero habrá que estar atentos para comprobar quién encabezará su reparto. Y es que el tándem que abre cartel, Imanol Arias y Ana Duato (mujer del productor de la serie), se enfrentan a una petición de 28 años de cárcel por los presuntos delitos fiscales que cometieron al contratar al despacho Nummaria.

PROBLEMAS PARA ‘CUÉNTAME…’

Arias podría llevarse una multa de nueve millones de euros y la Abogacía del Estado dice que el despacho «facilitaba a sus clientes estructuras jurídico económicas que eran diseñadas, implementadas y gestionadas por el despacho con la única finalidad de asegurar la opacidad de las operaciones económicas de sus clientes, bien frente a la Hacienda pública, bien frente a otras terceras personas físicas o jurídicas».

El actor, según la Abogacía, «contrató los servicios del despacho Nummaria con el fin de mantener una estructura societaria artificiosa cuya finalidad era la ocultación de rentas», es decir, sus «importantes ingresos procedentes de su participación en una serie de televisión».

El protagonista de ‘Cuéntame…’ está que trina: «Ya dije lo que tenía que decir. Devolveré todo el dinero y cumpliré con lo que se me diga. No puedo ni quiero decir nada. No puedo colaborar con el juicio paralelo, llevamos tres años con esto».

ALIVIO

Algunos actores han salido de ‘Cuéntame…’ echando pestes sobre Imanol Arias. Es el caso de Juan Echanove, que no se habla con su compañero de correrías televisadas, y de Pilar Punzano, que le buscó el mentón: «Este señor (Arias), que a la mayoría le parece entrañable, jamás me preguntó cómo estaba en cinco años. No sabe nada de los delitos que han cometido contra los derechos de los trabajadores dicha productora en mi caso ¿o sí?».

'Cuéntame...'
Imanol Arias.

El Grupo Ganga es según Punzano un nido de delitos: «Si no somos tan indecentes como vosotros tratáis de destruirnos. 14 años recibiendo entre 20 y 15 millones de euros al año que os repartís entre cuatro mientras los técnicos se las ven y se las desean para cobrar sus horas extras; que os sumáis al oportunismo de la crisis para retirarnos las botellas de agua del plató al tiempo que abrís una SICAV valorada en 13 millones de euros«.

«Que nos descontáis a 19 trabajadores un dineral sin que aparezca ningún concepto que lo declare en las nóminas, pero por los que yo sí que pago impuestos. Los contratos abusivos y un largo etc… Brilláis con maquillaje en la cara pero en el corazón solo tenéis telarañas», añadió.


- Publicidad -