lunes, 20 septiembre 2021 6:19

Los once grandes fracasos de José Pablo López al frente de Telemadrid

Telemadrid sigue rondando el 5% de share y nada en la zona baja de las teles autonómicas a pesar de sus éxitos pretéritos. Pero el aguirrismo, manipulación y saqueo, hundió el barco y José Pablo López no lo está levantando tras cumplir tres años en el cargo de director general de la corporación pública.

El problema que se está encontrando la tele madrileña es su ineficacia: el porcentaje de estrenos que se estabilizan en parrilla es mínimo y algunas de las grandes apuestas lanzadas se saldan por fracasos.

LOS FALLIDOS FORMATOS DIARIOS DE JOSÉ PABLO LÓPEZ

‘120 minutos’ (que cuenta con el equipo del extinto ‘Las Mañanas de Cuatro’), ‘Está pasando’ y ‘Madrid directo’ son tres ofertas en directo que se han hecho un hueco en antena junto a otros productos como ‘Buenos días, Madrid’ o ‘El Madroño’.

No tuvo tanta suerte ‘Atrápame si puedes’, concurso diario de la factoría de Jaume Roures (que fue jefe de López en La Sexta). Este formato, que cuenta con exitosas versiones en Euskadi, Aragón, Baleares, Comunidad Valenciana y Cataluña, naufragó con Luis Larrodera al frente.

José Pablo López
José Pablo López durante una entrevista en el ‘Telenoticias’. Foto: Telemadrid.

También fue retirado ‘Hazlo por mil’, nueva versión del recordado ‘Lo sabe, no lo sabe’ (que consagró a Juanra Bonet). Y también cayeron el espacio de sucesos ‘Tras la pista’ (cuyo equipo procedía, al igual que López, de Trece) y el espacio matinal ‘En boca de todos’, que venía a restaurar a Alicia Senovilla en la franja matinal.

EL IMPOSIBLE PRIME-TIME

El horario de máxima audiencia le está resultando imposible a José Pablo López, que ha visto fracasar a formatos de todos los gustos. Uno de los más caros fue ‘La víctima número 8’, serie de Roures que también se vio por la tele vasca ETB.

La actualidad tampoco le ha funcionado en este horario: antes de las elecciones cayó el espacio de debate ‘Turno de palabra’, que tenía en su sala de máquinas al mítico productor José Miguel Contreras, y hace unos días fue cancelado ‘La solución’.

Formatos más ligeros corrieron idéntica suerte: el reality-show sensacionalista ‘La báscula’, el concurso gastronómico ‘La cuenta, por favor’ (que venía contrastado en Euskadi y Cataluña), los ‘Aquellos maravillosos años’ de Toñi Moreno o ‘Sexo y etcétera’, regreso de Lorena Berdún tras el recordado ‘Me lo dices o me lo cuentas’.

ONDA MADRID 8.000 OYENTES

Peor le van las cosas a la emisora radiofónica pública Onda Madrid, que según el EGM suma 8.000 oyentes diarios a pesar de que el ente de medios de comunicación madrileño cuenta con una partida anual de 80 millones de euros, y grandes profesionales como Juan Pablo Colmenarejo, Nieves Herrero o Félix Madero.

Cierto es que no todo ha sido negativo en estos tres años de López, que ha dotado a las ‘Telenoticias’ de una pluralidad desconocida en la última década. Bajo su mandato también se han mimado a pequeñas productoras, se ha relanzado La Otra y el canal internacional, se ha apostado por loables productos culturales y sociales en diversos soportes y se ha dignificado al deporte femenino.

UNA GUERRA INFAME

El mayor mérito de José Pablo López en estos tres años es haber mantenido a raya al partido del Gobierno: Telemadrid informó con honestidad sobre la caída política de Cristina Cifuentes.

La presidenta comenzó en noviembre una campaña contra Telemadrid: «Los medios públicos son esenciales, pero ahora mismo no todos lo son. Ahora mismo estamos en un momento en el que tenemos grandes fragmentaciones de la audiencia».

«Tenemos televisiones de pago, audiencias fragmentadas por internet, dónde los jóvenes prácticamente no lo consumen, dónde tenemos HBO, Netflix, etc… Tenemos una gran fragmentación de la oferta informativa y televisiva», añadió.

Díaz Ayuso aseguró que «una televisión como Telemadrid son 80 millones de euros al año que lo sufragan los ciudadanos. Le pido austeridad y que cumpla con las cuenta, que por ahora es lo que está haciendo. Cuando se dice que es esencial, ya no lo es tanto por lo que he explicado. Por ejemplo, lo que nunca podría parar es un hospital, el metro o un colegio. Esos son servicios que catalogo como esenciales, pero no tiene más que eso. Es una cuestión meramente económica».

NO ES UNA CUESTIÓN MERAMENTE ECONÓMICA

Lo de Telemadrid es una cuestión de poder: el PP cree que le pertenece y la controlaría si no fuese porque Ignacio Aguado (Ciudadanos) hace pinza con el centro-izquierda en esta materia.

José Pablo López le contestaba: «Las radios y televisiones públicas nunca podrán ser sustituidas por Netflix o HBO. Es una cuestión de calidad de nuestra democracia. Disponer de una información neutral y no mediatizada por intereses económicos o partidistas es, más que nunca, una necesidad básica».

Inmaculada Galván, histórica de Telemadrid y conductora de ‘Madrid directo’, también hacía lo propio: «Hoy comienza la nueva temporada de los informativos aquí en esta casa, Telemadrid. Con alguna cara que van a conocer y el con afán de servicio público para todos ustedes. Porque sí, Telemadrid es servicio público».

Miguel Ángel Rodríguez, afirmó hace unos meses que «el director general y el de Informativos de Telemadrid forman parte de una trama de contratos irregulares que arrancó cuando presidía el Garrido. Se les ponen difíciles las cosas. A los tres».

José Pablo López
José Pablo López se mantiene en el cargo.


- Publicidad -