El truco para reducir el consumo de azúcar en una semana

El azúcar es el mayor responsable de la diabetes tipo dos, de la obesidad y del sobrepeso. Una dieta saludable acompañada de ejercicio diario son las claves para tener una calidad de vida razonable y evitar enfermedades.

Los alimentos con azúcar se han instaurado en tu vida y lo ves como algo normal. Sin embargo, su consumo en exceso es altamente perjudicial tanto para mayores como para niños. La diabetes tipo 2 y la obesidad están afectando cada vez a más menores.

Lo recomendado es que la ingesta total diaria de azúcar no sea más del diez por ciento de la calórica total. Cuando comes un dulce al rato tienes ganas de otro. Esto se debe a que tu organismo cuando recibe sacarosa hace que la glucosa de la sangre suba al igual que la hormona que la controla que es la insulina para poder contrarrestarla y bajarla; al descender el cuerpo vuelve a pedir azúcar y así continuamente.

Existen algunos trucos para rebajar el consumo de azúcar a la semana que puedes llevar a cabo.

Evitar las bebidas con azúcar

coca cola

Tanto niños como adultos están excediendo su consumo de bebidas azucaradas. A veces de forma consciente y otras sin saberlo. El mayor responsable del elevado consumo de azúcar son los refrescos.

Una lata de Coca Cola tiene unos niveles de azúcar elevadísimos, además de cafeína. Los batidos y los zumos que se le dan a los niños pensando que son saludables también tienen demasiada azúcar.

Cuando comes debes sustituir el refresco por agua. El cuerpo necesita agua para su buen funcionamiento, puedes estar sin comida más días que sin agua. Una forma de que los niños consuman menos azúcar es cambiando los zumos por piezas de fruta fresca. Estas contienen fructosa y mantiene sus propiedades al contrario que los zumos.

Para dejar los refrescos tan solo tienes que ir manteniendo unas pautas y cumplirlas. Si los tomas en las tres comidas, ve bajando de forma paulatina. Rebájalo a dos durante unos días, luego a una y así hasta que lo elimines de tu dieta. Evitarás kilos de más y sustos indeseados.