domingo, 2 octubre 2022 14:43

Así es el negocio alternativo eólico: aerogeneradores de segunda mano

Surus Inversa no se limita a desmantelar parques eólicos, sino que aborda su desimplantación desde los principios de la economía circular. Y lo hace promoviendo una segunda vida para los equipos y materiales retirados, reduciendo la cantidad de residuos generados o fomentando su aprovechamiento energético y buscando soluciones eficientes a la eliminación de residuos, si es que no pueden valorizarse desde un punto de vista económico.

Y es que los primeros parques eólicos que se instalaron en España suman años y restan eficiencia. El desmantelamiento es la salida de muchos de ellos, y las soluciones de “logística inversa” que propone Surus entran en juego en estos finales, pero marcando nuevos comienzos. La compañía subasta por Internet molinos desmantelados para que sigan girando en parques eólicos de otros países.

El parque de El Perdón (Navarra), la instalación eólica comercial más antigua del país y la primera puesta en marcha por Acciona, cumple 25 años. No en vano, España, el quinto país del mundo en potencia eólica instalada con 24.834 MW, afronta el reto de aumentar sus megavatios eólicos para alcanzar los objetivos de reducción de emisiones de gases contaminantes marcados por el Ministerio para la Transición Ecológica. Este desafío plantea una encrucijada al sector: extensión de la vida útil de los parques actuales o repotenciación de los mismos. Los que se decantan por la segunda opción necesitan desmantelar los parques para instalar aerogeneradores modernos y eficientes. Surus propone deshacerse de los equipos antiguos y, que más allá de suponer un coste, reporte unas ganancias a los promotores eólicos.

El primer caso de éxito de Surus fue el desmantelamiento del parque eólico de Malpica, que buscaba repotenciar sus instalaciones tras más de 20 años aprovechando la furia del viento gallego para la generación de energía. Situado en los términos municipales de Bergantiños y Pontesco (A Coruña), la compañía se encargó además de la reforestación posterior del parque propiedad de Pemalsa, participada por el grupo Elecnor. “Se dejó el terreno como estaba, se replantó con vegetación autóctona”, ha explicado la responsable de Marketing de Surus Inversa, Patricia Vela, a MERCA2. Pero, si aquí han cubierto un ciclo de vida, ¿cómo acaban estos aerogeneradores en países como, por ejemplo, Panamá? “Porque se subastan a un precio muchísimo más barato respecto a uno nuevo, tanto que merece la pena asumir los costes del transporte marítimo”, ha asegurado Vela.

Y eso que transportar estos colosos del viento no es tarea fácil, “por sus dimensiones, mover las palas resulta lo más complicado, el fuste y la góndola se pueden desmontar y estibar”, para su traslado. “A pesar de llevar 20 años funcionando, tanto los 69 aerogeneradores como los 15 centros de transformación –de Malpica- se encontraban en perfecto estado para ser reutilizados. Surus se encargó de comercializarlos en mercados secundarios para que otras economías como India o Cuba pudiesen aprovechar dicha tecnología a un precio más asequible sin la necesidad de emplear recursos naturales para volver a producirlos, al tiempo que recuperaba valor económico para el parque”, tal y como refleja la propia compañía en la información publicada sobre este proyecto.

VIDA ÚTIL Y RENDIMIENTO DE LOS AEROGENERADORES

Según datos de la Asociación Eólica Empresarial (AEE), en 2020, casi la mitad de la potencia eólica instalada en España habrá superado los 15 años de funcionamiento, de la que más de 2.300 MW superarán los 20 años. Las alternativas ante la finalización de la vida útil de un parque eólico son la repotenciación o la extensión de su vida útil. La repotenciación implica el desmantelamiento y sustitución de los aerogeneradores existentes por otros nuevos avanzados, de mayor tamaño y eficiencia que incrementan la capacidad de generación para la misma cantidad de viento. La extensión de la vida útil se basa en la prolongación de la vida certificada de los equipos mediante una mejora operativa de los aerogeneradores y sustitución de algunos componentes, con el objetivo de mantener una disponibilidad mínima bajo condiciones de seguridad garantizada.

Precisamente, cuando los equipos están preparados para una prolongación de su vida útil son perfectamente aprovechables para proyectos en otros países que están viviendo ahora su propia “explosión eólica” en palabras de Vela. “Hablamos de una vida útil teórica, pero no práctica, por eso las maquinas retiradas aquí, están funcionando a pleno rendimiento en otros lugares”, ha afirmado la responsable de Marketing de la firma, en declaraciones a MERCA2.

EL DESMANTELAMIENTO DE ZAS Y CORME

La compañía eléctrica portuguesa EDP se planteó este 2019 la renovación de los parques eólicos de Zas y Corme, también en Galicia, para lo que encomendó a Surus el desmontaje y venta de equipos. El desmantelamiento de Zas “ya se ha completado, con el 100% de las máquinas vendidas como útiles” ha manifestado Vela. “Corme se encuentra en una Zona de Especial Protección de las Aves (ZEPA), por lo que todo el proyecto se ha hecho en base a la regulación vigente”, respetando las restricciones en cuanto al uso de maquinaria y ruidos.

“Hay tecnología nueva, las energéticas quieren ser lo más eficientes que sea posible” ha comentado Vela, “con la repotenciación de los parques, donde antes tenías 69 máquinas ahora produces la misma electricidad con siete”, además, prosigue, “en las Comunidades Autónomas en las que se pagan impuestos por cada máquina, la repotenciación sale más rentable”.

En concreto, en Galicia, la región con más viento de España y pionera en la generación eólica nacional, el Gobierno autonómico, implantó un canon eólico para recaudar por cada molino eólico en pie. Este canon, además, es progresivo, por lo cual cuantos más molinos instalados por parque, más alta es la cuota a pagar. Un motivo más que impulsa la economía circular aplicada al sector eólico. Y Surus lidera el negocio de la segunda mano de los molinos de viento, que sopla con fuerza dentro y fuera de España.


- Publicidad -