miércoles, 1 diciembre 2021 3:36

Cuidado con financiar compras en Navidad: deudas que no acaban nunca

Los españoles gastarán este año entre comidas, cenas, regalos y viajes de Navidad un 2,2% más que el año pasado. La cantidad media ascenderá a 944 euros (frente a los 924 de 2018). El gasto se incrementa por cuarto año consecutivo, según American Express. Y muchos prefieren financiar sus compras con microcréditos o tarjetas revolving. Los expertos avisan: la deuda no acaba nunca.

Más de 4 millones de consumidores optarán en estas fechas por alguno de estos productos. Y se estima que pagarán más de 233 millones de euros solo en intereses. Recurrir a una “solución” como esta puede salirnos muy cara y sus consecuencias alargarse mucho más allá de las vacaciones de este y varios años más, explican desde Reclama Por Mí, la plataforma especializada en la defensa del consumidor.

Las cenas de empresa, las comidas familiares y las salidas con los amigos siguen siendo importantes para los españoles cuando llega la época navideña. De hecho, la partida de gasto dedicada al ocio es la que más aumenta esta Navidad. España está por encima de la media de los países europeos, según Deloitte.

Aunque a nivel general, España se sitúa en el segundo lugar del ranking de gasto estimado para esta campaña navideña, superado por el Reino Unido, que mantiene el primer puesto. Diciembre continúa siendo el mes preferido por los españoles para hacer las compras, sobre todo la primera quincena. La última semana de diciembre y el mes de enero repiten como las fechas con menor intención de compra.

¿CÓMO PAGAMOS?

Según el estudio realizado por American Express, este año el 64% de las compras navideñas se pagará con tarjeta, mientras que el 28% del gasto navideño se abonará en efectivo. Serán los más jóvenes, la Generación Z, los que usen principalmente el efectivo. El 8% restante se divide entre tarjetas regalo, financiación o transferencias.

Entre las “principales trampas” que esconden los productos como microcréditos o tarjetas revolving, a los que Reclama Por Mi cataloga de usura (en centenas de casos), están unos intereses muy por encima de los del mercado. Hasta 2, 3 y 4 veces superiores al interés medio concedido por el Banco de España.

El interés nominal anual en la mayoría de los afectados supera el 20% sin contar las comisiones que surjan durante el contrato. Como la de apertura, los gastos notariales, los devengados por avales concedimos por entidades diferentes a las que concede el préstamo, primas de seguro concertadas a favor de la entidad con un tercero o comisión de estudio.

Y si se suma al interés nominal, el TAE se eleva por encima del 24% en la mayoría de las tarjetas revolving y microcréditos. En alguno de los casos recibidos y gestionados por esta plataforma en relación con reclamaciones de microcréditos han encontrado intereses del 2.333 % TAE.

EL PRÉSTAMO SE ALARGA AÑOS Y AÑOS

Por otra parte, está la falta de transparencia. Y es que muchos de los titulares de este tipo de productos desconocen lo que les queda por pagar o llevan años pagando y, pese a que han devuelto el crédito principal con creces, la deuda sigue existiendo de forma perpetua.

Además, cuando preguntan lo que les queda por pagar no hay respuesta o si la hay, es confusa y no coincide con el tiempo que llevan pagando y la deuda que contrajeron. “Una deuda que nunca acaba”, es el denominador común del que se quejan la mayoría de los afectados.

Los abusivos intereses hacen que, por muchas mensualidades que se abonen del préstamo inicial, este “siga y siga”. Los afectados sufren una “absoluta persecución” por parte de la entidad que les concedió el préstamo si dejan de poder pagar.

AMENAZAS

La plataforma explica que algunos afectados han recibido varias llamadas al día (incluso a su trabajo o familiares) indicando que debían dinero a la entidad, creando demandas falsas y amenazando con “quitarles la casa”. Y la explicación es que muchos se niegan a pagar por no tener el dinero o porque piensan que ya han saldado su deuda.

En este sentido, destacan que el Tribunal Supremo considera que si se cumplen los requisitos para considerar que un crédito infringe la Ley de Represión de la Usura se deberán considerar abusivos y por tanto nulos.

La norma, dictada en 1908, fija los requisitos para considerar que un préstamo es leonino: aquel que fije un interés «notablemente superior al normal del dinero» y que sea «manifiestamente desproporcionado con las circunstancias del caso».

LA JUSTICIA ESTÁ DE PARTE DEL CONSUMIDOR

A día de hoy casi todas las Audiencias de España se han pronunciado con una respuesta casi unánime: los préstamos con un TAE superior al 20% son usurarios y por lo tanto son nulos. Desde la plataforma explican que muchas veces, el usuario “por simple desconocimiento” cree que no puede hacer nada para acabar con tan complicada situación.

Pero «no es así”. Cada vez son más las personas que deciden reclamar y las plataformas que explican como acabar con la pesadilla. En su caso, cuentan con numerosas sentencias favorables que les dan la razón, declaran ilegales las condiciones y obligan a las entidades a devolver dinero a los afectados.


- Publicidad -