domingo, 3 julio 2022 12:53

Bizum: una historia de amor, rapidez y confianza

Bizum entiende perfectamente la rapidez con la que hoy en día queremos tener las cosas. Por eso su operativa, mover dinero entre particulares, es instantánea. Nació en 2016 centrado en el pago entre particulares, pero desde este verano permite el pago en comercio electrónico. Una transacción que tan solo lleva 30 segundos.

Empezaron “en fase piloto”, pero ahora cuentan con la colaboración de 100 empresas. El futuro pasa por alcanzar las 5.000 y por supuesto, llegar a la tienda física, pero ya en 2020. Así lo explica el director general, Ángel Nigorra en un encuentro.

[td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”206754″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

Su historia es, sin duda, una historia de amor y confianza. Bizum cuenta ya con más de 5 millones de usuarios. Y su objetivo es cerrar 2020 con 12 millones, un proyecto “ambicioso” reconoce Nigorra. La clave de su éxito está en la inmediatez y también en la sencillez del pago.

TRES PASOS

Por ejemplo, el pago en comercio electrónico (ya disponible en Iberdrola, Decathlon o Destinia, por ejemplo) se hace en tres pasos que requieren unos 30 segundos. Así, si se quiere comprar unas entradas de cine en Yelmo Cines, uno de los comercios donde ya está disponible, el proceso es el mismo de siempre. Pero ahora, al pagar saldrá también la opción de hacerlo con Bizum.

Elegida esta opción, el usuario se identifica con su número de teléfono. A continuación, el banco valida la operación con un código y fin del proceso. “Son pasos que la gente tiene bastante interiorizado” detalla. Este nuevo método de pago llega ya bajo la nueva directiva de pagos europea PSD2, e incluye la autenticación reforzada.

El director general de Bizum aclara que el truco está en la rapidez. “El pago con tarjeta se demora más”. La ventaja es que el usuario no pierde tiempo buscando el número de tarjeta porque el número de teléfono “me lo sé”.  El código que da el banco, es un pin que sirve para todas las futuras compras y que se puede modificar.

SIN INTERMEDIARIOS 

En su opinión, ahora el usuario cuenta con distintas opciones “y tiene que elegir”. Pero el hecho de pagar con el teléfono “de cuenta a cuenta en tiempo real” sin instrumentos intermedios cree que será “determinante”.

Bizum cuenta ahora con grandes distribuidores y está abierto a cualquier comercio nacional o internacional, pero con web en España. En este sentido, Nigorra aclara que gigantes como El Corte Inglés o Amazon se están estudiando y lo lógico será que se vayan incorporando.

Cómo ya adelantó en una entrevista con MERCA2, el director de Bizum apuesta también por el salto internacional, aunque reconoce que es un proceso complejo “porque hay varias iniciativas” y falta generar una solución de pagos a nivel europeo.

Así, ve factible que el año que viene cuenten con alguna experiencia de operabilidad “pero no de forma extensible” y además tardará “más” en llegar.

LA CLAVE ES LA TARJETA

La clave está en la tarjeta (de crédito o débito). Muchos compradores se muestran incómodos con que la mayoría de alternativas al tradicional pago con tarjeta, incluyan una herramienta que también va asociada a la tarjeta.

PayPal es el servicio pionero en pagos online y también el más antiguo. Empezó en 1998. Pero está vinculado a la tarjeta. Además, para poder pagar con él tienes que introducir el correo electrónico y la contraseña.

Desde hace unos años las opciones son varias y no paran de crecer. Por ejemplo, si quieres hacer una compra en Destinia tienes la opción de pagar con tarjeta bancaria, rellenando todos los números e introduciendo un código. Con Paypal. También con Bitcoin y Altcoins, donde se recomienda el uso de las distintos Wallets dependiendo de si se paga con Ethereum, EOS Bitcoin, Bitcoin Cash, Dash o Litecoin. Bizum y Amazon Pay, donde las transacciones se vinculan a la cuenta de Amazon.

En otros comercios también se ofrece Google Pay, un método con el que puedes utilizar tu móvil para pagar en establecimientos una vez configures tu tarjeta de crédito, y con el que también puedes pagar en algunos comercios online. Pero no es compatibles con todas las tarjetas de todas estas entidades.

A BIZUM SE LE ESCAPA ING

Otro de los éxitos de Bizum es ser un proyecto conjunto con la banca española. Y cuenta con la representación del 96%, aunque le falta ING. Esta entidad dispone de otra iniciativa, Twyp. Que además presenta la particularidad de que funciona con todos los bancos, y no es necesario ser cliente de ING para utilizarla.

En este sentido, Ángel Nigorra aclara que las entidades con las que aún no tienen acuerdo están en “negociación y contacto, pero es una decisión suya”. El objetivo de Bizum para 2020 es triplicar las transacciones, hasta los 180 millones de euros por más de 9.000 millones y en este proceso seguir integrando comercios, que aportarán unos 10 millones.

En sus planes está mantener su políticia de comisiones y que sean los bancos los que fijen con sus clientes la política comercial. “Es un principio básico e inquebrantable, en cualquier momento puede fijar un precio por usar Bizum”.

El negocio de este método de pago está en la tarifa que ellos cobran a los bancos, es la que constituye su cuenta de resultados. “A más transacciones tendremos más recursos para invertir, incluso dar dividendo” destaca. Pero su objetivo es tener “una cuenta equilibrada” y seguir invirtiendo en el desarrollo de producto


- Publicidad -