sábado, 1 octubre 2022 7:42

ACS, la constructora más expuesta a la desaceleración europea

Estación subterránea de cercanías de Marienhof, en Alemania. ¿Presupuesto? 197 millones de euros. ¿Constructor? ACS. Esta fue una de las obras claves conseguidas por el grupo presidido por Florentino Pérez durante 2018. Una ‘alegría’ que puede tornarse ‘tristeza’. No por la obra en sí, sino por lo que puede venir de ahora en adelante.

Ya lo anticipó ACS en su memoria del año 2018: “El escenario macroeconómico en Europa viene marcado principalmente por las tensiones e incertidumbres políticas en algunos de sus estados miembros, lo cual influye notablemente en el crecimiento previsto para los próximos años”. Alemania, la locomotora europea, no está siendo ajena a estas circunstancias.

En 2019, según el FMI, su crecimiento será del 0,5%. “Alemania tiene un cuadro clínico en el que crece muy poco”, dijo Emilio Ontiveros, socio de AFI, durante un encuentro organizado por Mutualidad de la Abogacía. Y añadió: “La estructura demográfica de la eurozona golpea el crecimiento”. Es decir, que tanto Alemania (como locomotora), y la eurozona, se encaminan a una ‘japonización’ de la economía: bajo crecimiento, poca inflación y una sociedad envejecida.

Uno de cada diez euros que ingresa ACS en construcción procede de Europa

¿Y cómo podría afectar a las constructoras españolas? Si nos centramos en la actividad puramente constructora, ACS sería la más perjudicada. “Si hay una crisis a nivel europeo habrá cierta recesión por lo que ACS se vería afectada”, señala César Fernández Tajes, director de ISBIF School. Según Andrés Aragoneses, analista de Self Bank, “hay riesgo de un posible efecto contagio y que la potencial recesión se expanda a otras zonas de Europa, zona que supone algo más del 10% de la facturación del grupo presidido por Florentino Pérez”.

ACS tiene una filial potente en Alemania (Hotchtief). Las ventas durante 2018 fueron de 1.423 millones de euros, con un beneficio neto de 37 millones de euros. “El Grupo ACS tiene identificados cerca de 50.000 millones de euros en proyectos PPP [asociación público privada] para los próximos años principalmente en Alemania, Reino Unido y España en infraestructura de transporte”, subrayaba la compañía en su última memoria. Pero si Alemania se estornuda, el resto de países se constipa. Por no hablar del Brexit. Y la construcción se para.

EL PESO DE ACS

Si repasamos los datos de las principales constructoras españolas, vemos que, cada vez más, su actividad meramente constructora se va desinflando poco a poco. Tanto Ferrovial como FCC tienen menos del 10% del Ebitda en construcción. Sacyr, aproximadamente, un 30%. En ACS oscila entre un 50% y un 55%. Y en OHL supera el 80%.

Por tanto, y dejando fuera OHL, que tiene sus propios problemas específicos, la que más podría sufrir es ACS. “En ACS el peso de la construcción es mayor”, indica César Fernández Tajes. Cierto que sus principales ventas se dan en Estados Unidos y en Australia. Pero España representa el 10%, aproximadamente. ¿Alemania? Sobre un 3%. Pero si la ‘gripe alemana’ se extiende a otros países de la eurozona, acabaría dañando sus cuentas.

[td_block_11 custom_title=»» separator=»» post_ids=»209225″ limit=»1″ css=».vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}» tdc_css=»»]

Por ventas en el área de construcción, Estados Unidos está a la cabeza, con 14.086 millones de euros, seguida de Australia: 6.814 millones. A continuación, España (1.453 millones). ¿Y Alemania? 898 millones. Otro país europeo con presencia de ACS es Polonia: 431 millones. En cartera, Alemania y España están a la par: 2.316 y 2.386 millones de euros, respectivamente.

CapturaaLEMANIA Merca2.es

¿Políticas expansivas del gobierno alemán supondrían un empujón para ACS? “La potencial ralentización de la economía y la escasa munición con la que contamos en el plano monetario requiere que los gobiernos actúen fiscalmente para prevenir al máximo posible una recesión”, apunta Andrés Aragoneses. Y concluye: “Si los gobiernos deciden invertir en infraestructura, ACS se encuentra bien posicionada para ganar contratos de construcción, más si tenemos en cuenta la adquisición el último año de la concesionaria Abertis”.


- Publicidad -