viernes, 28 enero 2022 12:07

Esto es lo que afecta al consumo eléctrico el cambio de hora

Esta madrugada del 26 al 27 de octubre, se producirá el cambio de hora. En este caso, a las 3 de la mañana, serán las 2 de la mañana, sumándole así una hora al domingo. El cuerpo se encuentra en una encrucijada con el cambio de hora dos veces al año. Este tema siempre presenta una discusión constante, pues hay quien considera que no es bueno para la salud. Hay que apostillar que hay algunos países que no realizan este cambio por no estar de acuerdo.

Muchos quieren que este hábito semestral no se produzca, no importándoles los beneficios que puede generar. El principal motivo del cambio de la hora es el ahorro energético o eficiencia horaria, pues a mayor cantidad de horas con sol, menos se consume la electricidad por parte de los ciudadanos. Se hacen coincidir las actividades más cotidianas y más normales con las horas de luz natural, sobre todo, durante las primeras horas de la mañana.

Cambio de hora y consumo eléctrico

en España se hace un cambio de hora dos veces al año

Según informes españoles se asegura que el cambio de hora puede bajar hasta un 5% el consumo eléctrico en cada hogar español. Esto supone un verdadero ahorro de 300 millones de euros aproximados a nivel nacional.

Al realizar el cambio de hora, se dispone de diferentes horas de luz solar (mayor o menor cantidad dependiendo de la época del año) y cambia la forma de consumo de la gran mayoría de los hogares y centros de trabajo. Con el ajuste de la hora se consigue no subir la demanda en las primeras horas del día, coincidiendo cuando los ciudadanos se levantan y arreglan para poder ir al trabajo o comenzar el día.

Por contra, hay que darse cuenta que se producirá un aumento del consumo eléctrico en las últimas horas del día, siempre y cuando el cambio de hora sea el segundo del año. Al anochecer más pronto, habrá que encender la luz mucho antes. Los estudiosos dicen que el ahorro que se produce por la mañana siempre compensa el gasto extra por la tarde y que incluso baja el consumo diario global.

Tips para ahorrar en consumo eléctrico

El cambio de hora (el retraso de la hora), afecta a los ciudadanos que tienen tarifas de discriminación en los horarios. La franja de los períodos de facturación variarán. La franja más barata comprenderá desde las 22.00 horas a las 12.00 horas. El período donde se producirá más consumo será desde las 12.00 horas a las 22.horas.

Consejos para ahorrar en el consumo eléctrico

Con el cambio de hora, lo que más se ahorra es en consumo eléctrico, pero, por contra, la salud puede verse trastocada. Se puede seguir una serie de tips para notar el ahorro mes tras mes.

Los electrodomésticos que consumen más electricidad (lavavajillas, lavadoras…) se deben de poner en las primeras horas de la mañana (donde el consumo es más bajo). Ventilar la casa todos los días nada más levantarse, sin necesidad de tenerlas abiertas horas, con tan sólo quince minutos será suficiente para que todo el aire del hogar se renueve.

Cuando hace frío, el sol es capaz de calentar la casa. Hay que subir la persiana para que los rayos del sol calienten el hogar. Ventilar mientras se pone la calefacción es un error, pues el calor acumulado se irá fuera. Los grados aconsejables son de 18 a 21 grados cuando es invierno. Aumentar la temperatura de la calefacción para conseguir más calor no sirve para nada, pues dispara el consumo eléctrico a cotas muy elevadas.

Por la noche, hay que darle un descanso a la calefacción o radiador. El calor acumulado en el hogar durará siempre que la casa tenga un buen aislamiento y unas buenas ventanas.

Afecta al organismo más de lo que parece

En Europa y en España se cambia la hora dos veces al año para poder aprovechar la luz del sol. El cambio de hora se hace cuando se produce un cambio de estación.

¿Cómo afecta el cambio de hora en el organismo? El cambio de primeras no se nota, pero si se profundiza, sí. Afecta a nivel psíquico y físico. A cada persona le afecta de manera diferente, según el sexo, la edad e incluso por el estado de salud y patologías crónicas. Lo que sí se puede afirmar es que el cambio de hora afecta a todos y a todas.

Durante los dos o tres primeros días (dependiendo de cada uno) se experimenta un pequeño jet-lag. Se puede notar cansancio, insomnio, irritabilidad, estrés… El reloj del organismo interpreta el horario nuevo como una ruptura del sueño y del descanso. El cuerpo necesitará un período de adaptación. Muchos estudiosos exponen que el horario de invierno es el que le vendría mejor a España durante los 365 días del año.

Ventajas y desventajas de los cambios horarios

Ventajas y desventajas en invierno

En España, se lleva una hora de diferencia con su tramo horario. Si se dejase el horario de invierno, se acercaría a este. De esta forma amanecería más temprano y así los hábitos de sueño y de alimentación tendrían que ser adaptados. Además, se dormiría mejor.

La desventaja de este horario es que se perdería una hora de luz natural. Esto afectaría al estado anímico, pues a más oscuridad, mayor estado negativo. Las actividades fuera del hogar se acortarían y esto implica que se esté menos feliz.

Ventajas y desventajas del cambio de hora en primavera

La ventaja del cambio de hora en primavera se notaría en las horas de sol de las que se puede disfrutar. Con este cambio, los ciudadanos estarán más activos y saldrían más a la calle.

Como se ha comentado, la luz solar influye en el estado de ánimo. Al haber más luz solar al día, la población sería más feliz según muchos estudios. No hay que pasar por alto el beneficio en el sector económico (consumo eléctrico y turismo en la zona). Muchos visitantes buscan en España lo que no tienen en sus países: el sol.

Las desventajas de este cambio de hora también existen. Si no se cambia la hora en este tramo del año, amanecería sobre las 9.30 horas. Por culpa de ello, la productividad bajaría y se retrasarían todos los hábitos del día a día: comer, dormir… Parece que todo está medido, pero no muchos están contentos con estos cambios que parece ser que vuelven locos a la población, aunque se consiga reducir el consumo eléctrico.


- Publicidad -