lunes, 3 octubre 2022 19:43

Uber descarta volver a Barcelona con la regulación actual

Uber descarta volver a dar servicio de Uber X, el de vehículo de alquiler con conductor (VTC), en Barcelona en tanto no cambie la actual regulación que obliga a pedir uno de estos coches con una antelación de al menos quince minutos.

«No tenemos fecha en la que contemplemos la vuelta, y además es algo que no depende de nosotros«, aseguró el director de Uber en España, Juan Galiardo.

Uber ha tenido contactos con el Govern de Cataluña manifestando su «disposición a buscar una regulación justa»

«La actual legislación restricitiva de la Generalitat, única en el mundo, es incompatible con la inmediatez del negocio de Uber X», añadió el directivo quien, por contra, destacó que su negocio de VTC en Madrid es uno de los más relevantes de Europa.

Uber dejó de operar en Barcelona a comienzos del pasado mes de febrero, coincidiendo con la entrada en vigor de la nueva regulación que aprobó el mes anterior la Generalitat, coincidiendo con las movilizaciones que se registraron entonces tanto de taxis como de VTC.

A pesar de todo ello, Galiardo asegura que Uber ha tenido contactos con el Govern de Cataluña, ante el que siguen manifestando su «disposición a buscar una regulación justa que no deje a nadie atrás». «Queremos que haya una regulación, pero una buena regulación», remarcó en directivo.

CIUDADES CON MÁS VTCs

Madrid y Barcelona son las dos ciudades en las que mayor número de VTC circulan. A principios de agosto, en la capital se contabilizaban 8.033 de estos vehículos, más de la mitad del total del país (15.082 licencias), mientras que en la Ciudad Condal se registraban 2.073.

No obstante, en el caso de Barcelona, Uber dejó de operar en la ciudad cuando en febrero se aprobó la normativa autonómica sobre el sector que obligaba a contratar uno de estos coches con quince minutos de antelación. Posteriormente también salió de Valencia por una norma similar.

[td_block_11 custom_title=»» separator=»» post_ids=»194533″ limit=»1″ css=».vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}» tdc_css=»»]

En el caso de Cabify, ha reestructurado su modelo de negocio para pasar a prestar de forma directa el servicio de VTC, en vez de gestionarlo, en estas dos ciudades. De esta forma, sólo tiene que cumplir con los quince minutos previos la primera vez que un usuario pide uno de sus coches.

Además de Cataluña y Valencia, también han entrado a regular este sector Baleares, Aragón y País Vasco. En el caso de la Comunidad de Madrid, por el momento no lo ha reglado a escala regional.

Con estas iniciativas, la CNMC mantiene su ‘batalla’ contra las normativas que las distintas administraciones aprueban en contra de los VTC (sobre todo Uber y Cabify). A escala estatal, actualmente tiene recurrido ante el Tribunal Supremo el registro obligatorio ‘online’ al que desde el pasado mes abril estos coches deben comunicar todos sus servicios.


- Publicidad -