lunes, 10 mayo 2021 0:49

El inútil despilfarro de Renault en la F1: 100 M€ más para nada

Renault ha invertido más en 2019 que el pasado año y ha obtenido peores resultados. El equipo ha aumentado el gasto en sus fábricas de Enstone y Viry (nuevos edificios, herramientas de producción, más empleados…), en pilotos (fichaje de Ricciardo y renovación de Hulkenberg) y ha perdido en patrocinios (dos sponsors se han marchado tras la salida de Carlos Sainz). En total, el equipo francés ha gastado 110 millones de euros más en 2019 para estar en una posición más retrasada. El equipo, que en Monza dio síntomas de recuperación, deambula entre McLaren y Toro Rosso en el Mundial de Constructores.

Cuando Renault retornó a la Fórmula 1 lo hizo con la firme promesa de volver a ganar. Los franceses, eso sí, evitaron fijar una fecha para evitar desastres recientes como el de McLaren-Honda. Desde entonces, el progreso ha sido mayúsculo hasta ubicarse el pasado año en la cuarta posición del Mundial de Constructores. Se situaron como la gran alternativa a las tres escuderías punteras. El objetivo en este 2019 era reducir la brecha con Red Bull, después de vislumbrar la revolución llevada a cabo en sus fábricas y el fichaje galáctico de Ricciardo.

[td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”175968″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

El mayor desembolso de Renault se ha producido en sus fábricas. El equipo, que en 2018 invirtió 168 millones de euros, se ha dejado en 2019 un total de 250 millones de euros (sin incluir el dinero destinado a la unidad de potencia, en ningún caso). En total, el gasto ha aumentado en 82 millones de euros sólo en un año. Mientras que en McLaren han recortado plantilla para sufragar gastos, los franceses han incorporado a 90 nuevos empleados, han ampliado su capital en 20 millones de euros y han revolucionado su fábrica en Enstone con nuevos edificios para sacar el máximo rendimiento a las armas del RS19.

RENAULT HA PASADO DE GASTARSE 6,25 M€ EN EL SALARIO DE SUS PILOTOS A ALGO MÁS DE 28 M€ TRAS EL FICHAJE DE RICCIARDO

Ese aumento en el gasto no se ha traducido en un mayor rendimiento sobre el asfalto. Renault ha dado un paso atrás en sus aspiraciones a acercarse a Red Bull. El cuarto puesto alcanzado en Monza es buen síntoma, pero con más de media temporada transcurrida la realidad es otra: McLaren está por delante. Los de Woking suman 83 puntos en el Mundial de Constructores, por los 66 de Renault. Y para colmo, los británicos han conseguido esos resultados con la unidad de potencia de los franceses. Al problema del motor, ahora se suma el chasis. Los franceses tendrá que trabajar a contracorriente para mirar adelante y no ver de cerca por el retrovisor a equipos filiales como Toro Rosso.

RENAULT HA CUADRUPLICA EL GASTO EN PILOTOS

El otro apartado en el que ha aumentado el gasto es evidente: el de los pilotos. Renault ha pasado de gastar 6,25 millones de euros a ‘soltar’ algo más de 28 millones. Un aumento de 22 ‘kilos’ propiciado principalmente por la fuga de Sainz y el fichaje estrella de Ricciardo. El español percibía un salario ínfimo, inferior al millón (750.000 euros), mientras que a Hulkenberg, como piloto más experimentado, le pagaban 5,5 ‘kilos’. En total, 6,25 millones. La contratación de de Ricciardo ha supuesto un vuelco. Renault ha casi duplicado el salario del australiano en Red Bull y le ha convertido en el tercer piloto mejor pagado de la parrilla con 20 millones de euros. A ello hay que sumarle el nuevo contrato de Hulkenberg, cuya ficha se elevó hasta los 8 millones de euros.

En definitiva, 22 millones de euros más. Una cifra que tampoco se ha palpado en la pista. Ricciardo es un piloto consagrado (aunque sin Mundiales), pero el rendimiento de Sainz en este 2019 hace difícil entender un giro tan costoso en el que apenas se iban a apreciar diferencias deportivas. Es más, Renault recortará en 2020 este gasto, tras anunciar el adiós de Hulkenberg y la contratación de Esteban Ocon, que llegará con un sueldo mucho más bajo.

Hulkenberg y Ricciardo, los dos pilotos de Renault en 2019.

El único motivo para entender la arriesgada apuesta por Ricciardo era la llamada a los patrocinadores, pero ni ahí le ha salido bien la jugada a los franceses. Renault ha perdido dos patrocinadores en este nuevo curso tras la marcha de dos marcas españolas que estaban asociadas principalmente por la presencia de Sainz. Uno de esos sponsors era LaLiga, cuyo contrato se desconoce, y otro es Estrella Galicia, que ha abandonado Renault para aportar 5,5 millones de euros a McLaren, nuevo equipo del piloto madrileño.

En total Renault se ha dejado 110 millones de euros más en este 2019 respecto a la pasada temporada. Y el resultado en la pista ha sido poco palpable. Aún resta temporada y en McLaren están más pendientes de 2020, por lo que la cuarta posición en el Mundial de Constructores aún es posible. Es el único resquicio para un equipo que ha sembrado unas dudas que no habían emergido hasta la fecha. La incógnita del próximo año es vislumbrar si la mayor inversión da frutos, o si el equipo tiene pensado mantener esa fuerte apuesta económica hasta dar con la tecla. De momento el 2019 no deja dudas: el despilfarro de Renault ha sido inútil.


- Publicidad -