Pilar Rubio, Belén Esteban: cosas que las bodas de famosos nos hacen aprender

El día de la boda siempre es el más especial para la mujer, y casi siempre se rige por las tradiciones para montar todo. Lo habitual, es tardar meses, a veces años, en tenerlo todo al gusto de una. Aunque el hecho de la espera para tener la iglesia que quieres también influye. Luego están famosos como Pilar Rubio, que no tuvo que esperar.

Pero de ella y otras celebrities como Belén Esteban, hemos podido captar diferentes opciones para aplicar al nuestro día especial. Y es que el innovar de vez en cuando, nunca viene mal. Marcar la diferencia en un día que, por lo general, no se va a repetir. 

Pilar Rubio vestida de novia

Prohibir los teléfonos móviles en la boda de Pilar Rubio

Vivimos en una época en la que las tecnologías están a la orden del día. Si antes tratabas de tener tu móvil guardado en el bolso, y que fuera lo más pequeño posible, ahora es muy diferente. En la actualidad, cuando más grande sea nuestro teléfono móvil, más nos gusta y más presumimos de él. Pero el terror a que nos lo roben es demencial, por lo que rara vez lo soltamos. 

Pues lo mismo en una boda, Pilar Rubio lo sabía, igual que Belén Esteban, por eso prohibió su uso durante el banquete. Sabemos que en la fiesta después de la ceremonia del casamiento se va a beber, lo que implica fotos y vídeos indiscretos. 

Si quieres conservar tu integridad y la de todos tus invitados, no sería mala idea que los prohibieras. Además, la adicción al uso del móvil también es horrible, así que mejor no tener la cara metida en la pantalla, y disfrutar de la fiesta. 

Privacidad por bandera

Esto es un truco que viene de la mano con el uso de los teléfonos móvil. A día de hoy, no hay cosa que no se publique en las redes sociales. Y esto conlleva dos problemas, que salgan a la luz cosas que quieras evitar, y que la fiesta acabe en desastre. 

Pues no es lo mismo ver a todos tus amigos y familiares bailando y conversando, que haciendo esto mismo los 15 segundos que son enfocados con la cámara. Belén Esteban lo prohibió, y le salió de maravilla. 

Si quieres que tu día sea recordado, contrata un fotógrafo profesional, y que nadie más pueda hacer fotos, lo que quiere decir, cámaras fuera para todos. 

No sigas las reglas

Las tradiciones son lo básico para empezar a organizar una boda. Precisamente por eso nos tenía a todos pendientes Pilar Rubio con la suya. Y es que de lo poco que nos adelantó de su gran día, es que no iba a seguir ninguna de estas. 

¿Cuál fue nuestro mayor miedo en ese momento? que no llevara un vestido blanco. La expectación ante la llegada de Pilar Rubio a la Catedral de Sevilla. 

Todos respiramos al ver que, efectivamente, su vestido sí era blanco, pero la gran sorpresa llegó con su ramo de flores. Sabemos que la colaboradora tiene un estilo muy rockero, y quiso plasmarlo de alguna forma en el día más especial de su vida. 
Por ello, su ramo era de flores de color negro, lo que nos dejó sin palabras. Pero esto tiene una razón de ser, y es que tu boda es tu día, tú decides lo que quieres y lo que no, así que mejor que esté completamente a tu gusto. 

Belén Esteban en su boda

No importa el color ni la cantidad

Tanto en la boda de Pilar Rubio, como en la de Belén Esteban, además de la de otras muchas celebrities, hubo varios vestidos. Eso sí, no todos fueron blancos. De hecho, la colaboradora de El Hormiguero prohibió algunos colores a las invitadas.

[td_block_11 custom_title=»» separator=»» post_ids=»160821″ limit=»1″ css=».vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}» tdc_css=»»]

Y es que cada uno de los vestidos fue de un color diferente, por lo que no habría estado bonito coincidir con una de las invitadas. Pero el fin de ello, es el mismo que te mencioné anteriormente, no necesitas seguir las reglas para que la boda sea perfecta. Lo importante es que estás celebrando el día más feliz de tu vida, y debes hacer lo que a ti te haga sentir mejor.