sábado, 17 abril 2021 4:54

Hazte un perfil profesional de LinkedIn “como este” para que haya motivo de leerlo

Actualmente no son pocas las empresas que contratan a su personal a través de Internet. La red social LinkedIn está pensada especialmente para profesional en busca de trabajo. Por ello, es bueno conocer cómo destacar nuestro perfil en la misma.

Tener un buen perfil es sumamente importante a la hora de que los encargados de seleccionar personal nos encuentren y tomen en cuenta a la hora de otorgar un puesto de trabajo.

El perfil profesional de LinkedIn es necesario tanto si deseas conseguir trabajo, como si tu objetivo es lograr más clientes o empleados. Descubre cómo hacer un perfil profesional para que los seleccionadores tengan motivo para leerlo.

10 pasos para crear un perfil profesional en LinkedIn

Con un buen perfil que destaque seguro que consigues mucho más que con uno mediocre o que se quede a medias. De ahí la importancia de crear uno bueno y completo para que las empresas no se resistan.

Lo más importante es tener claro tu objetivo a la hora de abrir un perfil profesional en LinkedIn.

Tu perfil en LinkedIn no es un CV

Si te has abierto un perfil en la red social profesional para buscar trabajo, debes tener clara una cosa: tu perfil no es tu Currículum.

Este es uno de los errores más comunes a la hora de comenzar a crear el perfil. Por tanto, lo que debes hacer es comunicar todo lo que has conseguido durante tu trayectoria profesional. Es importante conseguir una buena posición en las búsquedas a través de palabras clave orientadas al objetivo.

Es bueno, también, ir actualizando tu perfil con frecuencia para mantener vivo el interés de los que te encuentran.

El SEO, muy importante

Una de las cosas a tener claras es que LinkedIn funciona con un motor de búsqueda similar al de Google. Por ello, es bueno posicionar el perfil a través de las palabras clave por las que se buscan los candidatos en la red social.

Si el perfil está correctamente optimizado, habrá muchas más posibilidades de encontrar y que nos encuentren que si no lo está.

Lo primero que debes hacer es centrarte en la búsqueda de palabras clave. ¿Por qué palabras quieres que te encuentren? Si las sabes, ya tienes gran parte del trabajo de SEO realizado para poner en marcha tu perfil.

Los datos que no pueden faltar en tu perfil

Existen, asimismo, una serie de datos primordiales a la hora de crear un perfil profesional en LinkedIn. Estos deben aparecer en la parte de arriba o principal, para ser más fáciles de encontrar.

Emplea para presentarte al mundo tu nombre y apellidos reales. Es bueno que tus datos estén acompañados de una fotografía profesional con la que transmitamos confianza.

Un titular profesional y cuidado lo es todo. Cuenta en una línea por qué destacas. Qué sabes hacer o qué es a lo que te dedicas. Más tarde llegará la parte del extracto. En este, en unas pocas líneas más, podrás desarrollar lo que has puesto en el titular destacando tus puntos fuertes.

Escribe un buen extracto para destacar

El extracto es una de las partes de tu perfil más importantes. Por ello, debes presentarte a ti mismo. Quién eres, qué haces y qué te hace destacar como profesional.

Podemos tomarlo como una especie de carta de presentación. Esta es la parte donde te vendes a ti mismo. Por tanto, es la parte más personal y la segunda más vista después del titular.

Elementos visuales para ser ameno

Llama mucho más la atención un elemento visual que un conjunto de letras. Por ello, es importante añadir alguno en tu perfil para destacar sobre el resto. Por ejemplo, una buena foto de portada, que aparecerá detrás de tu foto de perfil.

Se pide también que seas ameno, claro y conciso. Aquellos que están buscando no tienen tiempo para leer todos los perfiles de los candidatos. Solo lo harán con los que resaltan por algo en particular.

Aptitudes, recomendaciones y contacto

Puedes añadir hasta 50 aptitudes en LinkedIn que te definan como profesional. De hecho, es bueno que anteriores compañeros o jefes que hayan trabajado contigo las validen para aportar confianza al próximo empleador.

Las recomendaciones también cuentan con vital importancia. Pide a tus antiguos compañeros o jefes que hablen bien de ti, de tu forma de trabajar y su experiencia trabajando contigo.

[td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”82476″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

Por último, no olvides añadir tus datos de contacto para que el posible empleador sepa en todo momento cómo poder contactar contigo en el caso de que esté interesado en tu perfil.


- Publicidad -