martes, 20 abril 2021 17:56

Así es la compleja propuesta de Glovo y Deliveroo para regularizar a sus ‘riders’

Desde hace meses, las plataformas de reparto a domicilio como Glovo, Deliveroo y Uber Eats claman por un nuevo marco jurídico y laboral para sus trabajadores, que se encuentran en una especie de limbo laboral en España. Ahora, agrupados en la Asociación Española de la Economía Digital (Adigital) han preparado un documento –que presentarán al Gobierno que se conforme– en el que proponen la creación de una figura especial, además de la adaptación del autónomo Trade.

El documento bajo el título ‘Propuesta normativa en materia de trabajo en plataformas digitales’, recomienda una reforma de la Ley 20/2017 (que regula el trabajo autónomo en nuestro país) para que califique a los profesionales que operan a través de plataformas como trabajadores autónomos y corrobore su encuadramiento el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA).

Glovo, Deliveroo y Uber Eats proponen dos tipos de contratos para legalizar la situación de los ‘riders’ en España

Se trata, por tanto, de dos contratos distintos: uno de nueva creación y especial, que englobe a estos trabajadores y que tenga en cuenta la naturaleza constitutiva mercantil (trabajo autónomo) basada en un alto grado de autonomía, no exclusividad y voluntariedad en la forma, manera y tiempo de prestación en la que el trabajador de plataforma provee servicios. Para este contrato será necesario que la plataforma opere como prestador de servicios de la sociedad de la información y que la contratación de servicios y el pago de los mismos se realice exclusivamente a través de un soporte digital.

Y el otro es la ya conocida figura del Trade, solo que adaptada a la realidad digital para dotarla de mayores coberturas y protección. Esta última ofrecerá coberturas como la concreción de una indemnización a percibir por el repartidor en caso de cese del contrato, provisión de seguros de accidente y coberturas de responsabilidad, formación profesional o descuentos relacionados con servicios y bienes ofrecidos por terceras empresas con las que tengan acuerdos de colaboración.

De aprobarse, cada repartidor podrá elegir el contrato que más le interese. De hecho, “se puede dar una competencia sana entre las distintas plataformas para atraer al rider en función de los beneficios que ofrezcan”, señaló José Luis Zimmermann, director general de Adigital, durante la presentación del documento. 

[td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”153274″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

Dos modalidades, cuyas coberturas parecen distintas, que añaden más complicación al propio marco regulatorio. En España, actualmente existe una importante disonancia entre el estatus jurídico que poseen los trabajadores de plataformas (autónomos), y la interpretación de la regulación laboral que lleva a que se les pretenda clasificar como trabajadores por cuenta ajena. De ahí que haya sentencias a favor y en contra en casos en los que se denuncia la situación laboral de los repartidores de Glovo o Deliveroo.

Además, para su aprobación dependen la buena voluntad del Gobierno que finalmente se forme y del reto de partidos para crear una mesa de diálogo social. Desde Adigital se muestran confiados y creen que el debate se abrirá.

IMPACTO DE LAS PLATAFORMAS DE ‘DELIVERY’

Adigital calcula en 643 millones de euros la aportación total al PIB de las plataformas digitales (un 0,1% del PIB español de 2017) y en 14.337 los puestos de trabajo creados por estas en la cadena de valor de la restauración y el comercio. No en vano, España está a la cabeza de los países de la Unión Europea en cuanto a volumen de empleo en plataformas, con un 17% de las personas en edad de trabajar realizando actividades por medio de ellas al menos una vez por semana.

Asimismo, desde la asociación defienden las bondades de ser ‘riders’. Los repartidores de Glovo, Deliveroo o Uber Eats reciben una retribución que se sitúa de media entre unos 8 y 11 euros la hora. De hecho, desde Adigital recuerdan que “estos trabajos flexibles dan solución a la búsqueda de empleo en entornos donde existen dificultades, como la inmigración, ya que no hay barreras de entrada”.

A ello se añade el hecho de que un elevado porcentaje de los repartidores se engloba bajo la figura Trade, trabajadores autónomos económicamente dependientes, ya que, dependiendo de la compañía y el momento, pueden llegar a recibir al menos el 75% de sus ingresos de su actividad para una plataforma.

A pesar de la importante contribución, la asociación formada por Glovo y Deliveroo lamenta que la creciente judicialización del modelo (que opera con normalidad en otros países de nuestro entorno) ha derivado en una grave situación de inseguridad jurídica para las plataformas y de incertidumbre para los repartidores que el sector de forma proactiva quiere dejar atrás ofreciendo una solución normativa que permita que nuestro país aproveche al máximo los beneficios de la economía digital.


- Publicidad -