lunes, 22 julio 2024

Un láser portátil que minimiza las cicatrices, buque insignia de la nueva Urgo Surgical

Es el primer láser portátil automatizado que minimiza las cicatrices postquirúrgicas con un solo uso en quirófano. Se llama UrgoTouch y es el buque insignia de Urgo Surgical, la nueva división especializada en el sector quirúrgico de Urgo Medical. Una novedosa tecnología de la que en España tan solo disponen una treintena de centros, principalmente en Barcelona y Madrid. 

Urgo Medical es una división de Urgo, empresa francesa de capital familiar fundada en 1880. Con una plantilla de 1.686 personas, su sede central está en Chenôve, Francia, con una planta de producción en Chevigny-Saint-Sauveur en el mismo departamento. 

Experta en la cicatrización de heridas, Urgo Medical -con 610 productos diferentes, que representan 8,5 millones de artículos vendidos al año- está presente en nueve países de Europa (la tercera posición en el mercado europeo en 2011), América del Sur y Asia. Su facturación fue de 310 M€ en 2018.

TECNOLOGÍA EN QUIRÓFANO

Urgo Surgical es su última apuesta y UrgoTouch, su producto más novedoso. Se basa en la tecnología LASH (Laser Assisted Skin Healing) explica Oriol Vernetta, especialista titulado en Cirugía Plástica, Reparadora y Estética de la Clínica Diagonal de Barcelona.

[td_block_11 custom_title=»» separator=»» post_ids=»127665″ limit=»1″ css=».vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}» tdc_css=»»]

Hasta ahora, aclara, no se había desarrollado nunca una tecnología láser para ser aplicada de forma directa en quirófano y, con solo una aplicación, de forma preventiva “por lo que supone una innovación para las pacientes preocupadas por su cicatriz desde antes de la operación”.

Porque, indican desde Urgo Surgical, pese al avance de las técnicas y materiales quirúrgicos y de la adopción de medidas preventivas, es inevitable que todas las cirugías traigan consigo la marca de la cicatriz. “La ventaja fundamental es la mejora cicatricial”, asegura Vernetta.

RESULTADO FINAL

“El resultado estético de la cicatriz después de una intervención quirúrgica es un proceso individual que depende de numerosos factores que afectan a la calidad de las cicatrices de la paciente y, por tanto, puede variar entre una persona y otra: edad, tipo de piel, enfermedades cardiovasculares, tabaquismo, historial genético…”, enumera el especialista.

Con este nuevo tratamiento, añade, se ofrece  la posibilidad de mejorar el resultado final de la cicatriz, “ya que permite controlar una parte de dichos factores actuando desde el principio del proceso de cicatrización”. Según una encuesta realizada por la Plastic Reconstructive Surgery Journal, el 60% de los pacientes no está satisfecho con el resultado de la cicatrización y el 92% querría que su cicatriz fuera menos visible.

UrgoTouch, señala el doctor Vernetta, está indicado para casi todo tipo de cicatrices quirúrgicas en cualquier fototipo de piel, incluyendo pieles muy oscuras: “Principalmente lo usamos en cualquier tipo de cicatriz corporal (como mamas, abdomen, brazos o muslos, las cirugías más demandadas a nivel estético), excluyendo las zonas como manos, orejas, etc… donde la piel es muy fina”.

[td_block_11 custom_title=»» separator=»» post_ids=»126862″ limit=»1″ css=».vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}» tdc_css=»»]

Según describe, utiliza la tecnología LASH  para crear estrés térmico a nivel cutáneo, provocando la activación de las proteínas de choque térmico. De esta manera, especifica, se modula la reacción inflamatoria de la piel e, indirectamente, mejora el proceso de cicatrización. “Además, el efecto del láser también optimiza la organización de las fibras de colágeno, limitando así la fibrosis y obteniendo un resultado cicatricial más homogéneo”, incide.

ESTUDIOS CLÍNICOS

El tratamiento ha sido avalado por diferentes estudios clínicos, indica el especialista, concluyendo una “mejora sustancial” del volumen de las cicatrices al cabo de un año, cuando la marca ya es definitiva.  Desde Urgo Medical citan los resultados del estudio SLASH (Scar after Laser Assisted Skin Healing), llevado a cabo por el Departamento de Cirugía Plástica y Reconstructiva del Hospital de la Concepción (Marsella).

El estudio se realizó en 40 pacientes que se habían sometido a una reducción mamaria bilateral, durante la que solo se aplicó el procedimiento LASH a uno de los senos. Se concluyó que, de media, el volumen de las cicatrices tratadas con el láser se reducía un 36%.  

La nueva tecnología láser de Urgo Surgical se aplica en el mismo momento de la cirugía, en quirófano, todavía bajo los efectos de la anestesia, por lo que es totalmente indoloro para la paciente, resalta Oriol Vernetta. Además, emplea el sistema de seguridad Scar Control System “que garantiza que su uso es completamente seguro para las pacientes”.


- Publicidad -