lunes, 29 noviembre 2021 4:32

Fundación Universia ‘lucha’ por la inclusión de las personas discapacitadas

Cuatro ejemplos de jóvenes que, con su esfuerzo y la ayuda de becas, están consiguiendo cumplir sus sueños

Eva Casado Ariza está cerca de la treintena y fue la primera persona capaz de cursar estudios oficiales de violín desde la cama, donde tuvo que pasar mucho tiempo debido a una enfermedad neuro-inmunológica. La Fundación Universia le concedió una beca durante tres años seguidos para que pudiera viajar a Florida (Estados Unidos) a cursar el máster de Interpretación de Violín y Dirección de Orquesta de la West Virginia University. En este centro universitario existe lo que llama la ‘Lista del Presidente’ (President’s List’) en la que se la incluyó como uno de sus mejores alumnos.

En este tuit se anuncia el recital de debut de Casado en la universidad estadounidense, y en esta entrevista reciente declara que las becas “son un apoyo económico pero también un empujón psicológico; significan que mi trabajo y esfuerzo no son en vano”.

Vicent Costa es licenciado en Filosofía (Universitat de València) y Máster en Lógica Pura y Aplicada (Universitat de Barcelona y Universitat Politècnica de Catalunya) y está cursando un doctorado de Informática de la Universitat Autònoma de Barcelona. Para este último reto ha recibido una beca.

Angélica Partida-Hanon empezó Industriales a los 13 años, a los 14 ‘Telecos’, mantenía a sus padres al mismo tiempo. Se licenció en Biología y obtuvo varios másteres. Está doctorándose. Todo gracias a las becas y, por supuesto, a su esfuerzo.

Ignacio ‘Pincho’ Ortega lleva 10 años jugando al baloncesto y es un integrante sencial de la selección española absoluta y de la sub-22. El verano pasado, fue reconocido como el mejor jugador del campeonato europeo de esta última modalidad. Ahora continua sus estudios de Relaciones Internacionales y su carrera deportiva en la Universidad de Alabama (Estados Unidos), un centro de élite del baloncesto adaptado.

Estas cuatro personas tienen algo en común: lo primero, su tesón; lo segundo, su juventud; en tercer lugar, que han conseguido lo que han conseguido sobre todo por estos dos rasgos, pero en sus vidas también se ha cruzado la Fundación Universia que, por sí misma o en compañía de otros, les ha otorgado becas para facilitarles el camino. Y cuarto, no nos olvidamos, que todos ellos son personas discapacitadas, aunque quién lo diría.

Por empezar en orden inverso, ’Pincho’ Ortega ha sido acreedor de una beca ADOP (Apoyo al Deporte Objetivo Paralímpico). Además, en abril del año pasado se lanzó, en colaboración con AGM Educación, un programa de ayudas dirigido específicamente a “deportistas de élite con discapacidad que ahora mismo se encuentran cursando la ESO o Bachillerato” para que puedan estudiar su carrera en los Estados Unidos.

Partida-Hanon ha sido becada en sus estudios de grado y ahora que se encuentra cursando el doctorado. Para estos supuestos, la Fundación Universia cuenta con un programa de becas de acceso por un importe de 250.000 euros en el que participan Banco Santander, Indra, KPMG,  Repsol, Fundación Repsol, Pfizer, American Express, Northgate, Direct Seguros, BT, Endesa, Hilti, Daimler y American Express Global Business Travel España, así como otro proyecto destinado específicamente a familiares (con una discapacidad mínima del 33%) de accionistas y/o familiares de accionistas del banco presidido por Ana Botín, con un presupuesto de 35.000 euros y que benefició en 2018 a 57 personas sólo en los capítulos de grado y máster.

El caso de Vicent Costa se inscribe en las ayudas para el doctorado ya citadas, y el de Casado Ariza responde a la iniciativa que, desde 2013, vienen desarrollando Fundación Universia y el Instituto de las Artes Escénicas y la Música (Inaem) para que sus beneficiarios puedan desarrollar su carrera en estas disciplinas tanto en España, Reino Unido, Portugal, Estados Unidos o Argentina. En total, 29 concedidas desde el arranque de este programa.

Hay otras modalidades, como las My Ardor English, cursos de inglés ‘on line’ que comenzaron a concederse bajo otra denominación (MyOxford).

El último año cerrado (2018), Fundación Universia promovió becas, prácticas, empleo y emprendimiento en entornos colaborativos para 19.000 personas con talento y discapacidad, llegando a 19.000. Asimismo Banco Santander, Universia y Plena Inclusión han favorecido desde 2010 la formación e inclusión laboral de 5.500 personas con discapacidad intelectual o del desarrollo.

El 3 de diciembre pasado, con motivo del Día Internacional de la Discapacidad, el banco desgranó (aquí) todas las iniciativas en este terreno. O casi todas, porque en la nota no se mencionaba la Liga Genuine, el proyecto pionero desarrollado por laLiga y Santander España consistente en un campeonato de fútbol 8 con 30 equipos (18 en la edición anterior) formados por jugadores con discapacidad intelectual. Aparte de patrocinarlo, el banco otorga 30 becas, una para cada equipo y cuyo beneficiario será uno de sus componentes.


- Publicidad -