domingo, 2 octubre 2022 4:25

El drama de un Brexit duro para el turismo: 3 millones menos de británicos

El 12 de abril sigue siendo la fecha límite para que Reino Unido salga de la Unión Europea. Se desconoce si se llegará a un acuerdo o no, pero todo indica que una salida a las bravas es una posibilidad real. Situación que implica la devaluación de la libra y la imposición de visado a los británicos para viajar y que preocupa mucho a los hoteleros, que estiman que España podría perder un 15% de turistas británicos en caso de Brexit duro.

“Si hay un Brexit duro puede llegar a caer un 15% los turistas británicos, es decir, cerca de tres millones de viajeros de los 18 que visitaron nuestro país”, ha asegurado Juan Molas, presidente de la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (Cehat) durante la presentación en Madrid de las previsiones hoteleras para la temporada de primavera y Semana Santa.

No obstante, desde la confederación apuntan a que los meses de enero y febrero no se ha notado a nivel nacional, excepto en Baleares. Mola reconoce que se ha producido una caída de la demanda británica del 9% en Ibiza y Menorca, y del 5% en Mallorca. Aunque en este caso también influye “que el Gobierno balear haya doblado la ecotasa”. Impuesto que para Cehat es “escandaloso” y “un error”, ya que cada turista tiene que pagar cuatro euros por día que se hospeden en territorio balear.

[td_block_11 custom_title=»» separator=»» post_ids=»110746″ limit=»1″ css=».vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}» tdc_css=»»]

De esta forma, el Brexit se coloca como una de las principales preocupaciones para el sector hotelero, pero no es la única. Así, son muy críticos con la situación política que califican de “anómala”. “Es un entorno de inestabilidad política, falta de disciplina presupuestaria, abandono de reformas turísticas y quebrantamiento de la unidad de mercado”, señalan.

Los problemas con la publicación de los pliegos del Imserso suponen otro dolor de cabeza para los hoteleros por “la inoperancia administrativa y la falta de gestión”. Por otro lado, la recuperación destinos competidores, como Turquía, que ofrece precios más bajos que España es otro de sus temores.

Asimismo, “se observa con preocupación las dificultades de muchas aerolíneas, pieza fundamental del viaje, que pueden ocasionarnos algunos problemas de infracapacidad sobre todo en los dos archipiélagos y zonas turísticas de predominio extranjero”, señala Ramón Estalella, Secretario General de Cehat.

CRECIMIENTO DE LA DEMANDA EN SEMANA SANTA

A pesar de estos temores, las previsiones de los hoteleros de cara a la Semana Santa son positivas. Así, se espera un equilibrio, con un incremento de reservas del 10% y una ocupación media del 86% a pesar de las previsiones de empeoramiento en la rentabilidad y una disminución del precio medio en un entorno macroeconómico “más desfavorable que el vivido en épocas pasadas”.

A partir de datos facilitados por las agencias de viajes y establecimientos turísticos, del jueves 18 de abril al domingo 21 se prevé una ocupación del 86% (extensiva al lunes en las regiones en donde este día es festivo), mientras que entre el domingo 14 y el jueves 18 de abril la rebaja al 60%.

“A pesar de las adversidades políticas, el sector se sigue comportando de manera extraordinaria. Sólo Canarias cae un 1,1%, que probablemente recuperará con el mercado nacional”, apunta Molas.


- Publicidad -