miércoles, 17 agosto 2022 9:50

La alternativa de hacer cartera con los mercados emergentes

El camino de la búsqueda de la rentabilidad sigue siendo bastante sinuoso. Los mercados desarrollados siguen acumulando valoraciones bastante elevadas, especialmente Estados Unidos, y de ahí a que desde las gestoras de fondos de inversión estén buscando alternativas que puedan aportar rendimientos más cuantiosos a las carteras.

En este sentido, los malos retornos de los activos financieros del pasado año no han excluido los mercados emergentes de renta variable que cayeron abruptamente durante el 2018 dejando las valoraciones “baratas” si tenemos en cuenta tanto los ratios de valoración absolutos como los relativos respecto a los mercados desarrollados (Estados Unidos y Europa).

Según explica Juan Pablo Calle, gestor de estrategias cuantitativas de Rentamarkets, esta situación podría venir explicada “por el temor producido ante el menor crecimiento en China, las subidas de tipos de interés en EE.UU. y el complicado clima político”, que trajeron a la memoria las temidas palabras “final de ciclo y recesión”. Pero lo ocurrido ya forma parte del pasado. Por eso, ahora es el momento de fijarse en el presente y decidir si es atractivo este mercado o no.

[td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”111228″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

Uno de los grandes dilemas que tienen los gestores y si hay que construir carteras con activos descorrelacionados que construyan carteras resistentes, lo cual consiste simplemente en incluir activos que aporten rentabilidad a la vez que ofrecen refugio, amortiguación ante caídas y aumentos de volatilidad en los mercados.

Y es este punto donde los mercados emergentes juegan un papel importante en la construcción de las carteras, ya que, añade Calle, “por definición es un activo que nos debería dar mayor rentabilidad en el medio-largo plazo que los mercados desarrollados aportando descorrelación, y con la única pega de ser mercados más volátiles”.

Con esta idea, los mercados emergentes juegan un papel fundamental en la construcción de las carteras de muchas entidades de banca privada, gestoras de fondos y casas de análisis. Las dudas versan en cuáles son las variables positivas que se están teniendo en cuenta en promedio y por qué existe ese sentimiento positivo.

CATALIZADORES QUE JUEGAN A FAVOR

Dando continuidad a este análisis que están realizando los analistas, cabe observar cuáles son los actores de peso que pueden dar soporte alcista a los mercados emergentes. Uno de ellos sería la mayor debilidad del dólar. Durante estos dos primeros meses de año, la divisa norteamericana se ha depreciado frente a las monedas de mercados emergentes. Esta situación reduce la presión sobre los países emergentes, estrechamente relacionados con el dólar en términos de comercio y deuda.

Por otra parte, también juega a favor la pausa producida en las subidas de tipos en Estados Unidos, incluso las estimaciones a futuro de los mismos, hace que las refinanciaciones y pagos de la deuda en los países emergentes se produzcan en mejores condiciones.

En esta línea, en opinión de Yerlan Syzdykov, responsable de renta variable emergente de Amundi, la renta variable emergente es positiva, debido “a la vuelta al crecimiento de muchas de estas regiones y las valoraciones son más atractivas que las que proyectan los mercados desarrollados”.

Y a todo esto habría que añadir las bajas valoraciones de los activos de estas regiones. Tras las caídas en 2018 de las bolsas, los mercados emergentes comenzaron el año como las regiones más baratas. A fecha de hoy cotizan con un descuento del 20% respecto a los desarrollados, además de tener un ratio de precio/beneficios inferior a su media histórica.

Asimismo, mientras los principales indicadores macroeconómicos dan alguna señal de debilidad en los mercados desarrollados, algunos indicadores de los países emergentes han soportado esta debilidad llegado a registrar síntomas de crecimiento desde finales de 2018.

¿DÓNDE INVERTIR?

Teniendo en consideración todos estos factores de peso el siguiente paso es ver qué países tendrían un mayor atractivo. Los potenciales vientos de cara, tal y como considera Syzdykov, como una mayor fortaleza del dólar y un deterioro de la guerra comercial entre China y Estados Unidos “se han ido reduciendo y podría dar un soporte adicional a la renta variable de estas regiones”.

Por eso, una de las áreas donde se podría encontrar mayor valor sería en Asia. El experto de Amundi expone que son favorables en China, “debido a que las valoraciones se encuentran en niveles atractivos, sobre todo después de la implementación de las nuevas medidas”.

[td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”111050″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

Además, somos positivos en Rusia, puesto que hay compañías que cotizan baratas y el efecto de las sanciones de las sanciones sobre los bancos rusos han quedado descontadas. También tenemos una visión positiva sobre Brasil y Argentina, dado que la visión de crecimiento de los dos países es positiva.

LAS POSIBILIDADES EN FONDOS DE INVERSIÓN

Para aprovechar las oportunidades de esta clase de activos hay varias alternativas mediante fondos de inversión, tal y como suscribe Calle. Uno de ellos sería el Blackrock Emerging Markets Equity Strategies. Dentro de la amplia gama de fondos emergentes que tiene esta gestora destacamos este, que invierte en los mercados emergentes de forma global, combinando la selección de compañías de crecimiento y valor. Fondo para estar invertido en renta variable emergente y dejar al gestor que sea quien elija la zona geográfica preferida en cada momento.

Por otro lado, Nordea Latin American Equity es otro activo que destaca en este entorno. La gestora se caracteriza por tener una buena y amplia gama de fondos que invierten en mercados emergentes, tanto de renta variable como de renta fija. Su inversión se centra en América central y Sudamérica, con un sesgo marcado por Brasil y México que actualmente representan casi el 90% de las inversiones.

También, Fidelity Asia Focus, que invierte en compañías asiáticas entre los varios que oferta la gestora, es un producto a considerar, según el experto. Tiene un sesgo a China debido a ser la mayor economía de la zona, aunque destaca por su gran diversificación tanto en países como en sectores, invirtiendo siempre en empresas de gran calidad y crecimientos sostenibles.

Invesco Greater China Equity cuenta con 5 estrellas Morningstar que invierte exclusivamente en compañías chinas. Invierte en compañías de crecimiento; mientras que Robecco QI Emerging Markets Sustainable Active Equities tiene como diferenciación la inversión sostenible (pocos fondos emergentes la utilizan) y su modelo cuantitativo de gestión. Señalar que puede invertir en cualquier país emergente. Las alternativas en el espectro son amplias.


- Publicidad -