jueves, 21 octubre 2021 22:32

Antonio Catalán sale victorioso de sus cruzadas hoteleras

De NH a AC Hoteles. Y de ahí a sellar una alianza con Marriot y presidir AC by Marriot, uno de los grupos hoteleros más poderosos del mundo. Así se puede resumir, en pocas palabras, la trayectoria empresarial de Antonio Catalán, quien ha vuelto a vender parte de su participación a Marriot, mientras que a la vez recompraba un 50%. Una jugada maestra con la que se mantendrá dentro de la compañía, desde donde seguirá corrigiendo los errores del sector en su faceta más combativa. Esa que no le impide ir a contracorriente de sus colegas hoteleros y meterse en jardines que, a veces le salen bien y otras no tanto.

Y es que, en los últimos años, Catalán ha criticado algunas de las prácticas más polémicas de un sector hotelero que, en su conjunto, siempre ha tratado de esconder. Una de ellas, es la situación laboral de las camareras de pisos, más conocidas como las ‘Kellys’. Este fue el único hotelero que puso sobre la mesa sus precarias condiciones laborales. Las hizo visibles. Dio la voz de alarma y el foco mediático les otorgó un espacio.

“La cuestión es que yo, por ejemplo, podría despedir a todas las camareras del hotel que cobran 1.300 euros y subcontratar a otras por 700 euros. Nuestro negocio es de personas y la gente tiene que ganarse la vida dignamente. Una camarera de pisos cobrando en Madrid 600 euros es un escándalo. Además, estas no pueden trabajar más de 25 años, como un minero. Forzamos la máquina para que vayan de dos en dos. Sin embargo, nosotros pagamos buenos salarios”, aseguró en una entrevista en MERCA2.

[td_block_11 custom_title=»» separator=»» post_ids=»110822″ limit=»1″ css=».vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}» tdc_css=»»]

La situación de las ‘Kellys’ no ha cambiado de la noche a la mañana. Pero tras la denuncia de Antonio Catalán se han conseguido pequeñas victorias. La presión mediática obligó a Mariano Rajoy a abrir las puertas de la Moncloa a un grupo de trabajadoras. Consiguieron arrancar un compromiso para modificar el Estatuto de los Trabajadores y mejorar sus condiciones; sin embargo, está en stand by de momento.

SU OTRA GUERRA: LOS PISOS TURÍSTICOS

“Mañana alquilas una habitación y se meten 10 islamistas sin controlar”. Con estas polémicas palabras Catalán quiso hacer ver que la seguridad es importante en los pisos turísticos. “Pero igual que el hotel tiene seguridad, el resto de alojamientos también debería. Airbnb va a ir a menos sin duda por un problema de seguridad”, explicó a MERCA2.

A pesar de este discurso, el empresario –al contrario que la mayoría del sector– nunca quiso eliminar los pisos turísticos, sino aplicar una regulación. “Con 82 millones de turistas cabe Airbnb y casi todo”, dijo a MERCA2. Y tanto es así que acabó abrazando este concepto. Marriott International alcanzó un acuerdo con la gestora de inmuebles Hostmaker por el cual gestionará en exclusiva todas las viviendas turísticas que opera la cadena hotelera.

De hecho, con la nueva alianza, la sociedad ACHM –estará participada a partes iguales por el empresario y por Marriot– y entrará en nuevos segmentos como hoteles de playa y apartamentos turísticos, según ‘Expansión’.

SU PARTE MÁS POLÍTICA

Ni liberal ni de derechas. Recocido socialista, el empresario navarro siempre ha sido muy crítico hasta con el propio PSOE. Llegó a decir que “Manuela Carmena es mejor candidata de alcaldesa del PSOE que Pedro Sánchez de secretario general”.

La buena consideración que tiene de Carmena dista mucho de otra representante de los partidos llamados del cambio. “La alcaldesa de Barcelona es un despropósito porque va contra la ciudad. Si Barcelona tuviera un alcalde como dios manda, que hiciera ciudad, no habría ningún problema”, reconoció. Detrás de este comentario están las trabas de Ada Colau a la apertura de nuevos hoteles en la Ciudad Condal.

CATALÁN CONTRA NH

Tampoco es políticamente correcto al hablar de su antigua empresa. “Todos los hoteles de NH facturan igual que tres de Marriott”, afirmó. De igual forma que presume de abrir un hotel urbano cada semana desde su alianza con Marriott. De ahí que nunca pretendiese volver. Llegó a decir que la fusión con Barceló no tenía sentido. Y acertó cuando NH la rechazó. Más tarde, dijo que la opa de Minor sobre NH le viene grande a la compañía tailandesa. Y aquí aun no hay resultado positivo ni negativo a la vista. Habrá que esperar para saber si tenía razón.

Su relación con NH viene de lejos. En 1977, Antonio Catalán fundó NH Hoteles con un primer hotel en Pamplona. Tras 20 años al frente abandonó la cadena por discrepancias con la dirección y se embarcó en un nuevo proyecto: AC Hoteles. En 2011, vendió el 50% de la compañía a Marriott y el resto de la historia ya a conocemos.


- Publicidad -