sábado, 13 agosto 2022 11:30

Argentina le deja un agujero a Codere de 300 millones de euros

El desastre monetario argentino le hizo un agujero de casi 300 millones en los ingresos de Codere. La compañía dedicada al juego y a las apuestas presentó unas cuentas muy condicionadas por el efecto monetario del que es su principal mercado, y en las que mostró unas pérdidas contables por 40 millones de euros.

Codere fue una de las firmas más castigadas en bolsa en 2018, con una caída cercana al 60%, debido al caos monetario en el que se sumió su principal mercado a mediados de año y que provocó una depreciación de la moneda superior al 100%, según la propia compañía. El gigante del juego ha conseguido reconducir algo la situación en el parqué, pero todavía tiene por delante importantes retos como el volver a los beneficios incrementado ingresos (aunque Argentina seguirá siendo un lastre) y mantener a raya su endeudamiento.

El principal problema para la compañía fue su bajo volumen de ingresos. En 2018 Codere ingresó cerca de 1.470 millones de euros, un 10% por debajo de lo que consiguió un año antes. Además, es la cifra más baja reportada desde 2014 y la segunda más baja desde 2012. Una caída que ha tenido que compensar con menores costes, descendieron hasta un 12,5%, gracias a los despidos y menores gastos por personal (la inflación también se compensa en este sentido) que les ahorró cerca de 50 millones de euros, aun así, no consiguieron cuadrar las cifras.

[td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”106744″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

En el caso propio de Argentina, los resultados mostrados por la firma explican la fuerte descomposición económica que está viviendo el país. Los ingresos en moneda constante habrían sumado 687 millones en la región, pero una vez se convierten a euros (tras aplicar la devaluación) se quedan en apenas 407 millones de euros, una cifra que es un 30% más pequeña que en 2017, un 23,4% menor que en 2016 y hasta un 40,3% por debajo de la obtenida en 2015. Además, los poco más de 400 millones obtenido en el periodo anterior es la cifra más baja desde 2009 en la república albiceleste.

La fuerte caída del negocio argentino ha hecho que el país pierda hasta 8 puntos básicos en el mix de fuentes de ingresos de la compañía, del 36% al 28%. Un desplome que se prevé que continúe en 2019, ya que la región seguirá amenazada por problemas monetarios, alta inflación y devaluación, que Codere cifra en pérdidas de 40,3 millones de euros (en Forex) respecto del beneficio bruto de explotación total. Todo ello, limita el guidance previsto de cara al año que viene hasta los 280 millones.

Sus bonos tienen covenants respecto al nivel deuda neta frente ebitda que en el caso de incumplirse podría conllevar a que se tuvieran que amortizar antes de tiempo

La evolución del ebitda adquiere una importancia vital en la compañía debido a que sus emisiones de bonos tienen covenants (condiciones que imponen los compradores) respecto al nivel deuda neta frente ebitda que en el caso de incumplirse podría conllevar a que se tuvieran que amortizar antes de tiempo. Codere acabó el año pasado con un volumen de endeudamiento de 1.113 millones de euros, lo que supone casi 3 veces ebitda. Un nivel que por el momento no ha hecho saltar las alarmas, ya que el precio de dichos instrumentos ha recuperado niveles cercanos a la par después de hundirse a finales de año hasta los 85 sobre 100.

CODERE NO CUADRA CUENTAS (TODAVÍA) EN ESPAÑA

En España, Codere no ha conseguido recoger la fuerte inversión que está llevando a cabo y sus cifras operativas, salvo los ingresos que crecieron un 17% hasta los 220 millones de euros, han sido peores que hace un año. El beneficio bruto de explotación se redujo un 7,5% debido al incremento del 19% de los gastos relacionados con el desarrollo del negocio, lo que ha provocado que cierre el 2018 con pérdidas en el país por valor de 11 millones de euros.

codere

La evolución en Italia, el otro gran país europeo en el que está presente, ha sido mejor gracias a que se ha estado desinvirtiendo para compensar costes. En términos de ingresos, las cifras solo han mejorado un 0,2%, pero el ebitda y el beneficio neto aumentan, aunque la firma ha reducido sus tiendas físicas en el país transalpino hasta un 15% en el último trimestre del año frente al mismo periodo de un año antes.

En México, otro de sus mercados importantes, la compañía registró una caída de los ingresos aunque la mayor caída de los gastos (superior al 10%) le ha permitido mejorar las cifras operativas. De hecho, el beneficio de explotación creció un 9,6% y el resultado neto mejoró hasta un 6,6%. Por último, cabe destacar que la firma prácticamente ya ha desaparecido de Brasil donde los ingresos en el último trimestre de 2018 se han reducido hasta un 96% respecto al mismo periodo de 2017.


- Publicidad -