jueves, 11 agosto 2022 5:55

La muerte del gigante A380 de Airbus trae buenas noticias a los viajeros

Airbus ha dado el golpe de gracia a su gigante A380, durante la presentación anual de sus resultados. La firma europea ha decidido dejar de fabricar el avión más grande del mundo, más conocido como superjumbo A380, a partir de 2021, cuando entregará las últimas unidades comprometidas. Pese a que ha señalado que el principal detonante de la decisión es la anulación por parte de los Emiratos de un pedido de hasta 36 unidades, también la caída de la demanda, en realidad los analistas consideran que podría deberse a un viraje comercial de las aerolíneas hacía una oferta con un mayor número de vuelos directos.

El descenso de la demanda de los modelos mastodónticos no es un problema que lastre únicamente a Airbus, sino que también le está afectando a su gran competidor, Boeing. La compañía estadounidense ha tenido que revisar a la baja el número de unidades pedidas de sus prototipos más grandes, el 747 y el 777, lo que indica que se trata más de un cambio de prioridades en el sector, que posibles problemas del modelo de la firma europea.

[td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”104796″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

Aunque una vez identificado un cambio en la demanda, ahora se debe identificar a que obedece dicha transformación. En este caso, podría deberse a que la preferencia de los clientes por los vuelos directos está provocando una transformación en el seno de los operadores aéreos. “La débil demanda del A380 de Airbus y del 747 y 777 de Boeing refuerza nuestra opinión de que las aerolíneas continúan considerando aumentar la oferta de vuelos directos como una ventaja competitiva”, señalan los analistas. Además, señala el propio estudio que dichos viajes podrían proliferar con mayor fuerza en los próximos años.

En el caso de Emiratos, el cambio se debe principalmente a que el tráfico ha superado las expectativas, esto es que en lugar de llenar un A380 puede llenar dos más pequeños. Lo anterior ofrece a las aerolíneas un mayor margen, ya que los vuelos de largas distancias de aviones tan grandes no ofrecen una gran rentabilidad. Además, los modelos más pequeños ofrecen unos costes menores y se ofrecen para operar en otros mercados diferentes.

LOS MODELOS MÁS PEQUEÑOS SON MÁS RENTABLES PARA AIRBUS

Pese a la creencia inicial de que la caída en desgracia del A380 le hará un fuerte agujero a Airbus, los analistas quitan hierro al asunto. De hecho, consideran que la posibilidad de que una gran parte de los pedidos del A380 que iba a recibir en un futuro se conviertan ahora en solicitudes de otros más pequeños como el A350 y el A330, como ha ocurrido con Emiratos, genera más beneficios que pérdidas para la compañía.

En cuanto a las cifras en 2018, el grupo europeo Airbus ganó 3.054 millones de euros, un 29 % más que en 2017, pese a la nueva provisión por el programa del avión de transporte militar A400M, que se ensambla en Sevilla (España), que en esta ocasión ha ascendido hasta los 436 millones de euros. Además, son los últimos resultados que presenta el actual presidente, Tom Enders, el cuál será sucedido por el actual Ceo, Guillaume Faury.


- Publicidad -