lunes, 12 abril 2021 9:32

Santander se acerca a los 8.000 millones de beneficio en 2018

Santander cerró 2018 con un beneficio atribuido de 7.810 millones de euros, lo que representa un aumento del 18% con respecto a 2017 (+32% en euros constantes) y concluye de esta manera su plan estratégico de tres años como uno de los bancos más rentables y eficientes entre sus competidores, con un retorno sobre capital tangible (RoTE) del 11,7% y una ratio de eficiencia del 47%.

La presidente de Banco Santander, Ana Botín, afirmó que “2018 ha sido un año excelente para el grupo”. “El balance continúa fortaleciéndose, con mejoras en la calidad crediticia y una ratio de capital CET1 que se sitúa en el 11,30%, por encima de nuestro objetivo para 2018, pese a los retos externos y regulatorios”, ha explicado.

El banco cántabro ha basado sus buenos números en el aumento de los ingresos de clientes en varios mercados, como Brasil, España, México y Estados Unidos, y “las mejoras de la calidad crediticia compensaron sobradamente el impacto de la depreciación de algunas divisas frente al euro, como el peso argentino”. En concreto, el beneficio atribuido anual aumentó en ocho de los diez mercados principales en euros constantes (excluido el impacto del tipo de cambio) con crecimientos destacados en Estados Unidos (+74%), España (+28%), Brasil (+22%) y México (+14%). Ana Botín ha destacado que “Latinoamérica sigue siendo un motor importante de crecimiento del grupo, con buen progreso especialmente en Brasil y México”. “En España, la integración de Popular avanza más rápido de lo previsto y la transformación de nuestro negocio en Estados Unidos progresa a buen ritmo”, ha incidido.

[td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”102971″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

Durante 2018, Europa contribuyó un 52% al resultado del Grupo y América, un 48%. Brasil fue el país que más aportó a los resultados (2.605 millones de euros), con un 26% del beneficio ordinario, seguido de España, con un 17% (1.458 millones de euros), y Reino Unido (1.362 millones de euros) y Santander Consumer Finance (SCF), con un 13% en ambos casos.

En el conjunto del año, los ingresos aumentaron un 9% en euros constantes, hasta 48.424 millones de euros, el nivel más alto en la historia del grupo, con un incremento del 4% tanto en crédito como en recursos de clientes. Por su parte, la calidad crediticia siguió mejorando a lo largo del año. La ratio de mora se sitúa ahora en el 3,73%, con una caída de 35 puntos básicos respecto al 31 de diciembre de 2017, mientras que el coste del crédito cayó siete puntos básicos, hasta el 1%, el nivel anual más bajo desde 2008. Así, Santander generó 46 puntos básicos en capital durante el año, con lo que la ratio CET1 fully loaded se situó en el 11,30% a 31 de diciembre de 2018.

El banco ha mostrado su satisfacción por cumplir su objetivo de alcanzar un crecimiento a doble dígito del beneficio por acción (BPA) en 2018, con un incremento del 11,2%, hasta 0,449 euros. El valor tangible neto por acción aumentó un 1% en 2018, hasta 4,19 euros, mientras que el dividendo en efectivo por acción creció un 9%, hasta 20 céntimos (sujeto a la aprobación del consejo de administración y la junta de accionistas de 2019).

El número de clientes que hacen uso de servicios digitales aumentó en 2018 en 6,6 millones, hasta 32 millones, “gracias a que las inversiones en tecnología han permitido un crecimiento en la utilización de estos servicios y una mejora en la experiencia de cliente”. El 48% de los clientes activos ya utiliza los servicios digitales habitualmente.

A este respecto, Ana Botín ha declarado que “la prioridad en aumentar la vinculación de clientes ha sido fundamental en nuestro éxito”. La presidente ha hecho hincapié en que “hemos crecido más de dos millones y medio en clientes vinculados y más de seis millones en clientes digitales gracias a las inversiones en tecnología y a los esfuerzos que hemos realizado para atender mejor a las personas y las empresas a las que damos servicio. “La satisfacción del cliente aumenta, las relaciones con los clientes mejoran y así la calidad de los resultados es mayor, con un tercio de las ventas realizadas ya por canales”, ha ahondado.

SANTANDER CIERRA SU PLAN 2016-2018

Con la fin de 2018, Santander ha dado por concluido “con éxito” su plan estratégico a tres años. Durante este periodo, el banco ha acometido una transformación comercial y digital significativa:

– Redefinición de la estrategia, con foco en la vinculación de clientes, la excelencia digital y el crecimiento orgánico.

– Implantación de una cultura común a todo el Grupo, lo que refuerza el gobierno corporativo de la entidad y los equipos, y mejora el compromiso de los 200.000 empleados.

– Al mismo tiempo, constante creación de valor para el accionista, con aumentos del beneficio por acción y del valor tangible neto por acción.

Desde el 31 de diciembre de 2015, el número de clientes vinculados ha aumentado un 44%, hasta 19,9 millones, lo que ha contribuido a mejorar la calidad y recurrencia de los resultados de Santander, con aumentos en los ingresos de clientes y menos rotación de clientes.

La transformación digital del banco se ha traducido en un aumento del número de clientes digitales del 93%, hasta 32 millones. Casi un tercio de las ventas totales se realizan actualmente a través de canales digitales, mientras que el 48% de los clientes activos utiliza ya canales digitales, frente al 30% de 2015. La inversión en digital, combinada con una mejora en la satisfacción del cliente, ha permitido al banco mantener su posición como una de las entidades más eficientes del mundo, con una ratio de eficiencia del 47%.

Ana Botín ha dicho que “ya hemos conseguido mucho, pero confío en nuestra capacidad como equipo para aprovechar el gran potencial para seguir creciendo de manera orgánica”. De la misma manera, la entidad ha anunciado que en abril dará a conocer su nuevo plan estratégico.


- Publicidad -