sábado, 26 noviembre 2022 11:07

Duelo de titanes: Porsche amenaza la supremacía eléctrica de Tesla

La marca alemana de vehículos de alta gama Porsche avanza firme en su apuesta por los motores alternativos, con el nuevo Taycan como punta de lanza, y amenaza el liderazgo de la norteamericana Tesla en el sector del lujo eléctrico.

El consenso del mercado estima un ebitda de 6.700 millones de euros en 2018 para el fabricante alemán. Estos números, con las ventas récord anunciadas, sitúan el beneficio medio por vehículo en 26.000 euros. Este margen contrasta con la necesidad de reducir costes y generar ganancias sostenibles que sufre Tesla que le ha hecho perder el 10% de su valor en bolsa durante el inicio de 2019.

Porsche anunció el año pasado una inversión de 6.000 millones de euros hasta 2022 para mejorar las eficiencias en la producción de eléctricos. Con ello, la marca alemana prevé generar unas ganancias de 2.000 millones de euros a partir de 2025. La punta de lanza será el Taycan, modelo 100% eléctrico cuyo lanzamiento al mercado está previsto para finales de este año. Este modelo tendrá un precio en torno a los 75.000 dólares (algo más de 65.000 euros), en línea con el Model 3 de Tesla.

[td_block_11 custom_title=»» separator=»» post_ids=»102542″ limit=»1″ css=».vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}» tdc_css=»»]

La gran diferencia, según los analistas de Bloomberg, reside en que el Taycan podría ser rentable desde su lanzamiento. En términos de rendimiento, este modelo también pondrá en jaque los vehículos eléctricos de Tesla. Bajó el capó se encontrarán 600 cv que le permitirán hacer al deportivo alemán una aceleración de 0 a 100 km/h en menos de 3,5 segundos, y de 0 a 200 km/h en menos de 12 segundos.

En los coches eléctricos el tiempo de recarga también se antoja un punto vital en la decisión de compra y posterior uso. Porsche ha anunciado para el Taycan un tiempo de recarga de la batería del 80% de 15 minutos con un sistema de carga de 800V. Esto le permitirá recuperar 100 kilómetros de autonomía en apenas cinco minutos.

Además, las personas que han realizado la reserva de un Taycan en Estados Unidos han recibido una buena noticia por parte de la compañía. Porsche les ha ofrecido recargas (sesiones de un máximo de 30 minutos) gratuitas durante tres años en la red de cargadores de Electrify America. En Estados Unidos habrá unos 300 puntos disponibles para los Taycan, a una distancia máxima entre sí de 113 km. A la red de Electrify América (propiedad de VW), los clientes de Porsche tendrán la oportunidad de añadir las 120 estaciones que la firma alemana desplegará por su red de concesionarios norteamericanos y la red pública de otros operadores.

POSIBLE SALIDA A BOLSA DE PORSCHE

El crecimiento de las ventas de Porsche debería continuar en 2019 a ritmos de doble dígito gracias a la entrada en el mercado del Taycan, el lanzamiento de las versiones más altas del nuevo 911 y el crecimiento continuo en China a medida que crece su base de distribuidores, según los cálculos de los analistas de Bloomberg. De hecho, a pesar del cambio a una nueva versión 992 en el cuarto trimestre del año pasado, las ventas de 911 aumentaron 10% en el conjunto de 2018.

Además, el Panamera continúa mostrando un fuerte crecimiento a pesar del cambio en la preferencia de los consumidores hacia los SUV, con el sedán duplicando las ventas de China en 2018. En este segmento, el fabricante alemán también continúa batiendo records de ventas gracias a las últimas actualizaciones de sus modelos Cayenne y Macan, que representan el 61% de las matriculaciones de la marca. Junto con el nuevo Taycan, el volumen total de ventas superará los 300.000 coches en 2020 contra los 96.500 que registró la marca alemana en 2010, según las estimaciones de Bloomberg.

Estas perspectivas de ventas y apuesta por el vehículo eléctrico podrían llevar a Porsche a plantearse su salida a Bolsa. Con un ebitda similar a Ferrari, la marca más rentable del grupo Volkswagen podría valer en una posible IPO 90.000 millones de euros, según los cálculos de los analistas de Bloomberg. El director financiero de Porsche, Lutz Meschke, ya valoró la marca en 60-70.000 millones de euros. Meschke apuntó que un salto al mercado bursátil aportaría flexibilidad financiera, ya que la industria automovilística se enfrenta a “la mayor transformación de la historia”. Por su parte, Tesla tiene un valor de mercado actual de 45.000 a pesar de su falta de rentabilidad.

La relación Porsche-Volkswagen no es sencilla y viene de lejos. En primer lugar, hay diferenciar Porsche AG de Porsche SE. La primera compañía es la que construye y vende coches; la segunda, el holding financiero propiedad de la familia Porsche e independiente del fabricante. En 2012, Porsche AG (el fabricante) se vendió a VW como parte de la reestructuración de Porsche SE (hólding). Como resultado, Porsche SE posee más del 30% de las acciones del grupo VW, dueño de Porsche AG. Además, Porsche SE controla el consorcio al completo, ya que tiene en propiedad más del 52% de los derechos a voto.

TESLA, EN APUROS

La compañía de Elon Musk no vive sus mejores momentos. A las caídas en bolsa y la aparición de fuertes competidores como el Porsche Taycan hay que sumar la cobertura firmada por el fondo soberano de Arabia Saudí para cubrir su exposición en Tesla. Propietario del 4,9% de la marca norteamericana, el fondo ha cerrado un acuerdo con JPMorgan para protegerse de la volatilidad que está sufriendo en valor en el parqué de Nueva York.

Por otro lado, el dueño de Tesla trabaja contra reloj para capear una factura de 920 millones de dólares (algo más de 800 millones de euros) el próximo 1 de marzo. En esa cumplen los bonos convertibles emitidos en 2014, el pago más grande al que se ha enfrentado la marca norteamericana. Una posible solución, que apunta Bloomberg, sería combinar efectivo con acciones para hacer frente a esta obligación. No obstante, dado su nivel de caja de la compañía, los títulos de la firma tendrían que subir un 21% con respecto a su cotización actual.

Este miércoles Tesla anunciará los resultados del cuarto trimestre. En caso de estar por encima de las estimaciones de los analistas, las subida en bolsa sería más factible y esta posibilidad podría cobrar más fuerza. «Siempre hay un rayo de esperanza», ha declarado a Bloomberg Chris Hartman, gerente de cartera senior de Aegon Asset Management especializado en el arbitraje de convertibles. «Con la volatilidad que tiene esta acción, el mercado está diciendo claramente que es posible que los títulos estén en, cerca o por encima de 360 dólares», ha indicado Hartman.


- Publicidad -