viernes, 27 mayo 2022 20:53

Sacyr se adjudica la construcción de una planta de residuos en Lleida por 76 millones

La filial de servicios medioambientales de Sacyr, Valoriza Medioambiente, y la constructora Romero Polo realizarán la construcción y explotación del centro de tratamiento de residuos municipales del Segrià, en Lleida, tras la adjudicación de la obra por 76,1 millones de euros.

En el contrato, adjudicado por el Consorci de Residus del Segrià, se recogen dos fases. La primera consiste en la construcción de la nueva planta de tratamiento mecánico-biológico y la ampliación del depósito controlado de residuos, junto con la explotación de la planta de compostaje y el depósito controlado ya existentes.

Por su parte, en una segunda fase, ambas compañías gestionarán durante 10 años la planta de nueva construcción y el vertedero de residuos municipales. Asimismo, Sacyr y Romero Polo también tramitarán el Punto Limpio de la comarca, que está ubicado en la misma instalación. Este contrato de una década cuenta con la posibilidad de ampliación.

[td_block_11 custom_title=»» separator=»» post_ids=»83628″ limit=»1″ css=».vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}» tdc_css=»»]

Las nuevas instalaciones permitirán el tratamiento de más de 60.000 toneladas al año de residuos sólidos urbanos, así como cerca de 15.000 toneladas de materia orgánica de recogida selectiva, correspondientes a una población de aproximadamente 220.000 habitantes.

TECNOLOGÍA PROPIA

Tal como ha señalado Sacyr, la nueva tecnología utilizada en las infraestructuras reducirá “de forma considerable” la deposición de residuos y aumentará la vida útil de las infraestructuras finalistas de deposición de residuos de la comarca.

La nueva construcción contará con una línea de pretratamiento con la implementación de separadores ópticos de última generación y robots, lo que permitirá maximizar los niveles de recuperación de subproductos.

Por su parte, el tratamiento de la materia orgánica recogida de forma selectiva se realizará en trincheras de compostaje por membrana, “altamente flexibles, duraderas y sostenibles”, que ayudan a minimizar la huella de carbono. Además, estos elementos reducirán la emisión de olores, dando como resultado un compost de alta calidad.


- Publicidad -