miércoles, 7 diciembre 2022 18:00

Miedo y desconfianza cargan de indiferencia el vehículo eléctrico

El futuro de la automoción se centra en la movilidad sostenible. Ya sea con energía eléctrica, híbrida o con nuevos combustibles menos contaminantes. La mala calidad del aire lo ha propiciado y el endurecimiento de la legislación lo ha llevado a cabo. Parece que un futuro más limpio es posible. Sin embargo, los ciudadanos estamos quedando atrás. Según datos de la Asociación de Constructores Europeos de Automóviles (ACEA), apenas el 7% de los vehículos que se venden en España está propulsado por un motor alternativo. Algo tiene que cambiar.

Aunque las ventas de este tipo de automóviles han aumentado más de un 67% en los primeros seis meses del año, todavía no son suficientes. Muchas personas no se acaban de fiar de lo que supone el coche eléctrico. ¿Dónde se pueden cargar? ¿Qué profesionales pueden arreglar una avería? Y, sobre todo, ¿qué ventajas supone para el consumidor?

Por todo ello, cada vez aparecen más iniciativas para tratar de acercar la realidad de la movilidad sostenible al ciudadano. La última en sumarse ha sido Mitsubishi Motors, que ha creado EcoLab. Este proyecto, tal como señalan desde la compañía, tiene el objetivo de transmitir al público las ventajas de la movilidad respetuosa con el medioambiente y resolver las dudas sobre la movilidad sostenible.

[td_block_11 custom_title=»» separator=»» post_ids=»81267″ limit=»1″ css=».vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}» tdc_css=»»]

“Con EcoLab, Mitsubishi quiere acercarse y ayudar a un público saturado de mensajes, muchas veces, contradictorios, en torno al futuro de la movilidad y las alternativas que existen hoy en día. Queremos compartir nuestra visión y ayudar a solventar muchísimas dudas”, ha explicado el consejero delegado de la compañía, Jorge Belzunce.

La iniciativa contempla llegar a todo el territorio nacional recorriendo diferentes ciudades con presentaciones gratuitas y abiertas al público. Las temáticas de estas estarán ligadas a la movilidad sostenible, con información sobre modos de conducción eficiente, etiquetas ambientales o restricciones al tráfico.

LOS CONCESIONARIOS SE SUMAN A LA NUEVA MOVILIDAD

Un punto importante de una movilidad más limpia son los concesionarios. Sus talleres son necesarios para realizar las reparaciones de estos vehículos que cuentan con tecnologías novedosas. Por ello, la patronal de la distribución de vehículos Ganvam ha firmado un acuerdo de colaboración con la Asociación Empresarial para el Desarrollo e Impulso del Vehículo Eléctrico (Aedive).

Ambas entidades impulsarán la creación de un registro de talleres homologados en reparación y mantenimiento de vehículos eléctricos. Un paso importante para que la ciudadanía se anime a adquirir un automóvil de estas características. Una de las primeras gestiones de esta asociación fue la de poner en marcha un grupo de trabajo para elaborar un documento que sirva de base a las administraciones para establecer las condiciones mínimas exigibles a la distribución a la hora de modificar o reparar vehículos eléctricos.

El objetivo es sensibilizar al usuario final sobre las capacidades del coche eléctrico a través de las redes de distribución de Ganvam. Con ello, pretenden disipar la incertidumbre que aún genera esta tecnología y su infraestructura. “La distribución es una pieza fundamental en la definición de las nuevas formas de movilidad. Con este acuerdo, ayudaremos a nuestros socios a ser protagonistas para convertir el reto de la movilidad eléctrica en una oportunidad, dinamizando la implantación progresiva del vehículo eléctrico”, ha apostillado el presidente de Ganvam, Lorenzo Vidal de la Peña.

[td_block_11 custom_title=»» separator=»» post_ids=»79235″ limit=»1″ css=».vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}» tdc_css=»»]

La suma de esfuerzos de Aedive y Ganvam hará que se promuevan intercambios de conocimiento, así como de formación entre los profesionales de la venta y la posventa para que puedan realizar la labor de asesor frente al conductor.

LA EMT DA EJEMPLO

No cabe duda que Madrid es una de las ciudades españolas más afectadas por los problemas de calidad del aire. Por ello, la Empresa Municipal de Transportes de la capital (EMT) trata de dar ejemplo. Aunque los ciudadanos no acaban de fiarse del todo de las nuevas tecnologías más limpias, las administraciones intentan acercar a las personas estos avances.

La EMT ha hecho un nuevo pedido de 276 autobuses propulsados por gas natural. Esta vez, se trata del modelo Citaro de Mercedes-Benz, de los cuales la compañía ya cuenta con casi 400 unidades. Todos vehículos estarán operativos por las calles de Madrid a partir de 2020. Con este nuevo pedido, la EMT se aproxima a su objetivo de conseguir una flota de autobuses urbanos de bajas o libres de emisiones en 2020.

Las cartas están sobre la mesa y es el momento de mover ficha. Todos estos proyectos auguran una posible mejora de la calidad del aire en España. Sin embargo, todo depende de los ciudadanos. Una movilidad sostenible, respetuosa con el medioambiente es posible siempre y cuando la mayoría de la población trate de conseguirlo.


- Publicidad -