miércoles, 1 diciembre 2021 10:13

Las 5 respuestas tecnológicas que debe dar Francisco Polo

Esta semana se celebra en Santander (Cantabria) el 32º Encuentro de Economía Digital y Telecomunicaciones organizado por la patronal de las empresas tecnológicas Ametic. Junto a la representación privada, también estarán presentes miembros del Gobierno; la ministra de Industria, Reyes Maroto; y el secretario de Estado para el Avance Digital, Francisco Polo, entre otros. Éste último deberá ofrecer respuestas a los retos tecnológicos que tiene por delante su administración.

Es cierto que las soluciones, inversión y la capacidad de generar empleo recaen en el sector privado. No obstante, debe ser la administración pública la que ponga los cimientos para que todo eso se lleve a cabo. La encargada de gestionar parte del marrón es la Secretaría de Estado para el Avance Digital, dependiente del Ministerio de Economía. Y la cara visible, donde luego se arrojarán lamentos y responsabilidades es Francisco Polo.

No se espera que, apenas con unas semanas en el cargo, solucione problemas que su antecesor, José María Lassalle, ni siquiera se atrevió a abordar. Pero poco a poco deberá enfrentar de cara algunos conflictos, que si bien traspasarán su legislatura en caso de que el PSOE no renueve mandato, hay que ponerse con ellos manos a la obra.

[td_block_11 custom_title=»» separator=»» post_ids=»78518″ limit=»1″ css=».vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}» tdc_css=»»]

Y es que no todo puede quedar en las buenas intenciones de la “nación emprendedora” que proclama Polo. Por ahora su principal discurso público ha declinado en lo que más conoce, el sector startup, donde es un personaje conocido y respetado. Pero ahora es turno de hacer política, casi de Estado, puesto que las telecomunicaciones son estratégicas para un país. Por este motivo, bien en Santander, o próximamente, deberá dar respuesta -como mínimo- a cinco cuestiones clave.

¿DÓNDE ESTÁN LAS MUJERES?

Hay tuits que los carga el diablo. Hace unos días Francisco Polo estuvo presente en la Gamescom celebrada en Alemania. Durante el evento tuvo un encuentro informal con diversos emprendedores y empresarios del sector del videojuego. Para otorgar un toque informal, desde el entorno del secretario de Estado se colgaron fotos en las redes sociales. El problema es que no había ni una sola mujer entre los presentes.

Más tarde fue el propio Polo el que se hizo eco de la foto. En ningún momento quiso eludir la problemática, consciente, de que la situación no puede seguir igual. Su antecesor en el cargo también se afanó en proclamar que la testosterona digital no menguaba. Y sin tiempo, al final no se tomaron medidas que, por cierto, van más allá de las competencias de esta secretaría de Estado.

Precisamente, en un encuentro sectorial del videojuego con el anterior Gobierno del Partido Popular, quedó constatado que el problema tiene la raíz en la educación. Por lo tanto, poco se puede hacer a estas alturas, más allá de fomentar la integración y la paridad empresarial. Algo, de nuevo, que excede las competencias de Polo.

[td_block_11 custom_title=»» separator=»» post_ids=»78240″ limit=»1″ css=».vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}» tdc_css=»»]

En todo caso, que el conflicto sea complejo no debe ser excusa. Y es extensivo a cualquier sector relacionado con la tecnología, sobre todo en los puestos más técnicos. Además, todo esto se ve con mayor apremio en el Gobierno más feminista de la democracia. Y es que las empresas tecnológicas necesitan a las mujeres ya.

QUÉ NACIÓN STARTUP QUEREMOS

Una de las grandes apuestas de Francisco Polo tiene que ver con el emprendimiento y las startups. Asuntos que conoce a la perfección de su paso por Change.org, y que ahora tiene la obligación de controlar, sobre todo en los casos en los que este tipo de empresas reciba dinero público en forma de subvención o financiación.

Aquí todas las miradas apuntan a compañías como Glovo o Deliveroo y los modelos precarios que han creado tras ellas. Polo fue muy claro al respecto en su propio blog personal. “Una visión de Estado que aúna la digitalización del país con un fuerte sentido de la justicia y la protección social de ciudadanos y trabajadores”.

Ahora mismo es evidente que en el sector emprendedor hay una gran desprotección hacia los empleados, y Polo lo conoce sobradamente. Pagos en negro, falsos autónomos, contratos que no se cumplen… muchas empresas de nueva creación sientan las bases de su éxito sobre modelo altamente cuestionables. Y eso no puede seguir pasando.

En paralelo, desde Avance Digital deben conseguir que los modelos fiscales sean favorables para estas empresas, pero sin caer en el perjuicio con otras.

EL MARRÓN DEL DIVIDENDO

Si el PSOE mantiene el Gobierno y, más allá, consigue renovar mandato, Francisco Polo asumirá el marrón de gestionar el segundo dividendo digital, que la subasta de espectro de frecuencias para el 5G sea provechosa económicamente para el Gobierno y, a su vez, que los operadores de telefonía queden contentos.

[td_block_11 custom_title=»» separator=»» post_ids=»77849″ limit=»1″ css=».vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}» tdc_css=»»]

En realidad se trata de gestión ministerial, no será el secretario de Estado el encargado de estas tareas, pero su imagen será la que tenga que explicar muchas cosas. Entre las acciones positivas que ya se han hecho es que gente como Antonio Fernández-Paniagua mantiene su puesto dentro del organigrama. Así, el subdirector general de Planificación y Gestión del Espectro Radioeléctrico tiene experiencia para lidiar con este toro.

Y no será menor. Toca resintonizar antenas de televisión en los hogares; explicarlo a los ciudadanos, algo fundamental; y a su vez facilitar una justa competencia entre operadores para el acceso a la banda de 700 Mhz, la que actualmente ocupan para la TDT las televisiones.

INTERNET VELOZ PARA TODOS

Un error que comenten todos los políticos tiene que ver con la apropiación de tareas que deben llevar a cabo las empresas privadas. De ahí que se la jueguen ante los posibles éxitos o fracasos. Así, el anterior ministro de Energía y Agenda Digital, Álvaro Nadal, siempre presumía de poder bajar el recibo de la luz, algo que no está en sus manos; y también sacaba pecho por los avances en despliegue de fibra óptica.

Aquí, Francisco Polo, ha cometido un error similar: presumir del compromiso al que quieren llegar, y lo que ya hay. Y en realidad todo depende de lo que hagan Telefónica, Orange y Vodafone, y lo que quieran invertir.

Hace unos días, desde su Ministerio, publicaron datos actualizados sobre conectividad en España y las noticias son medio buenas. La realidad es que las grandes urbes no tienen problema, y son las que representan ese 81% que ya goza de velocidades mínimas de 30 Mb/s, pero cuando uno baja en el Excel sobre coberturas, en las localidades de menos de 10.000 habitantes empieza a haber serios problemas. Más si cabe cuando hay dispersión geográfica.

[td_block_11 custom_title=»» separator=»» post_ids=»76533″ limit=»1″ css=».vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}» tdc_css=»»]

Una de las prioridades de Polo debería ser el fomento de alternativas. Conexiones vía satélite, 4G fijo; así como la difusión de los operadores locales que intentan hacer negocios en las áreas rurales donde las grandes compañías no quieren invertir por miedo a la falta de retorno económico.

LOS GIGANTES TECNOLÓGICOS DEBEN RESPONDER

Entre los asociados de Ametic se encuentran Google, Facebook y Amazon Web Services (dedicada a la nube). Empresas que, en muchos casos, pagan menos impuestos que algunas pymes. Esto, lógicamente, es responsabilidad de otros ministerios, pero Francisco Polo debe dar respuesta al espacio que ocupan estas compañías en España, y cómo lo ocupan.

Del mismo modo, los Uber, Airbnb, etc., que están gestionadas por leyes de Sociedad de la Información, cabalgan en la ambigüedad de ser empresas tecnológicas y, a su vez, no serlo.

Esta es una pequeña lista de respuestas que Francisco Polo debe ir dando poco a poco. Seguramente Santander sea un escenario precipitado para abordar muchos de estos temas en profundidad, sobre todo por parte de un Gobierno cuya inestabilidad parlamentaria le deja con las manos atadas. Pero a lo largo de la legislatura se deben resolver.


- Publicidad -