martes, 23 julio 2024

Bankia no suspira por unos altos tipos de interés

Es uno de los talones de Aquiles de Bankia: la exposición de la entidad al tipo variable en sus créditos. Una ‘herida’ que se mantiene mientras el euribor esté en negativo. Fruto de ello es la caída del margen de intereses (-10%) por la depreciación de la cartera de créditos. Cifra que se ha visto dulcificada por la integración de BMN, dando un resultado final del 5,3%.

“El euribor, en el año en curso, a doce meses, ha estado plano”, se lamentó José Sevilla, su consejero delegado, durante la presentación de resultados. Y los vientos que vienen desde el Banco Central Europeo (BCE) no parece que vayan a soplar en la dirección idónea para la entidad presidida por José Ignacio Goirigolzarri.

Porque la nave comandada por Mario Draghi está enfriando la subida prevista de tipos de interés. En principio, marzo de 2019 parecía la fecha elegida. Ahora parece que se postergará en el tiempo, hasta septiembre.

Sevilla: «EL BCE ha tenido éxito con su política monetaria. Pero una vez se tiene éxito, no se puede morir de éxito»

No queremos que los tipos de interés sean altos para ser más rentables, sino que sean positivos”, reconoció José Sevilla. Y añadió: “Lo que rompe el modelo de negocio son los tipos negativos. Mientras tanto, estamos compensando esa diferencia con una gestión ágil y dinámica de los gastos”. ¿Cuál es su deseo? “Que los tipos de interés se normalicen en el periodo que dura el Plan Estratégico”, reconoció Sevilla.

BANKIA DA UN ‘TOQUE’ AL BCE

El consejero delegado de Bankia también reconoció que “la normalización de los tipos de interés va con algo de retraso”. Eso sí, dejó claro que el valor de la entidad no depende de que los tipos de interés cambien un trimestre antes o un trimestre después. “En este sentido no estamos preocupados. Debemos centrarnos en mantener los objetivos a medio plazo”, apuntó.

José Sevilla no dudó en calificar como “importante”, y “un éxito”, la labor llevada a cabo por el BCE respecto a los tipos durante el periodo de recuperación de la economía europea. Pero advirtió: “Una vez que ha tenido éxito, no se puede morir de éxito”. Porque el entorno económico ha cambiado, entre otras razones por la política monetaria del BCE. “Pero es el momento de normalizar los tipos. Personalmente, yo sería más rápido. Pero doctores tiene la iglesia”, manifestó el consejero delegado de Bankia.

Respecto a otros temas de actualidad, José Sevilla indicó que no veía “ningún conflicto ni situación especial” en Bankia (respecto al pretendido impuesto a la banca del Gobierno de Pedro Sánchez) debido a que el 60% de sus acciones están en mano del Estado.

“El reto de los bancos es ser rentables. Hay que serlo porque es la antesala de la solvencia. Por tanto, la ausencia de rentabilidad acaba poniendo en peligro la solvencia. El impuesto a la banca se basa en que ganan mucho dinero y esa es una afirmación muy sencilla”, indicó.

[td_block_11 custom_title=»» separator=»» post_ids=»72150″ limit=»1″ css=».vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}» tdc_css=»»]

Respecto a la integración con BMN se está produciendo “rápidamente y de la mejor manera posible”. En la actualidad, quedan unas 300 personas por salir de entidad. “Esperamos terminar este asunto este año”, dijo Sevilla. ¿Dónde está el problema? En que en algunas zonas hay más personas que se quieren ir de las que serían necesarias.

Por último, y respecto a otros acuerdos similares al firmado con Credit Agricole, no tienen abiertas negociaciones del mismo calado. También reconoció que no tienen interés en abrir oficinas donde no están salvo en uno o dos puntos clave, que necesitan “más chispa” en su oferta comercial, y que necesitan mejorar la velocidad de crucero en seguros.

Bankia obtuvo un beneficio neto atribuido de 515 millones de euros en el primer trimestre de 2018, lo que supone un exiguo 0,1% más respecto al mismo periodo del año anterior. Los activos no rentables (riesgos dudosos y adjudicados brutos) se redujeron en 1.700 millones de euros y la tasa de morosidad descendió 80 puntos básicos en el semestre, hasta el 8,1%.


- Publicidad -