miércoles, 24 julio 2024

Las Kellys plantarán batalla al Gobierno en septiembre

La asociación de camareras de piso Las Kellys llevan años reivindicando sus derechos laborales. El Gobierno ha comenzado a tomar medidas como la ampliación de la campaña de Inspección de Trabajo. Sin embargo, estas trabajadoras no se conforman y pedirán al Gobierno, en una reunión que podría convocarse en septiembre, medidas como la prohibición de la externalización del trabajo estructural.

Su situación actual sigue siendo complicada, a pesar de que hay más inspecciones y más denuncias, las empresas de externalización siguen ejerciendo la misma fuerza sin resolver ninguno de los problemas que se plantean. “Lo que realmente necesitamos son medidas legislativas que sirvan para recuperar todos los derechos que hemos perdido», explican.

Y es esto, precisamente, lo que le piden y pedirán a Sánchez en la reunión que podría realizarse en septiembre. Aunque están esperando la confirmación exacta para poder hablar con el presidente cara a cara tienen claro lo que van a decirle.

[td_block_11 custom_title=»» separator=»» post_ids=»74197″ limit=»1″ css=».vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}» tdc_css=»»]

Así, piden que no se pueda externalizar el trabajo estructural, también poder computar mejor los años trabajados, consiguiendo que se les permita la prejubilación a los 15 años y no a los 25 como indica la ley en estos momentos.

Por otro lado, solicitan más estudios ergonómicos y que se les permita seguir unos parámetros de calidad en lugar de producción. De esta forma, se eliminarían las diferencias que existen entre las camareras de piso que son contratadas por el propio hotel y las que se contratan mediante una empresa externa a este.

CAMBIO RADICAL DE LA REFORMA

Las Kellys explican que necesitan un cambio radical de la reforma laboral. Un proceso que, como ya les había dicho la ministra de Turismo, es complicado e imposible de realizar de golpe. Por eso, este colectivo tiene la esperanza de que los cambios se vayan produciendo.

Además, la proposición de ley para modificar el artículo que habla sobre la igualdad salarial en el Estatuto de los Trabajadores que tiene en mente el Gobierno no solucionaría gran parte de su problemática. Como ha comentado a MERCA2 una de las representantes de la asociación en Madrid “necesitamos que haya un cambio que cubra las deficiencias a las que estamos expuestas, no solo económicas, sino también de derechos”.

Teniendo en cuenta que su nómina es un 40% menor de lo que establece el estatuto y que continúan perdiendo dinero cuando se enfrentan a diferentes factores en su trabajo como pueden ser las vacaciones, los días festivos. Incluso, tienen problemas cuando de una habitación cuelga el cartel de “no molestar”, ya que si esa habitación se queda sin limpiar se le descontará de su nómina final.

A esto se le suma el poco reconocimiento de las enfermedades y la dificultad de sumar años en la Seguridad Social, entre otras cosas. Sánchez tiene un arduo trabajo por delante, porque Las Kellys no se van a conformar con pequeños cambios mientras les hagan trabajar en condiciones indeseables.

Estas son algunas de las peticiones que ya le expusieron a Mariano Rajoy el 5 de abril de 2018, cuando este era presidente del Gobierno. Aunque obtuvieron un mayor reconocimiento en asuntos de salud, no se llegaron a cumplir las expectativas.


- Publicidad -