miércoles, 29 junio 2022 20:44

La defensa a Putin de Trump es demasiado para los republicanos

Donald Trump defendió su reunión con Vladimir Putin y respaldó al líder ruso mientras cuestionaba a los servicios de inteligencia de EEUU. Esto ha desencadenado la reacción más intensa de los líderes republicanos contra el magnate desde que ganó las elecciones en 2016.

 “Mientras tuve una gran reunión con la OTAN, recaudando grandes cantidades de dinero, tuve una reunión aún mejor con Vladimir Putin de Rusia. Lamentablemente, no se informa de esa manera: ¡las noticias falsas se vuelven locas! “Trump tuiteó el martes, la mañana después de su regreso de la reunión en Helsinki.

LA CRÍTICA DE LOS REPUBLICANOS

Pese a esta explicación la crítica fue salvaje. Los republicanos airadamente molestos por la situación volvieron a recordar sus declaraciones sobre el secuestro de mujeres y las negativas a denunciar a los supremacistas blancos neonazis. Además criticaron duramente que se impusieran aranceles a países aliados mientras el presidente se ponía de parte de Putin, un hombre sobre el que los servicios de inteligencia coinciden unánimemente en que interfirió en las elecciones de 2016 de EEUU.

“Es el error más grave de su presidencia y debe corregirse de inmediato”, dijo el ex presidente de la Cámara de Representantes Newt Gingrich en Twitter. Gingrich, quien ha sido un acérrimo defensor de Trump y cuya esposa, Calista, fue nombrada por Trump como embajadora de Estados Unidos en el Vaticano, dijo que Trump necesita aclarar sus declaraciones.

[td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”72605″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

Cuando Trump admitió la negación de Putin y dudó de las conclusiones emitidas por su propio servicio de inteligencia, el presidente cortó de raíz con una de las tradiciones más duraderas del Partido Republicano, que encarnaba Ronald Reagan, una de las grandes referencias del actual líder norteamericano.

EL FANTASMA DE REAGAN 

“Nunca he estado más decepcionado en mi vida”, dijo el representante Walter Jones, un republicano de Carolina del Norte, que ha apoyado la investigación sobre la interferencia electoral rusa y los vínculos con la campaña de Trump. “Llamé a mi equipo y les dije que el fantasma de Reagan está probablemente revolviéndose en su tumba “.

La Constitución otorga al presidente una amplia visión de la política exterior, pero el Congreso tiene algunas competencias. Por ejemplo, los senadores Chris Van Hollen, demócrata de Maryland y Marco Rubio, republicano de Florida, presentaron un proyecto de ley que impondría nuevas y rígidas sanciones si el director de inteligencia nacional certifica que Rusia ha interferido en futuras elecciones .

[td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”71680″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

Sin embargo, no estaba claro si la actuación de Trump cambió la dinámica en el Congreso dirigido por los republicanos, y los líderes del partido expresaron sus desacuerdos con cautela para evitar enfrentarse a un presidente que sigue siendo popular con su base menos de cuatro meses antes de las elecciones legislativas.

El calendario de Trump para el martes incluye una reunión con miembros del Congreso sin especificar el tema o los legisladores que están siendo invitados.

Sahil Kapur and Billy House para Bloomberg


- Publicidad -