viernes, 27 enero 2023 15:26

La economía británica apenas crece debido a un menor gasto del consumidor

El gasto de los consumidores británicos perdió impulso durante el primer trimestre y las empresas redujeron la inversión debido a las duras condiciones meteorológicas.

El gasto de los hogares aumentó sólo un 0,2%, la cifra más débil en más de tres años, y la inversión de las empresas disminuyó un 0,2% debido a que el temporal de nieve mantuvo a los compradores en casa y afectó a los proyectos de construcción.

El crecimiento económico no se revisó y se mantuvo en un 0,1%, según mostraron las cifras del viernes, y la Oficina de Estadísticas Nacionales continuó sosteniendo que el clima tuvo poco impacto en el trimestre en general. Sin embargo, esa evaluación ha sido cuestionada esta semana por el gobernador del Banco de Inglaterra, Mark Carney.

El banco central se ha abstenido de subir las tasas de interés este mes, con lo que economistas e inversores se preguntan si los responsables optarán ahora por una subida en agosto.

Mucho depende de lo rápido que repunte la economía y hasta ahora las pruebas son mixtas. La inquietud por el Brexit está aumentando y los consumidores acaban de salir de un apretón al poder adquisitivo que ha afectado a minoristas como Marks y Spencer o la cadena de mejoras para el hogar B&Q.

El gasto del consumidor aumentó un 1,1% respecto al año anterior, el menor incremento desde el inicio de 2012.

La caída trimestral de la inversión empresarial fue la primera en más de un año y se debió a un menor gasto en edificios no residenciales y vehículos, según la Oficina Nacional de Estadísticas. Asimismo, la producción del sector de la construcción cayó en un 2,7%.

El PIB per cápita disminuyó un 0,1%, dejando el crecimiento respecto al año anterior en un 0,6%, el ritmo más débil desde 2012.

Los servicios, la mayor parte de la economía del Reino Unido, subieron solo un 0,1% en marzo tras una caída del 0,3% en febrero. El crecimiento en el primer trimestre no se revisó desde el 0,3%, y los servicios dirigidos al consumidor experimentaron un mal comienzo de año.

El comercio no tuvo impacto en el crecimiento del PIB, ya que las exportaciones cayeron un 0,5% respecto al cuarto trimestre y las importaciones disminuyeron un 0,6%.

Parece que el Reino Unido permanecerá de nuevo en el carril económico lento este año, con un crecimiento de alrededor del 1,4%, muy por detrás de Alemania, Francia y Estados Unidos, que también forman parte del Grupo de los Siete.

Brian Swint para Bloomberg


- Publicidad -