viernes, 15 octubre 2021 20:07

Cómo entender la factura de la luz y no morir en el intento

La factura de la luz es uno de los jeroglíficos más indescifrables que nos encontraremos a lo largo de nuestra vida. Entender lo que nos cobra nuestra compañía por la electricidad es todo un reto, y lo es aún más si queremos ahorrar.

En muchas ocasiones nos limitamos a leer directamente el importe, en vez de comprobar los datos que se detallan en la factura. Un error muy común que desde MERCA2 queremos solucionar.

Introducción a la factura de la luz

En primer lugar, lo primero que debemos de hacer es diferenciar entre dos conceptos muy básicos: el importe fijo y coste de la electricidad consumida.

-El importe fijo se trata de un coste permanente que las compañías cobran por suministrar electricidad y que se paga por cada kW de potencia contratada. Este concepto se paga independientemente del consumo de energía, incluso si no se consume nada ese mes, seguiremos pagando este concepto.

-El coste de electricidad consumida dependerá del uso que hagamos a lo largo de todo el mes.

TIPOS DE MERCADOS

Una vez que hemos diferenciado entre conceptos fijos y variables, tenemos que diferenciar si nuestra compañía eléctrica se encuentra dentro del mercado regulado o del mercado libre.

Lista de las comercializadoras de referencia y sus equivalentes.

Mercado regulado

Lo primero que debemos de saber cuando nos encontremos con una factura perteneciente al mercado regulado es que estamos ante una tarifa PVPC. Este tipo de facturas contienen un precio que cambia hora a hora y día a día según la oferta-demanda entre quienes producen energía (la compañía generadora) y quienes la venden al consumidor (la comercializadora).

Diferencias entre el mercado regulado y el mercado libre.

Por otro lado, el precio de la electricidad varía mucho en función de la estación del año (siendo más caro en invierno y más barato en verano) por lo que hay que evitar precipitarnos puesto que puede que el precio sea muy caro o muy barato en periodos concretos.

Otro dato a tener en cuenta es que debemos de tener un contador inteligente para poder aplicar la tarifa PVPC. Este contador digital registra el uso y la hora para aplicar el precio. De este modo si consumes en las horas caras pagarás más, que si consumes en las horas baratas.

Simulación de una factura perteneciente al mercado regulado.

1- Nombre de la compañía: este apartado nos indicará si nos encontramos en el mercado libre o regulado. Hay que fijarse muy bien ya que suelen utilizar logos y nombres casi idénticos. Por ejemplo, si perteneces a Endesa y en tu factura pone ‘Energía EEXXI S.L.U’ perteneces al mercado regulado.

2- Datos de la factura: dentro de este apartado nos encontraremos con el número de factura, la referencia, la fecha de emisión y dos conceptos que siempre tenemos que tener en cuenta; la fecha límite de pago y el periodo de facturación. De estos dos últimos datos debemos de estar muy pendientes para no retrasar los pagos, y como consecuencia, pagar más por ello el mes siguiente.

3- En esta sección aparecen los datos básicos del contratante como su nombre, apellidos o la calle en la que reside.

4- Resumen de la factura: en esta sección debemos de tener muy claro la potencia que tenemos contratada; la mayoría de los hogares tienen entre 3.3 y 4.6 kW, por debajo de 3 kW se puede optar al bono social, y por encima de 10 kW ya no se tiene derecho a la tarifa PVPC del mercado regulado. Por otro lado, la facturación por energía consumida se paga en función de lo que efectivamente se consume: la compañía cobra por cada kWh de energía consumida en ese mes. Asimismo, existen además dos conceptos fijos: el impuesto de electricidad (5,113%) y el IVA (21%). Ambos se aplican al total de la factura y son fijados por el Estado.Sin embargo, el alquiler de equipos se pagará únicamente cuando el contado no sea propiedad de nuestra propiedad. Se calcula multiplicando el número de días del periodo de facturación por el precio del alquiler del contador.

5- La información del consumo eléctrico incluye la lectura anterior del contador y la lectura actual. En algunos casos las compañías incluyen gráficos que simulan la evolución del consumo incluyendo la lectura real, la estimada y la media.En el siguiente apartado, además de incluir los datos básicos del contratante, también aparece el tipo de contrato, el tipo de contador y la potencia que tenemos contratada.

6- y 7- En los últimos apartados aparecen los datos de pago y números teléfono de atención al cliente ante cualquier incidencia.

Mercado libre

Dentro de este mercado se encuentran las tarifas de las casi 100 comercializadoras del mercado libre. El precio lo fija la empresa, que lo publicita y lo pone en el contrato, tal y como ocurre con otros servicios como las tarifas telefónicas.

Al igual que sabes cuánto vas a pagar por cada minuto de llamada, en el mercado libre tienes la tranquilidad de saber cuánto te va a costar cada kW que consumas; independientemente de si sopla más o menos el viento, llueva más o menos, haga frío o calor.

Antes de descifrar este tipo de facturas, debemos de tener en cuenta que éstas no pertenecen a un modelo concreto y por lo tanto, no son todas iguales.

Simulación de una factura perteneciente al mercado libre.

1- El nombre identifica la empresa que emite tu factura, hay que fijarse bien porque puede que nos encontremos en el mercado libre y ni lo sepamos. Uno de los ejemplos es Iberdola Clientes que es la comercializadora del mercado libre.

2- El segundo apartado no se diferencia en los diferentes tipos de mercados, únicamente nos indica los plazos de pago y la fecha de emisión de la factura.

3- Los datos básicos del contratante aparecen justo debajo de la sección anterior, y siempre debemos fijarnos para comprobar que sean correctos.

4- El resumen de la factura y los datos de pago, a diferencia del mercado regulado, vienen unidos en la misma sección. Aquí nos indica no sólo el precio de la luz y los impuestos, sino también los datos bancarios.

5- La información del consumo eléctrico se representa de la misma manera que en el mercado regulado: lectura anterior y lectura real. Asimismo, también incluye un gráfico sobre la evolución del consumo.

6- Como infografía adicional, las facturas del mercado libre suelen incluir un gráfico más amplio y detallado sobre la evolución del consumo en la última parte de la factura.

Desde MERCA2 sabemos que leer la factura no es fácil, pero en ella está la clave para ahorrar energía. Después de analizar en profundidad los diferentes recibos que existen, es tu turno: ¿quizá tengas más potencia de la que necesitas? ¿Tal vez te interesaría pasar a la Discriminación Horaria? Ahora te toca a ti decidir.


- Publicidad -