lunes, 20 septiembre 2021 6:36

La apuesta de Carrefour en la venta online cuesta 2.400 despidos

La cadena de supermercados Carrefour llega tarde a la era digital. Tras varios años dormitando en torno al modelo del hipermercado es ahora cuando despierta de su aletargo para lanzar el plan de transformación ‘Carrefour 2022’ con el que pretende ahorrar 2.000 millones de euros anuales y simplificar su estructura con 2.400 despidos para poner todos sus esfuerzos en el canal online.

“Carrefour necesita acelerar la transformación digital y ser realmente omnicanal con el fin de competir en el nuevo escenario minorista”. Así lo alertaba ya este verano el presidente y CEO de Carrefour, Alexandre Bompard.

Y así se ha traducido en el plan de transformación presentado ayer. Para 2022 el Grupo Carrefour se marca como objetivo conseguir 5.000 millones de facturación en el comercio online y acaparar el 20% de cuota de mercado. Para ello invertirá cerca de 2.800 millones de euros, abrirá 2.000 tiendas céntricas y acelerará su formato Cash & Carry.

Todo un ambicioso plan si no fuera por lo tarde que llega. Analistas, expertos y los datos de la compañía llevan años presagiando lo que el gigante de la distribución francesa no ha visto hasta 2017. El año en el que E. Leclerc desbancó por primera vez a Carrefour en cuota de mercado en Francia: 21% frente a 20,5%.

Carrefour
Cuota de mercado en Francia, según Kantar.

Este destronamiento se debió principalmente al canal online. Las ventas por internet son inferiores a los 2.600 millones euros que E.Lerclerc logró en 2016, según estudios publicados por analistas de Bloomberg. Además, Carrefour solo cuenta con 15.000 referencias online frente a las 100.000 de sus hipermercados. Hasta el grupo Auchan ­–representado en España por Alcampo– le toma la delantera online.

Carrefour

Unas referencias también muy por debajo de su otro rival en el país, Casino. Este grupo anunció a finales de año un acuerdo con Ocado para desarrollar la plataforma inteligente de comercio electrónico de la compañía británica en Francia. Con esta alianza, la plataforma venderá inicialmente 50.000 productos de alimentación a los clientes del área metropolitana de París con entregas precisas y rápidas a domicilio. Este grupo también mantiene una alianza con la española DIA.

Así, estos datos revelan dos realidades. La primera es que su modelo de negocio está basado fundamentalmente en el hipermercado y alejado del online. Cuenta con 1.480 establecimientos de este tipo en todo el mundo. De hecho, en España ha estrenado el primero que abre 24 horas. Y lo segundo es que este modelo hace aguas ante los nuevos supermercados de proximidad y de bajo precio, como E. Leclerc o Lidl.

Es más, hay otros dos modelos a mejorar por Carrefour: el modelo drive y el Click & Collect –venta online y recogida en tienda–. El cambio en el hábito de consumo en favor de las tiendas de proximidad y de la recogida rápida tras la venta online también han dejado en evidencia las deficiencias de este servicio. Carrefour abrirá 170 tiendas drives en Francia, mientras que la mitad de sus tiendas contarán en 2019 con Click & Collect. Asimismo, también lanzará una web única para relanzar su comercio online: Carrefour.fr para Francia.

Sin embargo, Carrefour no cerrará ningún hipermercado, sino que lo adaptará a su entorno habitual: centros comerciales. Si reducirá su superficie total en Francia al menos 100.000 metros cuadrados para 2020, o el 5% del área total de los hipermercados del grupo en el país.

Carrefour y Tencent en China

Su débil posición y estructura llamó la atención de Amazon, el gigante tecnológico que busca como entrar en el mercado europeo de la alimentación. Por el momento, todo ha quedado en rumores, y más con los últimos acuerdos a los que ha llegado el grupo galo para cubrir su apuesta online y convertirse en competencia de Amazon.

Carrefour ha sellado una alianza con el gigante asiático Tencent con el objetivo de “allanar el camino para conseguir grandes oportunidades en el comercio electrónico de alimentos”, según el comunicado del grupo. De esta forma, supondrá la entrada de esta empresa y de la cadena de supermercados Yonghui en el accionariado de su filial en el gigante asiático.

[td_block_11 custom_title=»» separator=»» post_ids=»38441″ limit=»1″ css=».vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}» tdc_css=»»]

En el mercado chino las alianzas entre jugadores físicos y digitales están creciendo (Alibaba con Auchan o Walmart con JD.com). Por eso, el posicionamiento de Carrefour junto a Tencent es vital para la compañía y el comercio online.

Una operación que también podría devolver a la gala su posición en el mundo. A nivel mundial, en 2017 Carrefour cede posiciones y se sitúa como el sexto mayor grupo, según Kantar WorlPanel. Walmart, Amazon, Costco, Schwarz Group (que incluye cadenas como Lidl) y Kroger están por delante.

A esta asociación se suma la ya sabida con Fnac. Ambas crearán una central de compras conjunta en Francia con la que aumentarán su capacidad para adquirir electrodomésticos y tecnología a precios más bajos. Y en moda, se hizo hace una semana con el 17% de la firma online Showroomprivé.com, por 79 millones de euros.

2.400 despidos en Francia

Para montar toda esta estrategia online tendrá que aligerar su estructura. “Con el fin de mejorar la eficiencia operativa de los equipos y aumentar la capacidad de respuesta, Carrefour está racionalizando su sede en todos los países”, explican en el comunicado. Ello implica el cierre de la sede en Boulogne y el abandono del proyecto para construir una nueva sede de 30.000 metros cuadrados.

Asimismo, el grupo ha lanzado un plan de despido voluntario de 2.400 empleados en la oficina central en Francia, cuya plantilla asciende a 10.500. Carrefour cuenta con 1.480 hipermercados y 3.212 supermercados que dan empleo a más de 384.000 trabajadores en el mundo –11.500 trabajadores en Francia–.

Por otro lado, también se quitará de en medio las 273 tiendas de DIA que adquirió en 2014 y que han sido un lastre para el grupo. O bien se venderán o bien se cerrarán.

La semana pasada, Bompard develó que el beneficio operativo de 2017 caería un 15% en un contexto de debilidad de las ventas. Esto supuso su segundo profit warning en seis meses. Este verano, Carrefour obtuvo un beneficio neto atribuido de 78 millones de euros, una cifra un 39,5% por debajo del resultado correspondiente al primer semestre de 2016. Su endeudamiento neto aumentó un 4,8%, hasta los 7.720 millones.

Así, con este plan 2018 se convierte en un año vital para Carrefour. No obstante, aún le quedan muchos años por delante para conseguir alcanzar a sus competidores en las ventas online.


- Publicidad -