viernes, 21 enero 2022 11:42

Telefónica sonríe: habrá subasta de espectro móvil en Reino Unido

Pese a llegar con algo de retraso, finalmente Telefónica ha recibido un gran regalo de Reyes. Y es que el regulador británico de las telecos, Ofcom, ha decidido aparcar los conflictos legales que había en torno a la subasta de espectro radioeléctrico planteados por la compañía Three, y ya ha fijado fechas para repartir las frecuencias de 4G y 5G que había pendientes.

La filial del grupo asiático Hutchison llevaba torpedeando la licitación de espectro desde que las autoridades británicas sacaron a concurso las bandas de frecuencias para mejorar el uso de la tecnología móvil 4G y 5G. No estaban conformes con los porcentajes que tendría cada operador, por lo que llevaron la situación a los tribunales. Esto provocó, de inmediato, que hubiera que parar la subasta.

El gran perjudicado en todo esto era Telefónica. Y, en concreto, su filial O2, que lleva siendo un quebradero de cabeza desde, precisamente, la venta fallida a Hutchison. Curiosamente ahora el enemigo en esta película.

En este contexto, el retraso era un problema para los azules. Y es que O2 necesita que se resuelva cuanto antes la licitación de espectro y centrarse en lo verdaderamente importante para ellos: mejorar su servicio, ampliar clientes y, lo esencial, ponerse un bonito lazo para cuando llegue su OPV. Es decir, el momento en que Telefónica ponga en venta una parte la compañía a través de la bolsa.

[td_block_11 custom_title=»» separator=»» post_ids=»38286″ limit=»1″ css=».vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}» tdc_css=»»]

Puesto que tras el veto de Bruselas para la venta de O2, la forma más rápida que vio Telefónica de conseguir liquidez era sacando una parte significativa de la compañía al mercado. De ahí la importancia de esta subasta.

Telefónica recorta tiempo

La buena noticia llega, además, con una contundencia significativa por parte de Ofcom. Desde el regulador aseguran que Three está retrasando deliberadamente la subasta y que, por lo tanto, eso significa retrasar el beneficio que pueden obtener usuarios y empresas una vez que tengan las frecuencias de 5G y 4G.

El próximo movimiento será que Ofcom publique las normas para la subasta de espectro en las bandas de 2.3GHz y 3.4GHz, concretamente el 24 de enero. Posteriormente comenzarán a ofertar los interesados y se irán registrando las solicitudes.

Aunque todo esto conlleva el riesgo de que todavía no hay decisión en firme de la reclamación de Three, por lo que el regulador británico está haciendo esto por el legítimo interés de los consumidores. Así, el Tribunal de Apelación está listo para escuchar el caso de la filial asiática los días 13 y 14 de febrero.


- Publicidad -