martes, 6 diciembre 2022 1:14

Nestlé venderá su unidad de confitería al fabricante de Nutella

Corinne Gretler para Bloomberg

Nestlé acordó vender su unidad de confitería de Estados Unidos a Ferrero, el fabricante italiano de Nutella, en el primer paso sustancial fuera de la industria de los dulces de parte la compañía que inventó el chocolate con leche.

La venta de la unidad, que incluye las marcas Butterfinger y Baby Ruth, es también la primera desinversión importante del gigante suizo de alimentos desde que el director jecutivo, Mark Schneider, tomó el mando el año pasado.

Nestlé planea centrarse en categorías más saludables y de crecimiento más rápido, como café, alimentos para mascotas y agua, ya que la industria de alimentos lidia con una caída en la demanda de productos azucarados. “Nuestro compromiso de invertir en los Estados Unidos es tan grande como siempre”, expresó vía telefónica el jefe de Nestlé en Estados Unidos, Paul Grimwood.

Nestlé aseguró que “totalmente comprometido” con su negocio de chocolate

La industria del chocolate en el país norteamericano está en problemas. Hershey ha recortado el 15% de su fuerza de trabajo y Lindt informó este martes que registró el crecimiento de ventas orgánicas más débil desde 2009, en medio de la baja demanda en América del Norte.

La unidad de Nestlé, que también incluye marcas como Oh Henry!, Laffy Taffy y Nerds, está sufriendo una disminución en los ingresos y tuvo ventas de alrededor de 900 millones de dólares (733,59 millones de euros) en 2016.

Nestlé mencionó en un comunicado que sigue “totalmente comprometido” con su negocio de chocolate en todo el mundo. Eso incluye a KitKat, que produce en todo el mundo a excepción de los Estados Unidos, donde Hershey posee los derechos.

[td_block_11 custom_title=»» separator=»» post_ids=»37337″ limit=»1″ css=».vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}» tdc_css=»»]

De cerca, Ferrero ha estado presionando cada vez más en EEUU. El año pasado compró Ferrara Candy, el fabricante de caramelos Red Hots y Lemonhead, así como la confitería Fannie May.

Se espera que la venta a Ferrero, que no incluye la marca de productos de panadería Toll House, se cierre hacia el final del primer trimestre. La empresa representa aproximadamente el 3% de las ventas de la compañía suiza en el país norteamericano.

Nestlé mencionó en junio que estaba considerando opciones para la unidad de confitería de Estados Unidos y dijo que en julio atrajo un interés significativo de los ofertantes. En diciembre, la compañía anunció que esperaba vender el negocio en el primer trimestre de 2018.

Hershey, que fue nombrado como uno de los posibles licitadores, acordó el mes pasado pagar  921 millones de dólares (750 millones de euros) por Amplify Snack Brands, con el objetivo de expandirse en el comercio de las palomitas de maíz y patatas fritas.


- Publicidad -