viernes, 19 julio 2024

El año que la prensa dejó de vender papel

El 2017 será recordado por muchos acontecimientos. En la prensa en papel, como el año que se dejó de vender. Los diarios se han convertido en el medio de menos penetración en el mercado con apenas un 24%. Eso es casi la mitad del 42% registrado en 2008. Y es que la venta y difusión de diarios impresos españoles ha caído constantemente a lo largo del año.

En general, este es un comportamiento que se lleva viviendo desde hace años. Se venden menos ejemplares y, por lo tanto, los ingresos de circulación de los periódicos han caído. Según el Informe Entertainment and Media Outlook 2017-2021. España, elaborado por PwC, Entre 2012 y 2016, los ingresos por venta de diarios impresos cayeron desde los 992 millones de euros a los 721 millones. Un descenso que aumentará de cara a 2021. De confirmarse la previsión de PwC, los ingresos de las cabeceras caerán casi 50 puntos porcentuales.

Los ingresos del papel caerán un 7% en los próximos años

Las ventas y la difusión de periódicos impresos acusan una caída que se lleva registrando varios años. Y seguirá así. El informe de PwC augura una evolución negativa del 7% mientras que los ingresos en los digitales crece más de un 8%.

Enero, el inicio del debacle

La venta y difusión de periódicos impresos ha caído a lo largo de todo el año. Según el Estudio General de Medios (EGM), hasta septiembre más de 9 millones y medios de españoles compraron algún periódico. Parece una buena cifra, sin embargo, los principales diarios generalistas vendieron la mitad de ejemplares que hace cinco años.

A cierre de 2016, El País vendió poco más de 100.000 ejemplares, un 57% menos que el año anterior. Una cifra muy por encima de las demás cabeceras porque la insignia del grupo Prisa es la única que ha superado la barrera de los seis dígitos. A mucha diferencia de se encuentra El Mundo y ABC con más de 60.000 y La Vanguardia, que no ha llegado a vender 40.000 ejemplares. Todos ellos han perdido más de la mitad de sus lectores, especialmente la cabecera de Unidad Editorial, cuyas ventas han caído un 71%, según datos de la OJD.

La tendencia se mantuvo a lo largo del año. En enero, El País difundió 183.714 ejemplares, un 15 menos que un año antes. Una caída que se contagió en la venta de copias.

Pero la evolución negativa en las cifras de difusión se mantuvieron a lo largo del año, al igual que se lleva haciendo desde el inicio de la crisis en 2008. Antes de esa fecha, los periódicos difundían más de medio millón de ejemplares. Es decir, 400.000 copias más que ahora.

[td_block_11 custom_title=»» separator=»» post_ids=»43345″ limit=»1″ css=».vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}» tdc_css=»»]

La tendencia negativa también se ha notado en las ventas. De los cinco principales diarios generalistas, solo aumentaron sus ventas El Mundo y La Razón, que a octubre vendieron 832 y 3.915 ejemplares más. Los demás no. El País ha sido el medio que más ha sentido la caída en la venta de copias. En octubre vendió 2.252 ejemplares menos que en enero. También lo ha notado La Vanguardia con 1.030 ejemplares menos.

La constante caída registrada en los años anteriores y 2017 acentúa la sospecha de que 2018 será todavía peor. Los principales periódicos generalistas vendieron la mitad que antes de la crisis. Una situación que se agrava con la caída de la inversión publicitaria. Los medios impresos pierden ingresos mientras los digitales engordan sus cuentas.


- Publicidad -