martes, 18 junio 2024

Los errores de Mercadona más sonados

Mercadona es una de las principales cadenas de distribución del país. En el último año ha conseguido unos beneficios de 636 millones y facturaba cerca de 21.600 millones de euros.

Su historia es la historia del éxito más completo. De hecho ya superan en facturación y beneficio a gigantes históricos como El Corte Inglés. Un éxito rápido y apoteósico que choca con una cierta prepotencia empresarial a la hora de asumir fallos y errores y rectificarlos. Generalmente esto sucede de forma lenta.

Al éxito de los productos Hacendado le hacen sombra sus secciones de frescos, especialmente la lamentable charcutería y la floja carnicería. Pero aun a la frutería y la pescadería les queda mucho por mejorar.

No es oro todo lo que reluce. Ha sido una historia de grandes aciertos, pero también de sonoros tropiezos que recogemos a continuación. Estos son los fallos y polémicas que pusieron en riesgo una historia de éxito en España. Algunas están en vías de resolverse, otras parecen haberse enrocado y no tener -por ahora- una solución clara pese a las reclamaciones de los usuarios y consumidores.

1
La fruta

Mercadona fruteria

Ha sido una de las rectificaciones históricas de Juan Roig al frente de Mercadona. Volver al modelo de frutería tradicional, dejando a un lado el envasado. Un giro que comenzaba allá por el año 2012, cuando se dieron cuenta de que era una de las secciones que peor funcionaba. ¿El objetivo? Potenciar el producto fresco. De hecho, alrededor de un Mercadona surgían tiendas que intentaban aprovecharse de esta debilidad.

La firma cuenta actualmente acuerdos con miles de agricultores en toda España. En el último año ha incorporado, además, la posibilidad de hacer zumo de naranja natural en las tiendas y llevártelo a casa.

Durante años en Mercadona se vendía todo envasado. Cómodo y se ahorraban una pasta en personal, pero la calidad lógicamente se resentía, así como el poder seleccionar personalmente lo que querías comprar. Aunque las quejas aparecieron desde el primer día la empresa tardó años en rectificar en este campo. Una de las reivindicaciones históricas de Juan Roig, que no es muy proclive a dar su brazo a torcer.

La frutería ha mejorado mucho y hoy en día, como no podía ser de otra manera por su origen valenciano, es uno de los mejores sitios donde comprar naranjas de zumo, por poner un ejemplo.

Atrás

- Publicidad -