martes, 18 junio 2024

Bankinter gana en la crisis de Cataluña; Santander, BBVA y Sabadell pierden

Hay una frase muy popular que dice que “el pez grande se come al chico”. Cuestión de tamaño, que diría cualquiera. Sin embargo, no siempre es así. La situación vivida en Cataluña durante el pasado mes de octubre, referéndum legal o ilegal (o como quieran llamarlo) y artículo 155 incluidos, dice todo lo contrario en cuanto a la banca se refiere. Porque la fuga de depósitos en BBVA, Sabadell, Banco Santander y Popular ha sido más que notable. Sin embargo, otras entidades que podemos considerar como más pequeñas, como Bankinter, Evo Banco o Banca Caixa Geral han salido ganando.

Así se desprende del último informe publicado por la Asociación Española de Banca (AEB) relativo al mes de octubre. ¿Y CaixaBank? No aparecen en el mismo ya que pertenece a la CECA (Confederación Española de Cajas de Ahorro).

Ni siquiera el Banco Santander, que se perfilaba como uno de los beneficiados, ha salido indemne

¿El más perjudicado? BBVA. La entidad presidida por Francisco González, que acoge a las antiguas Catalunya Caixa y Unnim, pasó de unos depósitos de 202.096,3 millones de euros en septiembre a 196.035,9 millones en octubre. Es decir, que se dejó por el camino ni más ni menos que 6.060,4 millones de euros.

Una salida que desde la propia entidad achacan a la salida (valga la redundancia) de grandes clientes, como corporaciones y administraciones públicas. Que BBVA sería uno de los grandes perjudicados del proces se veía venir ya que tiene cerca del 25% de la cuota de mercado en la comunidad autónoma.

BBVA no es el único perjudicado

A falta de saber los resultados de CaixaBank, la primera entidad en la región, el tercero en discordia en la misma, tras BBVA, sería Sabadell. Sus números son los siguientes: en septiembre tenía 100.527,4 millones de euros en depósitos de clientes, que menguaron hasta 98.654,7 millones en octubre. La pérdida, por tanto, fue de 1.872,7 millones de euros.

De nada sirvió a la entidad comandada por Josep Oliu el cambio de sede de Barcelona a Alicante. Los miedos a la deriva independentista, llegándose a hablar de corralito, de la salida de la UE, e incluso de la creación de una nueva moneda, no frenó la huida, aunque con el paso del tiempo se apaciguó. Pero, por lo que se ve, no lo suficiente.

La nave presidida por Ana Botín, y que a primera vista podría parecer la gran beneficiada, también se ha dejado llevar por la zozobra causada por el independentismo. Banco Santander pasó de tener 207.627,1 millones en depósitos en septiembre, a 206.324,4 en octubre. Por tanto, 1.302 millones de euros menos.

[td_block_11 custom_title=»» separator=»» post_ids=»37552″ limit=»1″ css=».vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}» tdc_css=»»]

Y Banco Popular no le fue a la zaga: de 57.107,1 millones de euros en septiembre a 55.753,3 millones en octubre. ¿Diferencia? -1.353,8 millones de euros. Banco Mediolanum, por su parte, vio salir de su ‘caja’ 157,2 millones de euros (de 1.648,2 a 1.490,9 millones de euros).

Como sucede en la vida real, a río revuelto ganancia de pescadores. Y, en este caso, otras entidades de menor tamaño parecen haber salido beneficiadas. Es el caso de Bankinter, que pasó de unos depósitos de 45.095,7 millones de euros en septiembre a 45.696,2 millones en octubre. Por tanto, atrajo 600,4 millones de euros.

Una situación similar se vivió en Deutsche Bank (de 8.485,1 millones de euros en septiembre a 8.701,4 en octubre). Su ‘poder de atraccion’ fue de 216,2 millones de euros. Por lo que respecta a Evo Banco, las cantidades pasaron de 3.541,2 a 3.643,2 millones de euros (+102 millones de euros); en Banco Caixa Geral, fue de 2.743,7 a 2.800,2 millones de euros (+56,5 millones).

A simple vista, y a la espera de los resultados de CaixaBank (que se presumen seguirán la tendencia negativa ya mostrada por los otros grandes de la banca en España), el gran beneficiado podría ser Bankia (habrá que esperar al informe de la CECA). De momento, BBVA, Santander y Sabadell han salido perdiendo (entre los tres, más de 9.200 millones de euros). Si a esa cifra añadimos al Popular, la cantidad se dispara hasta los 10.600 millones de euros. ¿Podría repetirse la situación e, incluso, empeorar después del último resultado en las elecciones al Parlament de Cataluña?

 


- Publicidad -