sábado, 26 noviembre 2022 13:44

Los periódicos catalanes se disponen a asaltar Madrid

El «procés» va a tener un efecto secundario inesperado. Según fuentes de la compañía, La Vanguardia se unirá al Periódico de Catalunya y sacará una edición de corte más «nacional» o «madrileña». Los directivos de las dos principales cabeceras catalanas han detectado el interés de un público más amplio a sus productos y se ven en la necesidad de expandirse más allá del mercado catalán.

El Periódico ya ha comenzado por abrir su web a contenidos menos locales y más de interés nacional. Es el primer paso de la histórica cabecera de Zeta para acabar sacando una edición en papel en Madrid, un viejo sueño que siempre tuvo el fundador del Grupo Zeta, Antonio Asensio, padre del actual presidente.

La Vanguardia, que tiene una importante delegación en Madrid y cubre información nacional planea abrir una edición impresa en la capital. El Grupo Godo no cuenta ahora mismo con ediciones impresas en otras ciudades fuera de su comunidad autónoma, pero puede hacerlo próximamente. El grupo ni confirma ni desmiente la noticia ante las preguntas de Merca2.es.

La Vanguardia ni confirma ni desmiente los rumores

Esta nueva apuesta afianzaría todavía más el periódico fuera de su región estratégica y en la que lleva trabajando 80 años. Actualmente, La Vanguardia ya cuenta con una edición digital en la capital, pero se le escapa el público de la prensa en papel. De esta forma, con la nueva edición la cabecera del Grupo Godo se acercará –todavía más- al público madrileño, una apuesta arriesgada en estos tiempos de retroceso franco de las ventas de periódicos de papel.

La Vanguardia camina hacia el liderazgo

A pesar de ser un medio regional, La Vanguardia ha sabido hacerse un hueco entre el público no catalán. Ya lidera esa región y ahora se ha consolidado como el tercer periódico generalista con más tirada de España.

Según el Estudio General de Medios (EGM), cuenta con 585.000 lectores diarios y se sitúa por encima de otros de tirada nacional, como el ABC. Esa cifra supone un aumento del 7% en el número de lectores.

[td_block_11 custom_title=»» separator=»» post_ids=»23437″ limit=»1″ css=».vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}» tdc_css=»»]

Los atentados yihadistas en Cataluña fueron el primer aldabonazo del interés de público no procedente de esta región interesado en las informaciones de las cabeceras catalanas. El «procés» ha traído aparejado un aumento del tráfico de sus webs y de la circulación de sus ejemplares impresos. En el caso de El Periódico, se ha visto favorecido por su posición poco partidaria de la independencia catalana. Por contra, las cabeceras madrileñas están sufriendo una creciente desconexión con su público catalán.


- Publicidad -