lunes, 30 enero 2023 18:58

Socialismo vs capitalismo: ¿y si mejor trabajan juntos?

Noah Smith para Bloomberg View

Recientemente se dijo que los mercados libres eran responsables en gran parte de la explosión del bienestar humano que hemos observado durante las últimas tres o cuatro décadas. Para algunos, esto suena como una historia de fracaso del capitalismo.

Y, de hecho, los tipos de socialismo que China intentó implementar durante el reinado de Mao Zedong o la India antes de 1991 frenaron el crecimiento económico de esos países. Y más recientes, los experimentos revolucionarios como el de Venezuela no han salido bien.

Pero sería un gran error descartar el socialismo. Aún cuando los mercados libres y el progreso tecnológico se han combinado para aumentar la cantidad total de riqueza en el mundo, una tercera tendencia ha sido extremadamente importante para asegurar que esa prosperidad sea ampliamente compartida. Los gobiernos en muchos países han sido más asertivos acerca de la distribución de la riqueza, y los resultados han sido positivos.

[td_block_11 custom_title=»» separator=»» post_ids=»37383″ limit=»1″ css=».vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}» tdc_css=»»]

Un gran acto de igualitarismo fue la descolonización, que permitió a los países de todo el mundo conservar la riqueza que producían en lugar de enviarla al extranjero, y los liberó para implementar mejores políticas industriales y una mayor redistribución. Si India, por ejemplo, hubiera permanecido bajo control británico, hay buenas posibilidades de que siguiera siendo vulnerable a desastres como la hambruna de Bengala en 1943. Y sólo cuando la amenaza de conquista por las potencias occidentales se retirara, el liderazgo de Mao podría ceder el paso a impulsos más pragmáticos y reformistas de Deng Xiaoping.

Una imagen del número total de personas en la pobreza absoluta en el mundo muestra que la tendencia se ha revertido desde que finalizó el colonialismo.

El descenso en la pobreza ha tenido lugar en todo el mundo, no sólo en China y la India. En las últimas dos décadas, la desigualdad global también empezó a disminuir, ya que los países pobres finalmente lograron sostener un crecimiento más rápido que los países ricos.

La redistribución del gobierno ha jugado un papel importante en aislar a las personas más pobres

Los pesimistas a menudo señalan que este progreso global se ha visto empañado por una tendencia al aumento de la desigualdad en muchos países. Pero la redistribución del gobierno ha jugado un papel importante en aislar a las personas más pobres y vulnerables de la sociedad de los aspectos negativos de la riqueza concentrada.

Por ejemplo, consideremos la pobreza infantil en los Estados Unidos. Antes de impuestos, la proporción de niños por debajo del umbral de la pobreza se ha mantenido constante desde 1970. Pero después de que se incluyó la asistencia del gobierno, la participación en la pobreza ha disminuido desde principios de la década de 1990.

Socialismo1 Merca2.es

Otro ejemplo es la falta de vivienda. Los programas gubernamentales bajo la administración de George W. Bush lograron reducir la escasez de hogar en los Estados Unidos en cerca de 30%. La administración de Barack Obama extendió estos programa y agregó otros nuevos. En los últimos años,  la tasa de personas sin hogar ha seguido disminuyendo.

La experiencia de los Estados Unidos está lejos de ser única. El reciente trabajo del economista de la Universidad de California, Davis Peter Linder, muestra que los gobiernos de los países ricos de todo el mundo ha redistribuido cada vez más.

[td_block_11 custom_title=»» separator=»» post_ids=»36293″ limit=»1″ css=».vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}» tdc_css=»»]

Antes de la Primera Guerra Mundial, la redistribución era mínima; desde entonces, ha habido una tendencia casi universal e ininterrumpida hacia un sistema fiscal más progresivo. Ahora, trasladar los ingresos de los ricos a los pobres se ha convertido en uno de los principales trabajos de los gobiernos en el mundo desarrollado.

Los países ricos utilizan a sus gobiernos para redistribuir enormes cantidades de su ingreso nacional total, a través de atención médica, pensiones, asistencia a la pobreza. A veces, esto no hace demasiado para igualar la distribución del ingreso; por ejemplo, en los Estados Unidos, los pagos de la seguridad social son proporcionales a la cantidad de dinero que las personas ingresan al sistema. Pero como lo muestra Lindert, estas transferencias hacen mucho para igualar los ingresos, generalmente reduciendo el coeficiente de Gini -una medida común de la desigualdad de los ingresos- entre un quinto y un tercio.

Socialismo2 Merca2.es

Incluso en los Estados Unidos, encuentra Lindert, la redistribución progresiva ha ido en constante aumento. Los recortes de impuestos durante los primeros años de las administraciones de Ronald Reagan y George W. Bush forzaron la tendencia a la baja durante año.

La experiencia reciente muestra que los mercados libres y la redistribución pueden coexistir para crear sociedades ricas

E incluso en América Latina, donde se considera ampliamente que la liberalización del mercado tuvo efectos nocivos en la década de 1990, la desigualdad comienza a disminuir. Una gran parte de la razón, según los economistas, es un aumento en las transferencias del gobierno y un mayor gasto en educación.

Esta exitosa y efectiva redistribución podría no ser lo que los socialistas originales tenían en mente: el gobierno generalmente no posee los medios de producción en la mayoría de las industrias en los países avanzados. Pero no se puede negar que el seguro de salud nacional, la asistencia a la pobreza y otros esfuerzos redistributivos fueran motivados por las ideas y los esfuerzos socialistas.

Así que incluso cuando se permitió que los mercados libres ejercieran su magia en China y la India, gran parte del mundo se movía hacia un enfoque socialista más redistributivo. Eventualmente, a medida que China y la India se enriquecen, no hay duda de que ellos también comenzarán a incrementar sus esfuerzos para proveer a sus ciudadanos menos prósperos.

En otras palabras, es incorrecto pensar en el neoliberalismo y el socialismo como polos opuestos. La experiencia reciente muestra que los mercados libres y la redistribución pueden coexistir para crear sociedades ricas. La riqueza no hay disminuido de los ricos a los pobres tanto como muchos mercadólogos habían esperado, pero el gobierno efectivo en canalizar la riqueza a la baja. Y esta es una victoria de clases para el socialismo


- Publicidad -