domingo, 2 octubre 2022 6:34

El Gobierno se pega un tiro en el pie poniendo a los mossos de perfil

Todos hemos visto las imágenes: miles de coches parados en las autopistas por culpa de pequeños grupos de radicales que ocupaban las calzadas bajo la mirada atenta, pero solo eso -atenta- de los mossos. Lo mismo en las vías férreas. Incluso hemos visto esa foto, forzada, hecha a conciencia, de un grupo de menores, casi bebés, sentados jugando en medio de una autopista. Es verdad que la huelga salió mal, pero también que hubo al menos 200.000 afectados por los cortes.

Que lo de ponerse de perfil lo hicieran los mossos a las órdenes del mayor Trapero, parecía hasta lógico teniendo en cuenta de donde provenían las órdenes. Pero que lo haga bajo mando del Ministerio del Interior… Pero así fue. Y es más, fuentes del Ministerio reconocen que esa fue la orden. ¿Por qué? Pues para evitar imágenes como las del 1-O y no dar nuevos argumentos al independentismo. Pero queriendo evitar un problema, el Gobierno creo otro mayor.

La jornada de huelga no era el día para caer en provocaciones”, me decía una fuente muy próxima al ministro Zoido… “La actuación de los Mossos fue equilibrada en términos generales y siempre atendiendo a la proporcionalidad. Se protegió la seguridad de las personas y no hubo ningún herido en las más de 200 actuaciones policiales”. ¿Actuaciones? ¿Qué actuaciones? No vimos a los mossos en acción en ningún momento…

[td_block_11 custom_title=»» separator=»» post_ids=»37624″ limit=»1″ css=».vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}» tdc_css=»»]

“Habrá quien diga que los agentes tuvieron que hacer más y otros que menos. Lo lamentable es que los radicales fueran capaces de retener a tantos ciudadanos, porque esos integrantes de una minoría radical, que realmente perjudicó a tantas personas ayer, son los auténticos culpables”. Obviamente, pero para eso están las fuerzas de seguridad: para evitarlo. Es evidente que la intención del Ejecutivo era que se “visualizara” la acción radical para demonizar al independentismo.

La prueba es esta afirmación de la misma fuente: “La supuesta represión a Cataluña por parte del Gobierno español es otra de las mentiras independentistas que la realidad de los hechos desenmascaró ayer. En el contexto de la huelga en Cataluña, ayer hubo más de 200 actuaciones por parte de los Mossos, en alguna con ayuda de Policia y Guardia Civil, y ni un solo lesionado. España no es un estado agresor, sino un estado que protege el Estado de Derecho”. Pero mal.


- Publicidad -