martes, 6 diciembre 2022 1:47

Telepizza, Blablacar o Groupon: una sana obsesión por el móvil para ganar usuarios

Primero había que estar en internet. Las empresas lo hicieron. Pero tras la explosión en el uso del móvil, faltaba otro paso. De ahí que muchas compañías no pierdan el tiempo e, incluso, vayan un paso más allá: que el cliente esté en su ‘app’. Telepizza, Blablacar o Groupon son un ejemplo de la sana obsesión por convertir a simples consumidores en fieles usuarios de su aplicación.

Y no son las únicas. Estas empresas, junto a Tiendanimal y Showroomprive, protagonizaron la semana pasada una mesa redonda bajo el título: ‘Presente y futuro en el negocio de las apps’. Con la organización de Webloyalty, y la moderación de su responsable, Eduardo Esparza, el debate se centró en la capacidad para mejorar el negocio que tienen las aplicaciones con respecto a la versión PC tradicional, o incluso el propio responsive del móvil; y cómo está siendo la transformación y captación de clientes.

Los datos que fueron saliendo dejan clara la situación: el móvil gobierna y las ‘apps’ son sus profetas. La directora de marketing de Showroomprive, Virginia Hernández, confesó que el 80% del tráfico en su web llega a través del móvil; y, de lo que están más orgullosos, el 65% de las ventas se producen a través de esta vía. Algo que, lógicamente, irá en aumento, predice. Sobre todo porque su modelo de negocio, la compra urgente, requiere de una gran disponibilidad, y eso solo lo ofrece el móvil.

[td_block_11 custom_title=»» separator=»» post_ids=»36002″ limit=»1″ css=».vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}» tdc_css=»»]

Mismo caso para Blablacar. El responsable de desarrollo de negocio, Álvaro Zamácola, asegura que el 75% de las reservas de la popular plataforma para compartir vehículo ya se hacen desde el móvil. Aunque también asume que todo lo que envuelve al móvil, por ahora, tiene la particularidad de realizarse sobre importes de dinero relativamente bajos. De ahí que la gente confié sin problemas. Una confianza que en grandes compañías como Groupon ya son algo cotidiano. Su responsable de comunicación para el sur de Europa, Estefanía Lacarte, afirma que han tenido más de 145 millones de descargas a nivel mundial de su ‘app’. Y todo en base a lo mismo, la creación de confianza.

Algo muy importante, básicamente porque se deben cambiar muchas mentalidades. Y de eso sabe mucho la responsable de ecommerce de Telepizza, Carlota Losada, cuyo modelo de negocio ha dado un vuelco en apenas un lustro. Ahora mismo el 70% de los pedidos se hacen a través del móvil, bien con la ‘app’ o el formato responsive. Pero el objetivo de Telepizza es que esa cifra llegue al 100% muy pronto y todos los pedidos se hagan con el móvil.

Bien en el móvil, mejor en la ‘app’

La responsable de marketing de Tiendanimal, Sora Sans, tiene claro que existe una gran diferencia entre el usuario de móvil a través de la web, y el que se descarga la ‘app’. Sobre todo se nota a nivel de fidelización. Asume que la persona que se descarga la aplicación crea un vínculo especial y eso provoca que se convierta en cliente recurrente.

Misma idea en Telepizza. Tienen muy claro que descargarse la ‘app’ es mucho mejor para su negocio. Aunque también son conscientes de que muchas aplicaciones son las clásicas de “usar y tirar”, por eso deben estar preparados también en su versión responsive, pese a que sus esfuerzos van encaminados a la descarga de la ‘app’.

El otro gran factor: promoción y usuarios

¿Cómo conseguir que alguien se descargue la aplicación? En este punto, las actividades de marketing son fundamentales, pero hay que hacerlo bien. Un caso muy pragmático es el de Blablacar. Ellos, por ahora, pasan de influencers, youtubers y toda clase de personas que tienen muchos seguidores pero cuyas acciones de marketing no son constatables.

[td_block_11 custom_title=»» separator=»» post_ids=»33768″ limit=»1″ css=».vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}» tdc_css=»»]

Al margen de los asuntos publicitarios, hay otro factor determinante para que un usuario se baje una aplicación… y es que se la pueda bajar. Es decir, las empresas deben adaptarse al tipo de terminal, el sistema operativo y la funcionalidad. Aunque, curiosamente, la situación es mejor de lo que parece. Carlota Losada, de Telepizza, asegura que hay muchos más usuarios de terminales Apple con pantalla grande de lo que se piensa. Y que, en realidad, puede que haya un parque de dispositivos de gama media, pero que siempre están con las versiones de OS más actualizadas.

En esa línea, Estefanía Lacarte, de Groupon, afirma que se debe tener una gran sensibilidad hacia el cliente, precisamente porque hay gran diversidad de usuarios. Así, pueden tener pantallas más grandes, pequeñas, con terminales más potentes o menos… pero siempre habrá que estar adaptados.

Con todas estas ideas, parece evidente que las empresas buscan usuarios fieles y que se descarguen la aplicación. Saben que eso involucra más compras y tener una comunicación directa mediante notificaciones o avisos. El camino hacia el móvil ya está hecho, ahora el siguiente paso de debe dar hacia la ‘app’.


- Publicidad -