jueves, 8 diciembre 2022 21:16

BBVA lidera la nueva carrera por la digitalización bancaria

La realidad se redefine cada momento, cada segundo, siguiendo el mismo patrón: aparece algo novedoso, que no tiene porque ser nuevo, y el resto se acoplan y redefine. En el mundo de la banca el patrón novedoso lo iniciaron las denominadas fintech -empresas tecnológicas que ofrecen servicios financieros– y ahora los grandes bancos siguen ese patrón.

La revolución de las pequeñas cosas. Conoce la filosofía digital. Imagin & Friend. Openbank tu banco online. La nueva evolución bancaria está aquí: canales digitales de venta, estructura cada vez más orientada a internet, nuevas firmas con potencial online –aunque en realidad se trata de los mismos dueños, ejemplo de Openbank y Santander- estructuras similares a start ups.

Banco Santander, BBVA y Caixabank suman entre los tres más de 50 millones de usuarios digitales, de los cuales un 70% accede diariamente a través del móvil

Los gigantes bancarios españoles ahora compiten por ser también el mejor banco en la red. Banco Santander, BBVA y Caixabank suman entre los tres más de 50 millones de usuarios digitales, de los cuales un 70% accede diariamente a través del móvil. Lo que empezó como una simple transformación en el sector, se ha convertido en una verdadera batalla entre los grandes.

El primer gran banco que apostó por la revolución fintech y le dio carácter prioritario fue el BBVA. Su presidente, Francisco González, apostó fuerte por una nueva estructura de negocio en la que la parte digital iba a ser crucial. Aquí hay que destacar que no es un cambio por internet como tal, Bankinter lleva desde los años 90 haciendo banca digital, sino que la revolución viene por la competencia fintech.

La apuesta de BBVA comienza hace una década con las primeras inversiones para desarrollar una plataforma que le ayudase a operar a través de la red. La transformación de BBVA coge velocidad de crucero en 2013 tras llevar a cabo una serie de cambios institucionales. La llegada de Carlos Torres Vila a la posición de consejero delegado del banco, anteriormente dirigía el equipo del desarrollo del negocio digital, fue un golpe de efecto para hacer ver a clientes, accionistas y competencia de cuál iba a ser el futuro de la entidad.

El Banco Santander invertirá 1.300 millones anuales para no quedarse atrás respecto de la entidad dirigida por Francisco González

En un primer momento, la agresiva estrategia del BBVA fue muy criticada en el sector bancario, en especial por la virulencia con la que se tomó. En 2013, los bancos empezaban a hacer inversiones ya en el campo, pero ninguno llegaba ni de lejos a invertir los cerca de 800 millones anuales que decidió invertir BBVA. Cerca de cuatro años después, el Banco Santander invertirá 1.300 millones anuales para no quedarse atrás respecto de la entidad dirigida por Francisco González. Ahora, años más tarde, la decisión del BBVA más que alocada parece acertada.

En los primeros años en los que el BBVA decidió invertir tal cantidad de recursos, el Banco Santander era más comedido en su desarrollo. Su plan inicial de digitalización era más modesto y desde la dirección respondían que esa estrategia era la que consideraban más eficaz en el momento. Invertir y desarrollar sí, pero sin volverse locos.

[td_block_11 custom_title=»» separator=»» post_ids=»34762″ limit=»1″ css=».vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}» tdc_css=»»]

La estrategia del Banco Santander para alcanzar al BBVA –aunque en global tiene más clientes digitalizados, tiene un porcentaje menor- se abre por dos vías. Una es la creación de una firma online, Openbank, más orientada a competir con la banca en red, denominada Openbank que además le sirve para captar nuevos clientes. En especial, el banco busca deshacerse del nombre Santander –visto como banco de toda la vida- por algo más moderno y atrayente para los milenials. Por otro lado, una campaña muy fuerte de marketing con la idea de la ‘Digilosofía’, que se puede ver en cualquier lugar. Con ello potencia la reconversión en digital de los clientes que ya tiene.

Caixabank más rezagada

El tercero en discordia a nivel nacional, Caixabank, también ha terminado sucumbiendo al efecto llamada de esta nueva espiral. Lejos todavía de Santander y BBVA el banco ha mejorado los ratios de captación de clientes digitales y cuenta con una de las penetraciones digitales más abultadas del sector con un 34%.

Google, Facebook o Amazon ya tienen entre sus planes futuros la de ofrecer servicios bancarios

Además, ha abierto una nueva firma –vinculada al grupo pero independiente- para captar a milenials, bajo el nombre de ‘Imagin Bank’. La nueva compañía ya cuenta con más de medio millón de clientes. También ofrece otro tipo de servicios online como ‘Mis Finanzas’ y el Apple Pay que ha empezado a ofrecerse este mismo mes.

Las fintechs fueron las primeras que obligaron a la banca a rediseñar su modelo, porque dichas empresas que hacían y todavía hacen mucho daño a la banca. Pero lo peor está por llegar: Google, Facebook o Amazon ya tienen entre sus planes futuros la de ofrecer servicios bancarios. El sector ya lo conoce y se han puesto en serio con la trasformación gastando más de 5.000 millones al año –eso solo los grandes bancos españoles-. La batalla se está encarnizando y los cuerpos de élite ya se atisban en el horizonte.


- Publicidad -