martes, 31 enero 2023 11:44

La triple alianza: Turquía, Rusia e Irán contra Siria

Selcan Hacaoglu para Bloomberg

Turquía envió fuerzas especiales y comandantes en la frontera a Siria como inicio de una misión conjunta con Rusia e Irán cuyo objetivo declarado es monitorear un acuerdo de cese del fuego, aunque también tiene implicaciones importantes para los Kurdos de la región.

Las tropas turcas comenzaron a establecer puntos de observación en Idlib el jueves, dijo el ejército en un comunicado. La misión se está llevando a cabo de acuerdo con las normas de compromiso acordadas con Rusia e Irán. El esfuerzo por establecer una zona libre de combates en el noroeste de Siria, que está controlada en gran parte por ex militantes de Al-Qaeda, comenzó la noche del jueves con treinta vehículos blindados que transportaron más de 100 fuerzas y comandos especiales, según informó el diario Hurriyet.

«Anoche nuestras fuerzas armadas iniciaron una operación en Idlib», dijo el presidente Recep Tayyip Erdogan en un discurso en Ankara a los líderes provinciales de su partido. “Nosotros tenemos una frontera de 911 kilómetros con Siria, somos los que estamos constantemente amenazados”.

La incursión es uno de los mayores movimientos de Turquía en el conflicto de Siria, lo que añade a los riesgos geopolíticos de la nación después del intento de golpe de Estado en 2016 y posterior represión política.

Turquía y EEUU suspenderán los servicios de visado para los ciudadanos. A ello se suma una fuerte escalada de las tensiones latentes entre los dos por cuestiones como la participación militar de Estados Unidos en Siria, el acercamiento de Turquía con Rusia, los ensayos de los empresarios turcos en los EEUU por presuntas violaciones de las sanciones iraníes y por el encarcelamiento de ciudadanos estadounidenses y turcos por parte de Turquía de la misión diplomática estadounidense.

Las tropas turcas ingresaron a Siria desde zonas evacuadas por el grupo llamado Hayat Tahrir al-Sham tras las negociaciones con la alianza de al-Qaeda, dijo Hurriyet.

Misión arriesgada

«Turquía está usando la diplomacia para evitar enfrentamientos», dijo el viernes por teléfono Nihat Ali Ozcan, analista de la Fundación de Investigación de Política Económica de Turquía, un centro de investigación con base en Ankara. «Sin embargo, sigue siendo una misión muy arriesgada dada la falta de coherencia entre los numerosos grupos militantes que controlan grandes franjas de Idlib».

[td_block_11 custom_title=»» separator=»» post_ids=»34752″ limit=»1″ css=».vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}» tdc_css=»»]

El despliegue de Turquía hace hincapié en los lazos más estrechos entre Erdogan y su homólogo ruso Vladimir Putin. Una relación vista con preocupación por los aliados turcos de la OTAN.

También representa un cambio en la actitud de Ankara hacia el líder sirio Bashar al-Assad. Turquía se ha opuesto durante mucho tiempo a cualquier transición política.

Más refugiados

Los rebeldes del Ejército Sirio respaldado por Turquía cruzaron a Siria el sábado. Se espera que las tropas turcas las sigan en la ciudad noroccidental de Idlib. Turquía desplegó múltiples lanzacohetes y vehículos blindados de transporte de personal en Idlib, según imágenes publicadas en el sitio web de los militares.

«El objetivo de Turquía es poner fin a los enfrentamientos y estabilizar a Idlib para evitar una nueva ola de refugiados de Siria», dijo Cengiz Tomar, analista de la Universidad de Marmara, con sede en Estambul, en una conferencia televisada en Estambul el jueves. «La población de Idlib es de 3 millones, incluidos los que huyeron de Alepo, y no tienen a dónde ir”.

Turquía ya está teniendo dificultades para hacer frente a la población de refugiados más grande del mundo, ya que más de 3 millones de sirios están dispersos por todo el país.

Enclaves kurdos

Turquía también ha amenazado con limpiar Afrin, una ciudad en el noroeste de Siria de fuerzas kurdas que considera parte de un grupo terrorista vinculado al PKK, que durante mucho tiempo ha luchado por la autonomía en el sudeste de Turquía. Hacerlo evitaría que los kurdos, que están aliados con Estados Unidos en la lucha contra el Estado islámico, enlacen los enclaves que controlan a lo largo de la frontera con Turquía.

Las tropas turcas que se hicieron con la ciudad siria de al-Bab del estado islámico a principios de este año también chocaron con las fuerzas kurdas que se apoderaron de la ciudad de Manbij. Exigieron la retirada de las fuerzas kurdas de la ciudad en la orilla occidental del río Eufrates.

«Se tomarán las medidas necesarias con respecto a Manbij si es necesario», dijo Erdogan a periodistas en su camino de regreso a Turquía desde Serbia, según el periódico Hurriyet el viernes. También advirtió a los kurdos.


- Publicidad -