lunes, 10 mayo 2021 1:29

Ryanair, por mucho que la líes te darán una décima oportunidad

¡Es la peor aerolínea! ¡No volveré a viajar con Ryanair! Son algunas de las frases más escuchadas cada vez que la lía. ¡Estafadores! Pero el tiempo pasa, las cosas se olvidan y los pasajeros vuelven a darle una oportunidad. ¿Por qué? No tienen mucho dinero y no quieren renunciar a viajar. La única forma de hacerlo con sus pocos ingresos y ahorros es hacerlo al más puro estilo low cost.

Según un estudio de la Universidad de San Francisco, la clave de la felicidad está en vivir experiencias y generar buenos recuerdos. Es decir, viajar. Los españoles lo saben y ahorran para poder darse ese capricho. Lo dice el cuarto Estudio de Comparación Online hacia el Ahorro Inteligente de Rastreator. El 56% de los españoles ahorran un poco cada mes para irse de viaje –como mínimo- una vez al año. Llenan las huchas con el único objetivo de pegarse unas vacaciones.

A la mayoría no les es fácil. Y es que aunque el 85% de los españoles consiguen llegar un poco holgados a fin de mes, les cuesta. Los sueldos no les dan para mucho más y tampoco quieren renunciar a sus tardes y noches de ocio.

Los españoles ahorran un poco cada mes para viajar

Ante todos esos inconvenientes no les quedan muchos frentes abiertos para viajar. La forma de hacerlo es buscando destinos más baratos y comparando precios para elegir el más barato. En el caso de las aerolíneas casi siempre es la misma: Ryanair.

Da igual que cancelen vuelos o pongan mil y un problemas para embarcar. Siempre se le perdona y se le da una segunda, tercera y hasta una décima oportunidad. Miles de personas dijeron que no volverían a volar con ellos, pero lo siguen haciendo. Los datos lo demuestran. En plena oleada de cancelaciones la aerolínea registró un aumento del 10% en el número de pasajeros. Casi alcanzan los 12 millones.

En cuestión de dos semanas Ryanair canceló más de 20.000 vuelos. La primera tanda se produjo a finales de noviembre. Se cancelaron 2.000 vuelos por la supuesta mala gestión de las vacaciones de los pilotos. Parecía que todo se había solucionado, hasta que llegó el golpe que dejaría k.o. a sus clientes. Cancelaría 18.000 vuelos más hasta el mes de marzo. Los que tenían un billete con ellos pensaron echar las manos al cuello de Michael O’Leary y su séquito sin saber que había un nuevo anuncio días después. La tercera no fue por su culpa. Ryanair canceló 212 vuelos con origen o destino España a causa de la huelga controladores aéreos en Francia.

[td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”33792″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

Guste o no, la aerolínea de bajo coste líder en Europa es la opción más recurrida y que más se adapta a las necesidades de las personas con menos ingresos. El ranking de las aerolíneas más baratas en España –elaborado por Trabber- la sitúa en primer lugar en cuanto al precio y en decimocuarta posición en lo que a porcentaje de búsquedas se refiere. Es decir, los viajeros buscan otras aerolíneas para ver el precio de sus vuelos pero acaban cayendo en las garras de Ryanair, la más barata.


- Publicidad -