miércoles, 7 diciembre 2022 18:15

Gobierno y operadores, cómplices en la burla de los 400€ para internet

Una de las cosas más efectivas para cualquier Gobierno o empresa es regalar dinero. Siempre funciona. Por eso, el Ejecutivo de Mariano Rajoy ha anunciado que dará ayudas directas a personas y pymes para contratar internet en las zonas donde haya baja densidad de población. Aunque parece una broma cuando uno mira la letra pequeña en el BOE.

Sobre el asunto, se trata a de una subvención de hasta 400 euros para la contratación de servicios de acceso de banda ancha fija de alta velocidad a 30 Mb/s. Así lo anunció la semana pasada el ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital, Álvaro Nadal, tras el Consejo de Ministros. Este dinero irá destinado a ciudadanos, autónomos, empresas y ayuntamientos con menos de 5.000 habitantes.

La ayuda pretende sufragar el coste del equipo de usuario, su instalación y puesta en funcionamiento, de forma que los usuarios no tendrán que asumir pago alguno por el alta del servicio, y solamente deberán hacerse cargo de las cuotas mensuales del servicio que hayan contratado. Y aquí es donde llega la burla.

[td_block_11 custom_title=»» separator=»» post_ids=»27751″ limit=»1″ css=».vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}» tdc_css=»»]

¿Para qué quiere alguien de Pinilla de Jadraque (Guadalajara) 400 euros si no puede contratar banda ancha de alta velocidad con Movistar, Orange o Vodafone? En serio, ¿para qué lo quiere? Vendría a ser algo similar a ofrecer dinero a una persona que está en el desierto para comprar una botella de agua.

Perfecto para los operadores

“Las subvenciones cubrirán los gastos con independencia de la tecnología empleada: red fija, inalámbrica o satelital”. Y claro que deberá ser independiente de la tecnología, básicamente porque a una gran mayoría de zonas rurales aisladas no llega la fibra de los grandes operadores. De este modo, si alguien quiere tener una relación comercial con Movistar, Orange o Vodafone deberá ser, por ejemplo, con su denominado “4G Fijo”.

Esta tecnología, que efectivamente está muy bien para las zonas donde no llega la fibra, tiene por ahora ciertas carencias. Entre ella destaca que los servicios de televisión suelen no estar disponibles y, además, por norma general los operadores aconsejan un uso moderado de datos, puesto que estos servicios no dejan de ser routers con tarjetas SIM que, en realidad, son una conexión móvil que sirve para el hogar.

Por lo tanto, sí, se trata de algo que mejora no tener nada, pero en realidad si se pretende hacer el mismo uso intensivo que se haría con una fibra de 30 Mb/s, que nadie aspire a ello.

El satélite, la otra burla del Gobierno

La otra gran alternativa que contempla el Gobierno para que sus ayudas de 400€ tengan valor es la tecnología satélite. De entrada se trata de un gran desconocido para mucha gente, incluso para quienes viven en estas zonas, que intentan estar puestos al día, sigue siendo un gran desconocido.

Así, muchos operadores satélite advierten sobre los problemas que hay de comunicación y marketing dentro del sector. Y ese coste no siempre lo pueden asumir. Es decir, no sirve de nada que una localidad de 2.000 habitantes reciba ayudas cuando no saben dónde, cómo y por cuánto pueden conectarse a internet.

De este modo, operadores de telefonía y Gobierno resuelven la papeleta de un problema real que todos quieren ocultar. Se estima que esta carencia de cobertura afecta a un 10 % de la población (1.852.156 hogares), de ellos el 70% situados en poblaciones con menos de 5.000 habitantes. Pero ganan todos, pero los ciudadanos.

Las tres grandes telecos, Movistar, Orange y Vodafone, tienen un sentido (lógico) comercial de su negocio: invierten en las zonas donde es rentable. No hay nada que reprochar. Llevar fibra a un pueblo de 1.000 habitantes es perder dinero. Aquí es el Gobierno quien se lava las manos y, encima, pretende quedar bien. Anuncia ayudas cuya finalidad dista mucho de tener efecto. Todo en orden.


- Publicidad -