sábado, 28 mayo 2022 6:09

La encrucijada de Sánchez: apoyar o no apoyar el 155 de la Constitución

Este fin de semana un alto dirigente socialista me reconocía que el PSOE tiene un problema muy serio respecto de la aplicación o no del artículo 155 de la Constitución: “Nunca pensamos que las cosas llegarían hasta donde han llegado, y por eso en nuestra hoja de ruta para Cataluña no se contemplaba ni de lejos la aplicación del 155”. El problema es que la ofensiva independentista ha ido demasiado lejos, “y ahora no sabemos en qué posición debemos estar”.

La realidad es que en el PSOE existen dos almas, la más ‘constitucionalista’ que engloba a toda la vieja guardia, al susanismo y a una buena parte de los barones del partido –salvo los periféricos como Ximo Puig, que gobierna con Compromís, partidarios del referéndum-, que son claramente favorables a la aplicación del 155, y el ‘nuevo PSOE’ junto con el PSC que, en principio, no es partidario de recurrir a la suspensión de la autonomía catalana.

Pero, ¿qué ocurre si, como ya tiene previsto el Gobierno, Carles Puigdemont declara unilateralmente la independencia de Cataluña? “En ese caso tendremos que decidir si apoyamos o no al Gobierno en algo que no es otra cosa que la defensa del Estado… Somos conscientes de que Rajoy no va a aplicar el 155 si no tiene el apoyo del PSOE”, pero tampoco quieren ser los responsables de la ruptura de España.

El dilema de Pedro Sánchez

Y ese es, en definitiva, el dilema: o 155, o ruptura. Porque si Puigdemont declara la independencia la única forma de frenar el proceso de ruptura es la suspensión de la autonomía. “Pero también sabemos que eso nos va generar rechazo en una parte de nuestro electorado catalán, que es partidaria de la consulta, aunque no de la independencia… Estamos en una encrucijada muy difícil de resolver”, afirman estas fuentes.

[td_block_11 custom_title=»» separator=»» post_ids=»31852″ limit=»1″ css=».vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}» tdc_css=»»]

Y el problema para el PSOE es que, como ya ocurrió en dos legislaturas con Zapatero, necesita de Cataluña para poder ganar las elecciones en España. Lo que están valorando ahora mismo es qué les hace más daño en términos electorales, si apoyar el 155 o no apoyarlo. Lo cual no deja de ser una tremenda irresponsabilidad, cuando lo que de verdad se está poniendo en juego es el futuro de España, no el del PSOE. “Eso también lo sabemos”, dicen…


- Publicidad -