viernes, 27 enero 2023 15:06

Uber cambia de rol y se convierte en denunciante

Eric Newcomer para Bloomberg

Uber está acostumbrado a las demandas en su contra, pero ahora los papeles se han cambiado y es -en parte- gracias a Breitbart News. La plataforma de transporte acusa de fraude a la agencia de publicidad Fetch Media y alega que cobró por anuncios falsos y se tomó el crédito de descargas de aplicaciones que no generó.

Uber llevó a cabo la denuncia al pasado viernes en una corte en San Francisco. La empresa descubrió que algo estaba mal cuando canceló una campaña en el sitio web Breitbart, donde Fetch estaba colocando anuncios de Uber. Como parte de la demanda, Uber planea conseguir una indemnización de al menos 40 millones de dólares (33,4 millones de euros) por daños, según fuentes familiarizadas con el tema que prefirieron no ser identificadas. Fetch no ha querido hacer comentarios sobre la situación.

Uber planea conseguir una indemnización de al menos 33,4 millones de euros

Acudir a los juzgados es un movimiento poco usual para Uber. La compañía es demandante en sólo dos casos federales, según información recopilada por Bloomberg. Sin embrago, ha sido blanco de demandas en alrededor de 250 oportunidades, lo que demuestra que Uber generalmente es la acusada.

El fraude de publicidad digital ha sido un problema para la industria desde la llegada de internet. La práctica se ha vuelto más sofisticada en los últimos años junto al aumento de la cantidad gastada en dicho anuncios.

En el pasado, Fetch reconoció el desafío públicamente y llegó a decir a estaba trabajando en investigaciones con la firma Forensiq para intentar combatir el problema. “Uno de los mayores desafíos que enfrentamos como publicistas digitales es la reducción del fraude en los anuncios móviles”, dijo hace un año el director ejecutivo de Fetch, James Connelly.

[td_block_11 custom_title=»» separator=»» post_ids=»30440″ limit=»1″ css=».vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}» tdc_css=»»]

Más o menos al mismo tiempo, el jefe de medios de Fetch, Steve Hobbs, le comentó a Adweek que “un monto significativo” de descargas en el sistema de la compañía había sido identificado como sospechoso. “Donde hay dinero, hay fraude”, mencionó a la publicación. “Estar 100% sobre eso es imposible, pero creemos que con la ayuda Forensiq podemos disminuirlo significativamente”.

Breitbart News

Uber supo del presunto fraude cuando estaba intentando evitar otro tipo de escándalo. La compañía le pidió a Fetch que no publicara anuncios en Breitbart News, un sitio web manejado por Steve Bannon, antiguo jefe de estrategia del presidente Donald Trump. Pero la publicidad seguía apareciendo.

Después de que Fetch retirara los anuncios, la movida tuvo un pequeño efecto en el número de personas que descargaban la aplicación, contrario a las afirmaciones de Fetch. Uber le paga una cuota a la agencia -y a otras redes- cuando un cliente potencial descarga la app después de haber visto un anuncio.

“Fetch estaba haciendo un fraude de publicidad digital al estilo del salvaje oeste”

Uber alega que, tras una investigación detallada, Fetch practicaba la sobrefacturación de manera generalizada, por lo que intentaba tomar el crédito de descargas que no generó. “Con Fetch aprendimos una vieja lección de la manera difícil”, indicó la compañía en un comunicado que envío por correo electrónico. “Fetch estaba haciendo un fraude de publicidad digital al estilo del salvaje oeste”.

Desde 2015 hasta 2017, Uber pagó más de 82,5 millones de dólares (68.900 millones de euros) por concepto de marketing digital, según la denuncia. La empresa se ha negado a pagar los más de 7 millones de dólares (5,8 millones de euros) que Fetch dice que aún le debe. Dentsu, la compañía matriz de Fetch que cotiza en bolsa y tiene una capitalización de mercado de 1.369 millones de yenes (10.000 millones de dólares), no figura en el juicio.


- Publicidad -