domingo, 5 febrero 2023 16:12

Apple presenta el iPhone más caro de su historia

Alex Webb y Mark Gurman para Bloomberg

Apple incluyó características de realidad aumentada en su nuevo iPhone X, apostando a que la naciente tecnología persuada a los consumidores a pagar los 1.000 dólares (835 euros) que cuesta, a pesar de que abundan alternativas mucho más económicas.

El iPhone X, el móvil más caro en la historia de Apple, fue uno de los tres nuevos modelos que el director ejecutivo, Tim Cook, mostró este martes durante un evento de la compañía realizado en su sede de 5.000 millones de dólares, ubicada en Cupertino, California. En la conferencia también anunció una nueva versión del Apple Watch, con conexión móvil y un renovado Apple Tv, que soporta vídeo en alta definición.

El evento se enmarcó en el décimo aniversario del primer iPhone y comenzó con un homenaje al fallecido cofundador, Steve Jobs. Los lanzamientos fueron vistos con entusiasmo, pero poca sorpresa, por analistas, inversores y fanáticos de los productos de la compañía.

“Las expectativas eran que la compañía presentara un dispositivo con mejoras más robustas”

El Apple Watch impulsó en 1% las acciones de la firma, pero como el iPhone X tenía pocas características innovadoras, las acciones del iPhone bajaron 0,4% y cerraron el martes en 160,86 dólares (134,43 euros). “Las expectativas eran que la compañía presentara un dispositivo con un conjunto de mejoras más robustas”, opinó Michael Olson, analista de Piper Jaffray. “Apple generalmente cumple con las expectativas más altas”.

Las características de iPhone X se concentran especialmente en la introducción de realidad aumentada, que superpone atributos digitales en el mundo real. Al respecto, Cook dijo que la realidad aumentada podría ser tan importante como el móvil mismo y algunos analistas prevén que conduzca a la venta de miles de millones de dólares en dispositivos durante los próximos años.

Julie Ask, analista de Forrester, indicó que estaba más emocionada por el Watch que por el iPhone X. “El Watch nos está mostrando un futuro donde no llevamos una billetera y un móvil a todos lados”.

“El Watch nos está mostrando un futuro donde no llevamos una cartera y un móvil a todos lados”

Las acciones de Apple aumentaron 40% este año ante las expectativas de que el iPhone X reavivaría el crecimiento en las ventas, después de un descenso en 2016. El iPhone representa cerca de dos tercios de las ventas totales y de la compañía y un eje para casi todos sus demás productos y servicios.

Las características del iPhone X

Con un precio base de 999 dólares (835 euros) para la versión de 64 gigabytes, el iPhone X introduce una pantalla más brillante y eficientemente energética. Un sensor facial 3D en la parte frontal, que reconoce el rostro del usuario, desbloquea el teléfono y convierte las expresiones fáciles en emojis animados llamados animoji. La versión de 256 gigabytes cuesta 1.149 dólares (960 euros), según la web de Apple.

El nuevo iPhone podría aumentar en 6% las ganancias por acción de la firma para 2018, estimó la semana pasada el analista de Bernstein, Toni Sacconaghi. Pero esto depende de cuánto éxito alcance, además se enfrenta a rivales muchos más económicos que esperan al lanzamiento de Apple para introducir sus nuevos productos y atraer a los clientes que podrían tener dudas ante un precio tan elevado.

[td_block_11 custom_title=»» separator=»» post_ids=»15855″ limit=»1″ css=».vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}» tdc_css=»»]

Los fanáticos devotos de Apple podrían estar dispuestos a pagar por el nuevo móvil, así como los consumidores con altos recursos económicos que puedan pagar en cuotas a través de un plan mensual. Este segmento corresponde a casi 80% de los usuarios móviles en los Estados Unidos, según Bob O’Donnell, presidente de TECHnalysis Research. El problema real podría darse en China, donde “Huawei, Xiaomi, Oppo y Vivo están ofreciendo pantallas de borde a borde a 300 dólares (250 euros) o menos”.

iPhone como comprarlo

Los dispositivos más asequibles

En un intento por ofrecer alternativas a menor costo, Apple lanzó el iPhone 8 y el 8 Plus, modelos que empiezan en 699 dólares (584 euros) y 799 dólares (668 euros), respectivamente. También bajó en 50 dólares (41,78 euros) el precio del iPhone SE dejándolo en 349 dólares (291 euros). De esta manera, tiene por primera vez en su historia su gama más amplia de teléfono móviles.

Es poco probable que el alto precio de iPhone X haga que la compañía pierda clientes, especialmente cuando pueden optar por modelos más baratos, comentó Ben Evans, socio en la sociedad de capital de riesgo Andreessen Horowitz. Los dispositivos económicos son particularmente importantes para atraer a los nuevos consumidores. Mientras que uno de cada cinco usuarios de iPhone están dispuestos a pagar más de 1.000 dólares en el nuevo móvil, sólo 11% de los todos usuarios lo haría, según una encuesta reciente de Barclays.

Uno de cada cinco usuarios de iPhone están dispuestos a pagar más de 1.000 dólares

La nueva pantalla OLED es probablemente el componente más caro en el iPhone X. Pero la razón por la que las consumidores le dijeron a Apple que se cambiarían es que obtendrán una batería con mayor duración. Los viejos teléfonos con pantalla LED requerían una retroiluminación que demandaba mucha energía, pero las versiones OLED sirven como su propia fuente de iluminación, reduciendo el consumo de batería. Apple dijo que el iPhone X podrá estar encendido dos horas más que su predecesor.

Realidad aumentada

Los ejecutivos de Apple pasaron la mayor parte del evento describiendo cuán imprescindible es la realidad aumentada en el nuevo dispositivo. Su nueva pantalla, los sensores 3D y las cámaras duales están diseñados para juegos de vídeo con realidad aumentada, así como para otros usos más prácticos como la medición digital de objetos en espacios del mundo real. Meses antes del lanzamiento, Apple introdujo una herramienta llamada ARKit, que facilitó a los desarrolladores el trabajo de añadir características de realidad aumentada a sus aplicaciones.

Estas tecnologías, que nunca habían estado disponibles en dispositivos de consumo, “solidifican la plataforma en la que Apple retendrá y aumentará su base de usuarios durante la próxima década”, pronosticó Gene Munster, de Loup Ventures, en un artículo que escribió tras el evento. La compañía también está trabajando en anteojos inteligentes que podrían incluir realidad aumentada.

Apple también está trabajando en anteojos con realidad aumentada

Apple ha tardado más que Google en usar esta tecnología, el gigante de Internet lanzó en 2014 un software con esta característica llamado Tango. Pero la habilidad de Apple de impulsar a los desarrolladores a crear aplicaciones con ARKit fue una movida más que inteligente.

La realidad aumentada generará más ingresos para los creadores que vendan sus productos en la App Store. Apple, por supuesto, se quedará con una parte de estas ventas. Esto forma parte de los planes de la empresa para aumentar sus ingresos por servicios a 50.000 millones de dólares (41.785 millones de euros) para 2020.

En los próximos tres años, el mercado de la realidad aumentada podría valer 404.000 millones de dólares (337.610 millones de euros), con 286.000 millones de dólares (239.000 millones de euros) provenientes de la compra de nuevos dispositivos y el resto de la oferta de programas y servicios, estimó esta semana la entidad financiera estadounidense Morgan Stanley. En el escenario más optimista, esto elevaría en 27 las ganancias por acción de Apple para 2019.

[td_block_11 custom_title=»» separator=»» post_ids=»30421″ limit=»1″ css=».vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}» tdc_css=»»]

Retrasos en la producción

Mientras que los iPhone 8, 8 Plus, la serie del Watch y el Apple TV estarán disponibles a partir del 22 de octubre, el iPhone X no saldrá a la venta hasta el 6 de noviembre, seis semanas después de pronosticado por Loup’s Munster. “La fecha probablemente no tendrá un impacto material en el número de unidades vendidas, pero sí le dará un impulso a las ventas” de cara al primer trimestre de 2018.

Apple ha enfrentado retrasos en la producción del iPhone X. La compañía no ha podido surtir suficientes paneles OLE para las nuevas pantallas porque sólo unas pocas empresas que fabrican este componente. Los esfuerzos para incorporar un escáner de huellas digitales debajo de la pantalla táctil también provocaron retrasos, por lo que al final fueron abandonados y suplantados por el sensor de reconocimiento facial.


- Publicidad -